Mi Secretario

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 1

-No puedes tener el mando de la empresa, eso es algo que solo los hombres hacemos y tu no eres hombre, eres solo una niñita caprichosa- decia mi tio mientras que mi padre decia quien se quedaria con la editorial de la familia, la cual mi padre saco adelante cuando estaba casi en quiebra por lo que por derecho me corresponde a mi y los abuelos estan de acuerdo con que yo sea quien la tenga.

-Todos estuvieron de acuerdo, tio, asi como todos estuvimos de acuerdo con que si tu hijo se hace cargo de la editorial la llevaria a la quiebra, no por ser mujer y ser rubia quiere decir que sea menos inteligente y capaz de hacer lo mismo que los hombres, este es el siglo veintiuno, asi que por favor, ya superalo- le dije dandole en su maldito orgullo, no tengo nada en contra de mi primo pero el mismo dijo que no queria tener un negocio bajo su manto por lo que yo seria la encargada- La editorial Walter's World Group tendra a una mujer como encargada pesele a quien le pese.

Todos quedaron callados ante mis palabras, soy una de esas mujeres a las que se les respeta porque si, no me gusta que me falten al respeto es por ello que yo respeto a todos los que me rodean. Mis padres me educaron para ser una mujer de bien a la que se respeta al igual que a mis hermanos, hemos sido criados bajo una familia sana y unida, no digo que mis padres no hayan tenido problemas de parejas, porque no es cierto, como matrimonio han tenido que soportar mucho el uno del otro, pero mi padre nunca le fue infiel a mi madre ni ella a el, son demasiado buenos como para hacerse algo asi, pero aun con todo eso ellos han estado peleados hasta el punto de que uno de los dos se va de la casa hasta que las cosas se enfrien, ellos nos criaron de esa manera a mis hermanos y a mi, nos enseñaron de que tenemos que estar encerrados ´por unas horas en nuestros cuartos hasta que todo problema pase y es exactamente lo que hago ahora que soy la nueva presidenta.

 

Llegue a la empresa y me encamine hasta mi oficina... la cual tengo desde hace un mes sin que los demas se dieran cuenta de que mi padre me la entrego, JA, si mi tio pensaba que yo me quedaria de brazos cruzados al ver como el arruinaba el negocio de la familia estaba muy equivocado, mi padre y mi abuelo me prometieron que yo estaria al mando cuando fuera el tiempo, cuando ellos pensaran que ya estaban lista, siempre he creido que he estado lista aun cuando no era asi, por eso me preparaba cada dia de mi vida, iba con mi padre a algunas juntas de negocios, trataba con algunos de los editores, fui editora de varios de ellos asi que tengo la experiencia suficiente como para decir que yo soy capaz de manejar esta editorial al igual que mi padre y mi abuelo quienes me daban consejos de como tratar con otras empresas y con los escritores mas los empleados de la empresa quienes me conocen muy bien.

-Señorita Walter, han dejado mas aplicaciones de trabajo, un joven en especifico dejo toda su informacion- dijo Corine, la ex secretaria de mi padre y mi ahora secretaria... la cual se esta por retirar por lo que necesito una secretaria con urgencia.

-Esta bien, Corine, traeme las solicitudes y la informacion de aquel muchacho, quiero encontrar una secretaria que este a la altura y no venga solo para coquetear con los hombres de la empresa- dije algo fastidiada por algunas de las chica.

Corine fue hasta su escritorio y para luego ir detras de mi hasta mi oficina y dejas alli las salicitudes de las personas que vinieron a buscar trabajo, estamos contratando mas personal, pero no como algunos de las personas que vienen por el empleo quieren, algunos buscan ser gerentes, otros buscan trabajar en el ambito bancario de la empresa y otros buscan ser editores, que es donde mas vacantes disponibles tenemos, necesitamos jovenes con ideas nuevas pero sobre todo que les apasione el mundo literario, no se pueden contratar personas que no sean amantes de los buenos libros, yo no puedo trabajar con personas que no tienen idea de lo que es el arte de la escritura, que no sabe lo que es un mundo lleno de aventuras, necesito personas que sepan que es vivir mas de mil vidas en una sola, que sus imaginaciones vuelen lejos del planeta.

El dia se me paso rapido entre juntas, comidas con autores, arreglando fechas para las publicaciones de un libro, se me paso rapido con todo eso que no me di cuenta que era tiempo de regresar a casa, el tiempo se va volando cuando estas entretenida haciendo lo que mas amas, aunque aveces casa. Recoji mis cosas para retirarme, pero cuando ya estaba a punto de salir una carpeta que callo al suelo llamo mi atencion asi que la tome entre mis manos y la ojee un poco, no la lei, solo la mire y desidi llevarla a casa conmigo y asi poder leerla cuando ya este en mi cuarto bien comoda.

 

Al llegar a casa lo primero que hice fue correr hacia el baño y hacer mis necesidades humanas para luego bajar a cenar con mi familia. Cena que transcurrio tranquila y con platicas sobre lo marabillosa que es la fama de mi hermano, Carlo, esta siendo bien reconcido a nivel mundial con uno de sus libros, el que mas ha llamado la atencion a nivel mundial, yo estoy orgullosa de el porque tiene lo que siempre ha querido, un maravilloso libro que me trae agradables recuerdos de la infancia, cuando tenia un pequeño flechazo por una de mis amigas... la cual se tuvo que ir lejos y no la pudo volver a ver, ese ha sido uno de los acontesimientos mas tristes y dificiles para el, aunque me dijera que estaba bien yo no le creia porque sabia que no era asi... conforme a mi amiga, ella y yo no pudimos mantener el contacto a causa de un accidente en la que se quemaron muchas de sus cosas y sabia que si ella no me buscaba sus razones tendria.

 

La hora de irse a la cama habia llegado lo que para mi significaba prepararme mentalmente para otro dia mas, iba a ser sabado, pero ese dia tenia una Gala de beneficenia a la que no podia faltar por nada del mundo, mi madre era quien realizaba dicha Gala, asi que tendria que prepararme, tendria que relajarme y dormir mis ocho horas diarias, las cuales aveces se iban a cinco horas por todo el trabajo que siempre adelantaba para los lunes y asi no tener trabajar los fines de semanas que tenia libre, porque si, algunos de mis fines de semanas eran bastantes ocupados, si no era posando para mi hermano mayor, Sebastian, quien aveces me toma como a una mas de sus modelos para fotografias normales, que era para ayudar a mi hermano Carlo con lo de sus libros, ese chico no se cansa nunca de escribir historias marabillosas, ojala yo tener la inspiracion que el tiene para escribir, pero no es asi.



Lizzy Rosario

Editado: 10.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar