¡mi Vida!

Tamaño de fuente: - +

12

Narra Axel...

Estoy en mi computador, ya tengo los datos de la hermana de Derek, me levanto y voy a llevárselo al jefe, cuando puerta de su oficina se abre y de ella sale Juliette que empieza a correr, choca conmigo y no le importa, sigue corriendo y choca con varios compañero más sin siquiera molestarse.. mi jefe viene detrás de ella, pero al ser mayo se le dificulta  alcanzarla. 

-alcanzala Axel, esta triste, esa joven esta sufriendo- dice mi jefe y yo asiento entregándole el papel con los datos que me pidió, y salgo corriendo detrás de ella.

Veo como cruza la calle sin siquiera fijarse a los lados, una uno frena rápidamente haciendo que la marca de los neumáticos queden impresa en el pavimento, mi corazón bombea fuertemente, el auto casi atropella a Juliette y ella parece no importarle, ya que sigue su camino a la carrera mientras el hombre le grita que está loca y un montón de cosas más..

El hombre del auto sigue su camino y tras el los autos que se formaron en una cola.. tengo que esperar varios segundos hasta que la calle esta despejada para cruzar y entrar también en el parque. No se a que parte del parque habrá ido, pero empiezo a buscarla, se que esta aquí y no descansare hasta encontrarla.

Llego a un camino que se encuentra un poco apartado, y divisó a lo lejos a juliette se encuentra bajo la sombra de un árbol, esta sentada abrazada a sus piernas, tiene su cabeza agachada oculta entre las rodillas, supongo estará llorando. Avanzó poco a poco hasta ella, escucho sus sollozos, mi alma se parte, ella es especial para mi, desde que la conocí en este mismo parque, quiero conocerla, protegerla, nunca me había sentido así con alguien y me gusta pero me asusta, ella es tan joven, pero se nota que su vida no ha sido fácil, y verla así, tan frágil, tan triste, hace que mi corazón se contraiga...

Colocó una mano sobre su hombro, y ella por un momento se tensa, y se pone rígida cambiando su postura, levanta la mirada y me lamento por lo que está pasando, sus ojos están hinchados y rojos, al igual que su nariz. Al percatarse que soy yo, vuelve a bajar su rostro y mira al césped..

Me siento a su lado con las piernas extendidas y espero paciente a que el decida hablar, ella vuelve a levantar su mirada hacia mi, llena sus pulmones de aire y la veo abrir y cerrar la boca pero no pronuncia nada..

-por que? Por que Derek me dejo? Dime por que axel... - dice en un susurro..

-el, no te dejo Juliette, lo obligaron a que te dejará.. le respondo. - no creo que alguien que te conozca quiera alejarse de ti.. yo no lo quiero, yo no lo haría.. le digo y trato de sonreír aunque me es imposible, su dolor se a convertido en mi dolor..

Ella no dice nada... vuelve a ocultar su cara entre las rodillas y se  vuelven a escuchar su sollozos.. ya no soporto verla así, abro mis brazos y la arraigo hasta mi pecho, quiero que sepa que cuenta conmigo, que yo estaré aquí para ella cuando quiera y cuando me necesite..

Narra Juliette..

Estoy entre los brazos de Axel, mi cuerpo se  siente seguro y protegido,  pero mi alma esta destrozada, pienso en lo que el dice, y se que miente, todo el que me conoce se aleja, mi padre me dejo, Derek me dejo, y mi madre aunque su cuerpo está presente, su esencia, ese mujer que me amo y que fue una excelente madre no está.. así que quien me asegura que Axel se quedará, se que son solo palabras vacías la que el me dice, para el solo seré un caso más que cumplir, así que no me puedo aferrar a el.

Lloro en su pecho, al sentirme te vacía y sola.. a veces quisiera terminar con mi vida y acabar con tanto dolor, se que a nadie le aria falta, pero.. ¿Que sería de mi madre? Y ¿Si muero también lo haría mi hijo y de Derek? Es lo único que queda de el.. al menos algo bueno queda de el.. pero ¿Seré yo lo suficientemente buena para tenerlo a ese niño? Claro que no, no soy nadie, no soy buena para mi hijo, ni para nadie más, mi destino no es ser feliz, mi destino es ser el banco de Richard.. lloro con más fuerza, mi garganta arde, mis párpados duelen y están hinchado al igual que pesados..

-te llevaré a tu casa..- dice Axel después de unos minutos donde he logrado calmarme..

-no...no quiero ir a mi casa- digo con voz amortiguada por aún estar entre sus brazos.. no quiero ir y enfrentarme a mi madre y a Richard, el ya debe saber que la policía me llevo y aunque no sabe los motivo, apenas me vea llegar empezará a preguntar y no estoy de ánimos para responder a sus idioteces..

-tienes que descansar y comer, estas muy delgada.. me dice al ver mi negativa, pero si el supiera que lo menos aún voy a hacer es descansar o comer allí nunca puedo hacer ninguna de las dos cosas..

Dormir ahora es imposible ahora que Richard quiere agregar mi cuerpo al pago por la vida de mi madre, y comer? Ja! eso es más que imposible nunca hay comida para mi..

-quiero ir a cualquier lado, menos allí.. respondí y me separó de el para verlo a la cara.. -por favor!!! Digo con súplica..

-te llevaré a mi casa, allí nadie te molestará.. - dice y se levanta conmigo en brazos, me aferró a su cuello y le agradezco, no creo tener la fuerzas suficientes para caminar..

Salimos del parque y aun conmigo en brazos camina hasta un auto aparcado frente al comando, me deposita con suma delicadeza como si de una flor se tratase en el asiento del copiloto, abrocha mi cinturón y antes de retirarse y cerrar la puerta me da un beso en la frente..



yesce

#13350 en Novela romántica
#2166 en Chick lit

En el texto hay: amor, violencia, bebes

Editado: 07.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar