¡mi Vida!

Tamaño de fuente: - +

35

Tres días, tres malditos días donde no he sabido nada de juliette, se marcho y no pensó en mi, pero debo de entenderla, después de como la trato mi hermana es entendible, después de asegurarle a Anna que sabía mentía, y después de amenazarla no le quedó de otra que contarme la verdad.. ahora el problema es ¿Donde buscar a juliette?

Ayer me dieron de alta, bueno en realidad no me me la dieron, simplemente no pude permanecer un minuto más allí, sin sabes nada de ella, sin saber si esta bien, sin saber si piensa en mi.. oh, no necesito buscarla, hablar con ella y después ella decidirá si se queda a mi lado o huye..

Llego a la oficina, necesito distraerme en algo.. no puedo seguir mi casa caminado de un lado a otro.. y pensando en ella..

-Axel hijo.. que haces aquí? - dice Helton cuando me ve..

-necesito distraerme.. - digo con mi mal humor que me caracteriza desde hace tres días..

-pero aún estás de reposo.. por Dios... te dispararon..

-me importa una mierda.. no puedo estar encerrado entre esas cuatro paredes... -digo y me siento de mala gana en mi silla detrás del escritorio..

-aun no sabes de ella? - pregunta y no hace falta que diga nombre, ambos sabemos muy bien a quien se refiere..

-no.. - respondo cortante..

El niega con la cabeza y sale de la oficina dejándome solo con mi mal humor y frustración..

Dos días más, y creo que me voy a volver loco, no se nada de ella, y lo pero fue que encontré una nota en mi casa del día lunes cuando fue a trabajar dejándola en casa creyendo que estaba segura..

Axel, estoy sintiendo cosas por ti. Pero no puedo estar contigo hasta que esté libre completamente, perdón por abandonarte. Y perdón por lo que voy ha hacer, no se si vuelva de casa de mi madre, no se si Richard me encontré, pero no puedo dejar de buscar prueba y saber por qué murió mi padre..

Cuidate.. te quiere juliette..

Eso decía ese papel.. ese papel que escribió ese día antes de ir donde su mamá, antes de que se desatará el caos, donde murió su madre. En ese papel donde decía que sentía algo por mi ¿Entonces por que mierda se fue?

Aun con la mente hecha un desastre, con un dolor de cabeza horrible vuelvo al trabajo.. tengo todo estos días sin dormir, ni comer bien ¿Pero como hacerlo si no se nada de ella?

-no te vez bien hijo.. -.afirma mi jefe y veo como varios de los oficiales que se encuentran allí cuando entro al comando afirma con la cabeza.. se que mi aspecto no es el mejor, estoy ojeroso, tengo una arma de todos estos días sin afeitar y he bajado de peso.. pero me da igual, quiero a juliette en mi vida..

-créeme, me siento peor de como me veo..- le digo y paso de largo hasta mi oficina, donde mi jefe me sigue..

-aun nada? - pregunta y yo niego con la cabeza

-crees que si supiera algo de ella, estaría así? - digo mientras me señaló..

-si al menos hubiese una forma e rastrearla.. - dije mi jefe en un susurro que yo escucho perfectamente.. y en eso momento quiero golpear mi cabeza con la mesa hasta quedar inconsciente ¿Como no se me ocurrió antes? Si existe alguien capaz de encontrarla soy yo..

Me olvido de que mi jefe esta allí. Y empiezo a teclear como loco en la computadora.. colocó el nombre de juliette y aparecen sus datos nuevamente, pero ahora aparece un acta, con lo sucedido a su madre hace poco... y abro mis ojos hasta más más poder cuando veo que parece activa un cuenta de un banco, eso no estaba allí antes..

Inmediatamente empiezo a hacer un rastreo de ese número de cuenta y me doy cuenta que ha sido usado recientemente.. en una pensión..

Me levanto como un resorte de la silla y salgo de la oficina..

-espera Axel, ¿Donde vas? Pregunta Helton deteniéndome por un hombro..

-voy a buscarla, ya se donde esta.. - digo y corro por las calle hasta tomar un taxi. ¿Pero y ahora que hago? Pienso, después de meditarlo.. le doy una dirección al taxista, una donde no pensé volver a ir, y mucho menos hablar con esa persona.. pero por juliette soy capaz de cualquier cosa.. 

-axel? - dice mi padre cuando me ve entrando a su oficina en el despacho de abogados más importante del país, donde mi padre es el jefe.. lo que quiere decir que si, somos gente de dinero, bueno mi padre por e yo desde huí de su lado, no quiero saber nada de el, hasta hoy..

-si, padre.. necesito tu ayuda.. - le digo rápidamente no quiero entrar en conflicto nuevamente.

-la que quieras, pero primero hablaremos.. -

-no tengo tiempo papá.- Le contesto no se por que pensé que con el todo posada ser mas fácil cuando nunca ha sido así.

-cualquier cosa, puede esperar.. dice

-esto no padre.. - digo, pero se que si puede lo que pasa es que yo no soy el que no quiere esperar.

-Axel. Lamento lo que pasó yo no quise que te alejará, eres mi hijo, por Dios jamás te hubiese querido lejos... se que me comporte como un bruto, que no debí imponerse y obligarte a querer seguir mis pasos.. y que debí comportarme como tu padre que soy y apoyarte, es por eso que te pido perdón y te apoyaré en lo que tu quieras, siempre y cuando me dejes estar a tu lado...

-no debiste imponerte, tu sabias muy bien que nunca me gusto la abogacía. ¿Acaso no te has suficiente con Anna?



yesce

#2203 en Novela romántica
#495 en Chick lit

En el texto hay: amor, violencia, bebes

Editado: 07.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar