Mi querida alumna.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9

 

Narración de Lily:

 

—Lily puedes ver quien es por la ventana antes de abrir—Dijo mi tía desde la cocina.

—Ok—Dije levantándome de las silla para acercarme a la  ventana, al correr la cortina me sorprendí al ver quien era, él estaba tocando la puerta.

—Que sucede querida, porque no abriste la puerta todavía—Dijo acercándose a la puerta para abrirla

—No la abras—Dije corriendo hasta que me puse frente a la puerta para que no la abriera.

—Lily déjame abrirla puede ser tu hermano—Dijo tratando de apartarme

—Si yo fuera tu no abriría esa puerta.

—Y porque—Dijo mirándome sin comprender lo que me pasaba.

—El que está afuera no es Aaron sino es el profesor Wells.

—oh ya te entiendo, quieres que le diga que pase para que hable contigo.

—No quiero hablar con él, dile que me fui a la casa de una amiga y que regresare más tarde.

—Segura jovencita

—Si estoy segura tía—Dije mirándola mientras le hacía un puchero.

—Bueno ve a esconderte a la cocina si Lily.

—Ok—Dije corriendo a la cocina.

 

Narración de Borja:

 

Estuve un rato hasta que una señora me abrió la puerta.

—Sí que es lo que busca.

—Soy el amigo de su sobrino y el me pidió que le trajera el bolso de Lily—Dije extendiéndole el bolso.

—Muchas gracias por traerle su bolso ¿Cuál es su nombre?

—Me llamo Borja Wells un placer conocerla ¿Señora?

—No soy señora sino señorita Amelia Evans.

—Puedo hablar con su sobrina un momento.

—Por desgracia ella no se encuentra, porque se fue a la casa de una amiga.

—Y no sabe cuándo regresara.

— Me dijo que regresaría por la tarde.

—Bueno dígale que la esperare aquí afuera sentado un esta banca si.

— ¿No quiere pasar?

—No dígale que cuando "regrese hablare con ella" si no es tanta molestia— Dije entre comillas, porque sabía que ella se encontraba aquí porque pude escuchar se voz tras la puerta.

—Eh bueno como usted quiera—Dijo cerrando la puerta.

 

Narración de Lily:

 

—Y que te dijo.

—Él me dijo que te dijera que él te esperara hay afuera sentado todo el día si es necesario hasta que tu regreses entre comillas parece que se dio cuenta que estas aquí.

—Qué hombre más testarudo—Dije apoyándome en la barra—Ahora que hare maldita sea.

—Que te dije de maldecir jovencita.

—Ya lo sé. 

—Cambiando de tema, porque no me dijiste que es todo un dios griego, hija.

—Tranquilízate tía—Dije mirando para otro lado sonrojada.

 

(...)

 

—Que ya se fue —Dije preguntándole a mi tía

—No sigue todavía hay afuera—Dijo mirando por la ventana—Sí que le importas a ese hombre, querida y ya pasaron como 2 horas que se quedó hay sentado.

—No sé qué le diré todavía—Dije encerándome en la habitación de invitados.

Que carajos le diré, no puedo enfrentarlo dije acostándome en la cama.

No sé en qué momento me quede dormida cuando desperté vi la hora en mi teléfono y eran como las 19:00 pm, de repente escuche unas voces que provenían de abajo, cuando baje por la escalera me encontré con Borja sentado en la sala charlando con mi tía.

—Veo que ya saliste de tu escondite niña de ojos azules—Dijo mirándome con una sonrisa de oreja a oreja.

—Yo me iré a comprar unas cosas que necesito al súper mercado—Dijo mi tía yéndose.

—No te vayas, no me dejes sola con él.

Y se fue sin contestarme.

—Al fin estamos solos, querías decirme porque te fuiste sin decirme nada a mí y a tu hermano mi pequeña—Dijo sentado en el sofá—Me tuviste toda la tarde afuera, hace poco tu tía se compadeció de mi porque parecía un pobre diablo durmiendo en una banca afuera.

—Y quien te dijo que te quedaras toda una tarde afuera idiota—Dije mirándolo con enojo.

—Por ti pase toda la tarde esperándote como un maldito idiota enamorado.

— ¿Que dijiste?

—Que estoy enamorado de ti pequeña y quiero que estemos juntos—Cuando dijo eso me miro a mis ojos pero esto era imposible que sucediera.

—No podemos estar juntos, porque tú eres mi Profesor y yo tu alumna.

Él se me quedo viéndome en silencio sin decir ninguna palabra.

—Si alguien de la escuela se entera, tú puedes perder tu trabajo y yo seré expulsada.

—Eso nunca sucederá —Dijo levantándose 

—Pero si sucede —Lentamente se acercó a mí, me tomo de mi cintura y luego me dijo al oído casi en un susurro.



Wolf2000016

#175 en Novela romántica
#47 en Otros
#2 en No ficción

En el texto hay: prohibido, romance, profesoralumna

Editado: 05.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar