Mi segundo nombre es desastre: Escenas extras

Tamaño de fuente: - +

Extra 3: Muy lejos.

Varias cosas han pasado durante estos días, luego de una pequeña guerra de bromas —donde debo admitir que Andie me gano por completo pues lo del pescado fue realmente brillante— tuvimos que compartir oficina por unos días así que pude conocer más de ella. Gracias a esos días juntos descubrí que Andie es una grandiosa persona y si al principio estaba un poco atraído por ella, ahora puedo decir que me encuentro completamente fascinado por ella.

Pero claro, justo cuando me doy cuenta de que me gusta y decido invitarla a salir resulta que ya es muy tarde y ella tiene una cita con otro hombre. Así que aquí estoy, siendo completamente masoquista al venir a su apartamento para verla salir con otro que no soy yo.

— ¿Qué haces aquí? —pregunta Henry mientras abre la puerta del departamento.

—No puedo venir a pasar el rato con mi hermano y su novio —respondo con inocencia.

—Claro que puedes, solo que el que vengas justo hoy es algo extraño —dice Henry.

— ¿Por qué es extraño? —pregunto con extrañeza.

—Porque hoy Andie tiene una cita —responde Henry.

— ¿Y eso qué?

—Que no quiero que le arruines la noche.

—Eso no va a pasar, tranquilo —le aseguro aunque no estoy muy seguro de poder cumplir.

—Está bien —dice apartándose de la puerta y dejándome pasar.

Entro al departamento y me dirijo a la sala a saludar a mi hermano, una vez que me siento en uno de los sofás comenzamos a hablar por unos minutos hasta que escuchamos que la puerta del cuarto de Andie se abre.

Nos quedamos en silencio mientras Andie sale de su cuarto y una vez que llega a la sala y obtengo un vistazo de ella me quedo prácticamente paralizado pues se ve realmente hermosa. Le sonríe a Henry y a Sebastian, pero al momento de verme su sonrisa se transforma en una mueca extraña.

—Wow Andie, te ves increíble —dice mi hermano mirándola.

—Tomas dice la verdad cariño, te ves maravillosa —añade Henry con una sonrisa mientras yo me quedo mirándola fijamente pues aún me encuentro paralizado.

—Gracias —responde Andie mientras se ruboriza.

— ¿A dónde va a llevarte? —pregunta Henry.

—Pues no lo sé —responde ligeramente nerviosa.

—Está bien, entonces espero que te diviertas y por favor mándame un mensaje cuando sepas a donde va a llevarte para saber que estas bien —dice Henry con seriedad cosa que agradezco pues no conocemos a quien será su cita y eso puede ser peligroso.

—No te preocupes —replica riendo—, apenas sepa a donde voy te enviare un mensaje.

Henry, Tomas y Andie comienzan a hablar mientras yo permanezco en silencio y me dedico a observar a Andie. Luego de varios minutos, Andie recibe un mensaje en su teléfono por lo que se despide y se dirige a su cita.

— ¿Y ahora qué hacemos? —pregunto una vez que Andie se ha ido.

— ¿Quieres jugar un poco? —pregunta Henry.

—Está bien, pediré una pizza —respondo para luego tomar mi teléfono y marcarle a una pizzería que me encanta.

—Yo iré a hacer palomitas de maíz —dice Tomas para luego dirigirse a la cocina.

Una vez que las palomitas están listas y la pizza ha llegado, nos sentamos en el sofá y comenzamos jugar Call of Duty en el Xbox de Henry —descubrí que el gusto por los videojuegos es uno de los que comparto con mi mellizo y su novio—. Después de aproximadamente 15 minutos, Andie le envía un mensaje a Henry para decirle donde esta y que está bien así que me siento más tranquilo al saber que no está en peligro.

—Dime Sebastian ¿Qué es lo que está pasando contigo y Andie? —pregunta Henry luego de unos minutos de juego.

—No está pasando nada —respondo concentrado en el juego.

—Estamos frente al típico caso del niño de primaria que molesta a la niña que le gusta para que esta le preste atención —dice mi hermano seriamente.

—Eso no es así —replico rápidamente.

—Si es así y lo sabes. Deberías admitir de una vez que te gusta Andie pero no sabes que hacer al respecto.

—No me gusta Andie —exclamo ligeramente ruborizado.

—Claro —contesta mi hermano sarcásticamente.

Continuamos jugando por un rato mientras mi hermano y Henry se dedican a molestarme respecto a mis supuestos sentimientos por Andie. Siendo honesto, aunque Andie me parece una persona verdaderamente increíble no creo que por el momento desarrolle sentimientos hacia ella pues recién estoy saliendo de una relación donde incluso iba a casarme.

Luego de aproximadamente una hora y media, Henry recibe un mensaje de Andie donde le informa que ya está en camino al departamento así que excusándome con los chicos salgo del departamento y bajo a esperar a Andie en la entrada del edificio para asegurarme que está bien. Mientras me siento en los escalones de la entrada no puedo evitar preguntarme por qué al parecer no puedo dejar tranquila a Andie ¿será que Tomas tiene razón y está es la manera en la que le estoy demostrando mis sentimientos? Porque si es así debo admitir que me estoy convirtiendo en un completo tonto.



Liz Tovar

#879 en Novela romántica
#324 en Otros
#102 en Humor

En el texto hay: romance, romance de oficina, romance en el trabajo

Editado: 06.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar