¿mi vida?, mi infierno suicida

Tamaño de fuente: - +

Capítulo II: El inicio del infierno

Capítulo II: El inicio del infierno

El diario

18 de octubre del 2001 4:45pm

Querido diario, bueno no sé si se podrá llamar “Querido”, no sé realmente porque estoy haciendo esto, no sé porque me pongo a escribir en unas simples hojas, ¿Será porque no tengo amigos de cual confiar mis cosas raras o pensamientos obscuros? si, quizás sea eso, ni se del ¿Porque acabo de escribir esto?, pero qué más da como si alguien lo fuera a leer algún día, de echo creo que es una pérdida de tiempo. En fin, durante la salida de la escuela pase por una tienda y a curiosear que había de nuevo, quería distraer mi mente por unos minutos, ya que no fue uno de mis días y entre a un pasillo, y me llamó mucho la atención un diario, se me hizo raro, ya que a mí no me gusta escribir esas cosas se me hace una gran pérdida de tiempo y dinero, no ocuparía uno en mi vida nunca, pero sin embargo algo me llamó la atención al comprarlo y así que lo hice, no sé qué escribiré aquí, pero bueno lo dejo para otro día que si lo sepa pero bueno, saber lo que quiero es raro en mí, pero hoy ya tengo que dejar de escribir, por ahora tengo tarea que hacer y trabajos que entregar.

*Cerrando diario*

Supongo que aquí Chloe cerró su diario y lo guardo en el cajón donde encontró una navaja y se miró el brazo, cicatrices marcaban su piel y a ella no le gustaba verlas, era muy poco común verla sin un suéter, muñequeras o algún tipo de pulseras, era algo inusual. Puedo conocer cada paso que dio durante sus días, la conocía bastante bien, supongo que se habrá sentó en su cama y vacío las cosas de su mochila quería empezar sus tareas pendientes ya que no tenía nada mejor que hacer, no contaba con algún tipo de pareja o amistades con los cual salir durante la noche a pasarla bien después de una larga mañana de escuela, empezó con su tarea, cuando terminó escucho a su padre Zack llegar a la casa pero no le entusiasmo mucho, su padre era un exitoso abogado, y su madre era una diseñadora reconocida, sólo llego a casa para tomar sus llaves. Chloe se encerró en su cuarto se puso sus audífonos y se fue a “otro mundo” muy alejada de la realidad un mundo a donde a ella le gustaba pasar horas y horas, un hecho era que su padre no preguntaba por ella, ya que el trabajo lo dejaba muy exhausto solo al llegar a casa cenaba, se duchaba y después se dormía, así era un día común para él, su madre Joyce prefería estar lejos de la casa y su trabajo de cierta manera se lo facilitaba, siempre prefirió estar con sus amistades dándose ciertos lujos, antes que pasar tiempo con la familia, ante el mundo parecía que la “Familia Lascurain” era el significado de “perfección”… que equivocados estaban. Lorena se quedó dormida y cuando despertó no encontró a sus padres en la casa, para ella esto era común, no verlos todo los días, así que no era nada “nuevo” que la sorprendiera, solo se levantó a desayunar, después a cepillarse los dientes, tomo una ducha y antes de salir de la casa abrió su cajón y tomo su diario después se fue a el colegio, salió de la casa, cerró la puerta y se fue caminando a la escuela consigo llevaba una sudadera, lo común para ella y siguió caminando entre calle y calle, al llegar a su escuela entro en su salón y se dirigió al rincón del salón a sentarse en soledad como siempre, aquellos chicos de su salón la hacían a un lado o solo le hablaban cuando tenían interés en que les ayudara en algo, sus estudios de la secundaria no fueron como ella lo imaginaba, los únicos buenos recuerdos que tenía era su primaria, sus primeros años, pero que más daba, ella de alguna manera presentía que esa felicidad sería momentánea, pero nunca se imaginó que duraría tanto tiempo su dolor y su mejor amiga en aquellos momentos no la encontraba, siempre lo pensaba y no sabía por dónde buscar o a quien preguntar sobre ella, tuvo que arreglárselas sola por toda la secundaria y pensaba que estar sola en los recesos era muy malo, nunca se imaginó que las cosas empeorarían con el paso del tiempo.

Se terminó su día de escuela y quería que pasaran los meses rápido para entrar a la preparatoria pensaba que todo cambiaria que tendría muchos amigos y todo sería mejor, cuando llegó a su casa saco sus cosas y reviso que no tuviera tarea después agarro su diario, lo dejo en un lado se recostó en su cama en ese momento su madre llego a casa y prosiguió a saludarla de igual manera preguntarle sobre su día ya que tenía tiempo que no la veía, por un viaje imprevisto que tuvo en su trabajo su madre solo le respondió que se encontraba demasiado cansada como para platicar sobre su día así que se retira a su recámara y Chloe quedó con un nudo en la garganta, en ese momento lo mejor era regresar a su cuarto, sin darle una respuesta a su madre, al llegar a la habitación cerro con llave después solo se recostó en su cama y comenzó a llorar, varios pensamientos invadieron su mente y solo quería recordar los momentos felices que en algún momento existieron, tomo su diario con lágrimas en los ojos y siguió escribiendo en él.



itzyluarre

Editado: 26.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar