Mi vida entre asesinos 3: Rebecca Brown

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Veía como Erick le hablaba a Bonie.
Sentía celos de eso estaba segura, Bonie era mi única y fiel amiga.
«¿Que estaba pasando?»
La verdad no tenia la certeza de que ocurría.
Todo paso muy rápido.
Y fue cuando empecé a sentirme cansada,  y no por haber hecho algo excesivo.
—Allan...—jamas le hable a Allan. Pero me tomé la simpleza de que él se asegurará  de que "cuidara de cada uno", por si no fuera que hago como Eso pasara. Y con eso me refería a que Bonie y Erick se terminarán besando.
—¿Ok...?
Me miro extraño, hasta para él le parecía raro que yo le hablará.
—Lo sé, solo hazme ese pequeño favor.
No eran muchos, ni me importaba. De hecho, el sueño me ganaba. Y yo ya no quería verlos.

Cuando llegue arriba , en el segundo piso. Me desplome en la cama. Abrace una almohada, allí permanecí en silencio, hasta que unas lágrimas se iban escapando de mis ojos.
«Demonios...¿por que me lo tomo tan en serio?. Bonie jamás me traicionaría... »
Mire la fotografía que tenía sobre el escritorio de mi cuarto.
«¿...y si lo hace...?»
Caí con la idea de que quizás sea una locura.
Pero de eso de las 18:30 , iba delirando en un sueño del que me encontraba con Erick. Tomados de la mano.
Estaba tan feliz hasta que de pronto, mi vestido se mancho de negro.
Erick me miro con asco, apartó su mirada de mi y se alejó.
—¡Erick, espérame! —corrí tras él, ¿que caso tenía?. Ya me había ganado el paso. Hasta desaparecer de  mi vista, y como si fuera un  trueno —así de imprevisto —debajo de mis pies un líquido espeso y negro empezó apoderarse de mi cuerpo. Me ahogue en pocos minutos.
No podía respirar, nadie estaba allí. Mi mano logro salir de la superficie para llegar a agarrar algo.
Pero como si fuera algo inútil sólo quede allí, intentando con todas mis fuerzas.
Sin embargo, una mano me jaló .
La espesa agua  o de lo que fuera a traerse me impidió ver con claridad lo que tenía enfrente mio.
Pero esa persona no tardo en sacarme de allí.
Más luego recibí unas palabras.
—Tira la pierda...Valery...
Esa voz era tan parecida a la mía,  de inmediato me eche hacia atrás.
Mi pesadilla se torno peor cuando note que aquella persona me miraba desde un punto. En especial cuando era yo quién se encontraba en el techo.
—Valery...—dijo en tono cantado—Tira la piedra Valery...
Abrí los ojos, y fue allí donde al fin me di cuenta .
Era una mujer sin ojos, una sonrisa retorcida y un vestido negro y transparente.
—Valery...—se levanto—¡TE VAS A MORIR!
Su grito me dejo aturdida, y me lleno de miedo siendo que aquella mujer se acercó hasta tenerme cerca suyo.

 

 



Tamara. A

#626 en Thriller
#252 en Suspenso
#161 en Terror

En el texto hay: mividaentreasesinos, terror, policial

Editado: 25.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar