Mi príncipe no tan azul

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

    Williams detuvo el auto en el estacionamiento del bar y se dirigió a la entrada. El local era bastante grande con pequeñas mesas redondas por todos lados cubiertas con un lindo mantel de encaje. Estaba decorado con unas bonitas cortinas, ponían una música ambiental muy agradable y las camareras pasaban sin cesar llevando bandejas. Una de ellas, bastante hermosa le sonrió y él le devolvió la sonrisa con su mayor esmero, nunca había sabido resistirse a las chicas bonitas y su gran atractivo no lo hacían falta de candidatas. Pensaba pedirle su número más tarde, una oportunidad así no se podía dejar pasar aunque no fuera su tipo, para una noche le servía. Pero aún faltaba lo más importante, Matt, tenía que encontrarlo, el de seguro ya había llegado. Tenía razón, allá en una mesa de la esquina estaba sentado Matt, que lo había estado viendo coquetear con las camareras, él conocía, sabia de todos los vicios que tenía por eso no le daba vergüenza hacer alarde de ellos frente a él. Matt era un chico bastante apuesto, su cabello era rojo y sus ojos marrones, no era tan alto como Will pero su singular carisma lo compensaban y también era muy popular entre las chicas.
-Nunca cambiaras- fue el saludo de Matt con una sonrisa en el rostro.
-Ya sabes como soy amigo ¿me habías llamado no?
-Si hay muchas que tengo que contarte….
-Hola, soy Shely, la camera que va atenderlos esta noche- una chica muy hermosa se les había acercado sin previo aviso por detrás.
-¿Hola preciosa, como estas? Sabes, con un servicio como el que estas brindando este se va a volver mi lugar preferido para comer, ¿a qué hora sales?- Williams ya le había echado el ojo a la chica.
-Perdona a mi amigo…. Shely ¿no? No sabe lo que dice, es solo un idiota.
-Por favor díganme si van a tomar algo, tengo más mesas que atender…. Por cierto- agrego Shely ahogando una risita- salgo a las 7:30 PM.
-Muy bien, allí estaré encanto, para concederte una noche inolvidable…. Ahora por favor, podrías dejarnos solos por un momento- dijo Will sintiéndose ya el vencedor.
-Con mucho gusto…. Estaré esperando a la noche- dijo Shely en tono coqueto mientras se alejaba.
-¿Una noche inolvidable? ¿En serio?- inquirió Matt divertido, Will solo se encogió de hombros -Esa frase está muy trillada.
-Qué sabrás tu de chicas.
-Mas que tú por lo que veo.
-Eso es discutible.
-Y bien- dice Matt con un suspiro- ya podemos hablar o tengo que esperar a que aparezca alguna otra camarera con la que decidas coquetear.
-Lo siento mucho tío, ya sabes cómo es…. no puedo resistirme, y bien ¿de que querías hablarme?
-Sabes que mi mama está internada en el hospital muy grave y que mi papa está respondiendo a un proceso por desvío de dinero, a raíz de esto la empresa de mi familia está en una situación crítica, de la yo no puedo sacarla. Cada vez hay menos accionistas y….
-Matt, sabes que me gustan las cosas directas, ve al grano.
-Muy bien, Williams, necesito un préstamo- dijo Matt bajando la mirada.
-¿Que necesitas un préstamo? Más o menos de cuánto dinero estamos hablando.
-De unos 20 000 dólares.
-Wau, eso sí que es mucho dinero….- dijo Will con un silbido.
-No tienes que hacerlo si no quieres, pero por favor piénsalo es muy importante para mí.
-Nunca dije que no fuera a ayudarte, pero, sabes que yo no tengo tanto dinero, aunque mi padre si, pudiera conseguirte un préstamo a cambio de algo….
-¿A cambio de algo? Will, creía que éramos amigos.
-Y lo somos, pero solo te ayudare si haces algo por mí.
-Dime que es, te daré cualquier cosa que quieras.
-¿Tan desesperado estas?- Matt asintió y Will aprovechó esta oportunidad para exponer su idea- Solo te ayudare si accedes a venir a un viaje conmigo.
-¿Un viaje? ¿Qué tipo de viaje?
-Veras estaba pensando que podríamos tomarnos unas largas vacaciones en un pueblito tranquilo de Virginia.
-¿Era solo eso?
-Sí, ¿por qué? ¿Esperabas algo más?
-No….digo si…. por un momento me asustaste, pero si es así entonces acepto…. este, ¿tienes alguno en mente?
-Algo así, hay uno llamado Angry Fell’s, que me he enterado que tienen una mansión preciosa donde podemos quedarnos.
-¿De dónde has sacado la información?- dijo Matt sospechando un poco.
-Lo leí en el periódico.
-¿Tú? ¿Un periódico? Es coña ¿no? -le soltó Matt incrédulo.
-Jajaja muy gracioso, el asunto fue que estaba buscando una casa y me hice con un periódico de la zona en cuestión para haber si había algo.
-Sigo sin creérmelo.
-¿El qué? ¿Que haya abierto un periódico? -le dijo Will con cara de pocos amigos.
-No, el que sepas leer -se burló Matt y Williams lo fulminó con la mirada, pero decidió ignorarlo.
-Bueno el caso es que esa casa de la que te hable….
-¿La mansión?....
-Si. Allí vive un señor llamado Maxwell McCall, pero como su esposa Eva murió recientemente esa casa le trae muchos recuerdos y va a mudarse bla bla bla, el caso es que la a casa me gustó mucho y la he comprado, te encantara. 
-Es muy interesante.
-¿Te interesa?
-Te dije que para salvar a mi empresa haría cualquier cosa, además unas vacaciones no me vendrían nada mal, cuenta conmigo- dijo Matt con voz decidida pero algo triste.
-Matt ¿hay algo que te moleste?
-Solamente esto me resulta un poco extraño, dime de todos los lugares a los que podríamos ir ¿Por qué escoger Virginia?
-Porque es uno de los pocos lugares en los que aún no hemos estado, además mi papa nunca sospecharía nada.
-¿Entonces dices que este viaje es un secreto y que tu papa no lo sabe?
-Exactamente, mira amigo necesito distraerme y estar tranquilo ¿puedo contar contigo para que nadie se entere?
-Sabes que si, ¿pero qué harás cuando tu padre se entere de que has salido de Inglaterra?
-Ya pensare en algo cuando llegue el momento ¿está bien?
-Si, como quieras.
-Entonces tenemos un trato- Will estaba muy satisfecho.
-Si- y ambos se dieron la mano.
-Entonces Will, cuando partimos.
-Lo antes posible, más tarde veremos los detalles, ahora tengo una cita.
-Por fin con cuál de las chicas vas a salir.
-Con Sheila.
-¿No era Shely?
-Claro Shely, lo siento lo olvide, gracias tío.
-No tienes remedio, diviértete.
-Tranquilo, me divertiré mucho y luego le inventare algo, como que tengo SIDA o algo por el estilo y así no querrá volver a verme.
-Will ten cuidado, no deberías jugar así con los sentimientos de la gente, no está bien, pensaba que decías eso de que te gustaba en serio- dijo Matt en tono desaprobatorio.
-Yo nunca dije tal cosa. Tú bien sabes que solo me gustan las chicas para divertirme un rato, eso es todo.
-Como quieras.
-Adiós, nos vemos más tarde.
-¡Espera Will! 
-¿Que pasa ahora Matt?
-Nunca has pensado en estar enamorado.
-¿Enamorado?- Will miro a Matt con gesto sorprendido.
-Si enamorado, ¿nunca te has enamorado? Lo digo porque eres muy popular y siempre sales con muchas chicas y….
-¿De qué hablas? ¿Estás loco? ¿Amor? Eso es solo para tontos, es cierto que salgo con muchas chicas pero es solo por una noche, creo que así es mejor, el amor nos hace débiles ¿además que tendría de divertido estar con solo una chica? No te reconozco Matt.
-¿De verdad piensas así?
-Si. Ahora dime a que vienen estas preguntas tan inusuales- Will se estaba poniendo un poco nervioso.
-Nada importante, ve tranquilo a tu cita.
-¿Seguro?
-Si.
-Bien entonces nos vemos luego.
    Will se levantó de la mesa y fue hasta la barra donde esperaría a Shely para su “cita” y se quedó allí hasta ver como Matt recogía sus cosas y se iba. Ya estaba oscureciendo, no se había dado cuenta de lo tarde que era. De la puerta del fondo sale Shely ya arreglada para su cita, sin saber las verdaderas intenciones de Will.



Mary

#570 en Joven Adulto
#1828 en Novela romántica

En el texto hay: romance, comedia, amorodio

Editado: 24.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar