Mi vida entre asesinos

Tamaño de fuente: - +

Segunda parte "Despidiendo mi vida pasada"

Capitulo 10

 

 

Comencé a imaginarme de muchas formas en como torturar a mi pequeño hermano. Lo que él ni sabía es que estaba tan cerca suyo....je je....muy cerca. Estaba en el antepenúltimo vagón, donde tenía la vista perfecta.... Note que descuido a su pequeña amiga....Carol...tu serás la carnada para este festín.... En otra ocasión supe que Erick se negaría ante la verdad, pero lo que tampoco sabe es que si, sólo estuviese al borde de la pendiente...su cordura se irá al igual que me paso a mi. Cristopher Campbell...mi nombre fue elegido por mi Padre, el asesino con tantas víctimas al igual que yo he tenido en mis manos. Ahora te mostrare...que los asesinos también te pueden enseñar a vivir....Erick Anderon.... 

Carol cabeceaba en la ventanilla, en su cabeza rondaba sólo una cosa. 
«¿Por qué no me ama? ¿Acaso soy tan fea? ....debe estar pensado en matarme...aunque si lo hiciera me dejaría llevar....y todo por que lo amo. ¿Por qué le doy tanto asco? ¿Acaso prefierio a Brenda? ¿Yo estoy entorpeciendo su camino? ....soy una molestia...dime Erick ¿Lo soy?» 
Carol empezó a llorar nuevamente. Sus anteriores lágrimas ya habían empapado su remera de color violeta. Mordió su labio inferior hasta tal punto de sangrar. 
—Erick..—suspiro Carol.
—Erick, Erick, Erick. No sabe respetar a una mujer ¿No?— dijo otra voz. 
Carol se dio vuelta del susto ,pero recibió un golpe por detrás de su cabeza. Cayó desmayada al suelo. 
—Agradece que haya matado a todos del vagón. Para darnos más privacidad...—dijo al recoger el cuerpo de Carol— Y ahora...te encontré hermano. 
Estaba muy aburrido y casado. Tome otro camino al vagón del que yo estaba. Pero al regresar, note algo extraño, había tanto silencio que me incómodo. 
—¿En donde están todos? 
Camine hasta donde se encontraba Carol, pero hasta ella no estaba. 
—¿Qué mierda? —mire  ambos lados del vagón. Tuve que decidirme e irme al final de todo. Mire por todas partes, hasta que divisé al alguien que leía un diario. 
—Disculpe señor. ¿A visto a una chica de cabellos rubios y ojos marrones? 
—No, lo siento. No la he visto—cambio de pagina. Ni se percató de mi existencia. 
—Está bien...gracias—dije al voltearme.
—Espera— me detuvo.  Yo mire de reojo.
—¿Qué? . 
—¿Es una chica que preguntaba por un tal Erick? 
—Si ¿Sabe a donde esta? — dije apresurado.
—Estaba en la parte de atrás. Me dijo que....quería tomar aire—dijo al mirarme de a través de sus lentes oscuros. 
—Gracias y adiós— dije al irme director a atrás. Aquel hombre río en bajo. 
«Espera....esa risa....¡¡¡Cristhopher!!!» 
 Agarre instintivamente un cuchillo que tenia en mi bolsillo. Y apunte en su cuello.
—Mostrate pedazo de mierda....
 Saco primero sus anteojos y luego lo dejo en la silla. 
—Hola....—río en bajo—Hermanito.... 
—No soy tu hermano, y jamás lo seré— dije enfurecido. 
—Y que hay de tu noviescita....esa la que esta loca por ti— arqueo una ceja.
—Si le hiciste daño ahora te saco tus viseras...
—Uhh...que miedo, de verdad que tus palabras alumbran ante mis ojos. 
—Cállate— dije al empujarlo contra la pared. 
—Me sorprendes. Dejaste tu vida, ¿Y solo por mi? —dijo cuenta tono de burla. —Lo hago para que te vayas al infierno , asesino
—Claro y yo soy Madonna. Tu....mi pequeño hermano....vives como yo, en soledad, en Tristeza, en la espera...de alguien al cual estar a su lado. 
—Mi vida no es como la tuya. 
—Tu vida es estre asesinos como yo...tu eres parte de esto. No me creíste, por lo cual te haré recordado quien fue vuestro padre— dijo Cristhopher al sacar papeles de su mochila que ya estaba abierta—Edward Town...culpado de asesinar a 87 personas...su expediente fue borrada, sin ninguna explicación,y también porque ... pensaban que mi padre...era como el mismísimo Diablo
—El no fue mi padre, tu no eres mi hermano, solo eres un extraño que se metió en mi vida , en la de mis amigos y familiares —lo empuje hacia al suelo. 
—Hmm no podrás sacar esto Erick. Nuestra madre se enamoró de una asesino y tu eres unos....de los pocos que se meterían con alguien como ...Carol.....
—Deja en paz a ella. No la metas en todo esto—dije al caminar lejos de él.
—¡Ella te ama! ...¡¡Y tu no te das cuanta! !—grito Cristhopher. 
Solo seguí caminando.
—Ella se esta por irse. .. ¿Salvarias una vida, por una verdad? —agregó 
 Lo que veía en frente mío era la peor imágenes en mi vida. Trague saliva, Carol colgaba de cabeza sólo la sostenía una pierna mientras goteaba sangre de sus muñecas y estómago. Yo reaccione rápido y la desate. La lleve a mis brazos, mientras ella parpadeba simultáneamen
—E-Erick...y-yo...l-lamento....m-moriré— dijo ella con una voz apenas audible. —No, no lo harás....— dije al tocar su mejilla empapada de sangre. 
—Oww....que tierno. Recién ahora te das cuenta de ello...—dijo Cristhopher. Mire lentamente, en mi mirada sólo había oscuridad. Estába totalmente enfurecido. Acerque mi cuchillo en mi palma de la mano y lo prepare para lanzar. Cristhopher me miraba como si esperara que lo hiciera. Lanse con todas mis fuerzas el cuchillo. Este por suerte penetró el estomago de Cristhopher. 
—Ahora sufrirás..— deje lentamente a Carol en el piso. Me acerque a el. 
—Eso....vamos....— se reía Cristhopher  sin parar.  



Tamara. A

#3147 en Thriller
#1798 en Misterio
#1382 en Suspenso

En el texto hay: policial, psicologico, asesinos

Editado: 04.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar