Mil maneras de amarte

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12

     Cenaron tranquilos, pasaron como de costumbre a la sala de estar para compartir sus hazañas del día. Bryana y Jeremy se despidieron de todos, se excusaron diciendo que iban al cine a ver una película. Ultimemente pasaban mucho tiempo juntos y hasta se les veía muy contentos. Solo esperaba que Jeremy hubiera cambiado y que al fin se enamorada de su mejor amiga. Reinaldo y Diana decidieron después de un rato subir a su habitación, hasta que al fin se quedaron solos. 

  • - Al fin todos se fueron, esto se me va a hacer muy dificil tenerte tan cerca y no poderte decir lo mucho que me gustas. Las horas mas largas de mi vida.- dice cogiendo a la chica por la cintura.
  • - Exagerado, no fue tanto tiempo- dice la chica poniendo sus manos en el cuello de el.
  • - Para mi fueron siglos- deja un beso corto en sus labios- me gustas, me gustas demaciado. Eres mi adicción Yianina.
  • - Tu tambien me gustas, me gustas más de lo podría admitir. - vuelven a rozar sus labios.
  • - Ahhhh, no lo admitía, me querías volver loco- dice y la cogio y empezo a dar vueltas.
  • - Sueltame, bajarme- grita muerta de la risa.- bajarme que nos pueden ver.
  • El timbre de la puerta suena pero ellos en su juego no lo escucharon. Siguieron jugando a hacerse cosquillas hasta que calleron en el sillón, Odlanier encima de ella , siguió haciéndole cosquillas hasta que no pudo más y la beso, era un beso apasionado. Ella se abrió para recibir sus besos con la misma pasión con la que él se los daba. Respondiendo a cada caricia. Su cuerpo pedia mas de el. Y el apresar de su juramento, no se resistía al de ella. Envueltos en la pasión que emanaba se vieron interrumpidos por un grito.
  • - Por el, por el me cambiaste, por eso no recibiste mis flores- los grutos de Damián hacen que se separen rápidamente y caigan parados el uno a lado del otro. La vergüenza en la cara de Yianina y la estupefacción de Odlanier.
  • - ¿Que demonios hacer aqui?- Damián ignora la pregunta de Odlanier, sus ojos iracundo solo miran los de Yianina que no sabe donde meterse. Sabía que era muy pronto para estar de novia de Odlanier pero era algo más fuerte que ella.
  • - Contéstame Yianina, ¿por eso me dejastes?- ella mira a Odlanier.
  • - Damián no es así. No es lo que piensas.
  • - Y que es lo que pienso, que jugaste conmigo con mis sentimientos pero que siempre fue él,  el dueño de tu corazon.- dice con un tono de desepcion. - rechazastes las flores por el. Vine a suplicante perdón por que yo te amo, por que no se vivir sin ti.
  • - ¿a que flores te refieres?- pregunta Yianina confundida.
  • - las que te envíe, de la floristería me dijeron que no las quisiste recibir y que no querías saber de mi. Por eso vine. Por que necesitaba pedirte perdon si era presiso suplicante que me perdonará y mira con que me encuentro.
  • - Llegastes tarde, ella ahora es mi novia y no permitiré que te le acerques, entiendelo bien, tu tiempo paso. - dice Odlanier metiéndose entre ellos dos.
  • - Tu, seguramente fuisteis tu, el que la rechazo- dice Damián más que molesto.
  • - No se de que hablas- miente tan descaradamente que hasta el se creyo su mentira.- buscate que hasta diste mal la dirección.
  • - No creo, los repartidores dijeron que un primo suyo dio el mensaje. Y que conveniente para ti. ¿No?- refuta Damián.
  • - Amor, no le creas, no hice nada de lo que me acusa- dice mirandola a los ojos.
  • - Verifica, busca alguna pueba, se que no me equivo que del bien la dirección y apuesto cualquier cosa si tu no fuiste el que las rechazastes.
  • - ¿Odlanier, tu fuiste?- lo mira buscando la verdad en sus ojos. No queria pensar que el la halla engañado de esa manera.-Odlanier dime- ya su voz mas elevado hace que el chico suspire, ella entendió rápidamente y se separo de el.
  • - Yianina vamos a hablar, te lo juro que no hice nada malo. Solo aproveche la oportunidad que me dio la vida.
  • - Pensé que habías cambiado, que jugaría limpio pero me vuelves a defraudar.
  • - Personas com el nunca cambian- agrega Damián
  • - Tu no te metas esto es entre Yianina y yo.
  • - Me meto por que no jugaste limpio, ella es mi novia... -Se ve interrumpido por un golpe en un ojo que Odlanier le asierta.
  • - Ella es mía, que nunca se te olvide, Yianina Newman es mi mujer y de nadie mas.
  • - No- su tono de voz fuerte los hace mirarla- no soy de ninguno, ni tu, ni tu- los señala a ambos- son mis dueño y ahora no los quiero ver a ninguno. ¡Adiós!- se da media vuelta y sale de la sala corriendo.
  • - te pido que te largue- dice Odlanier pero Damian solo se ríe.
  • - Me voy pero esto es la guerra niñito de papi. Es mujer es mía y de nadie mas. Y si te tengo que aplastar como a cucaracha lo voy a hacer.
  • - Que te vallas. - Grita abriendo la puerta principal.
  • Damián sale sin mirar atrás, ya había sembrado la espina entre ellos. Mañana volvería a buscarla para arreglar las cosas con ella. Cuando Odlanie cierra la puerta tras si sube rápidamente para aporrear la puerta del cuarto de Yianina para que está abriera, pero no tuvo muy buen resultado. La chica estaba verdaderamente molesta, escuchaba golpes en la puerta pero no quería abrir no quería escuchar su absurda explicación.
  • - Yianina habré por favor- vuelve a tocar- no hagas que tire la puerta. Escuchame por amor a Dios.
  • Ella decide abrir la puerta no estaba para seguir llamando la atencion con sus gritos.
  • - Amor- dice tomamdo su rostro entre sus manos rapido que ella abrio la puerta.
  • - No me toque- dice separándose de el- ¿que otra mentira me quieres decir?
  • - Amor, no digas eso, yo en verdad te quiero, no te quiero perder. Todo lo que hice lo hice en el nombre del amor que te tengo, por favor te lo prometo.

 

*********

  • Hasta el domingo! 
  • Cuento con sus votos y comentarios.
  • Se les quiere de corazón 
  • Gracias por leer



Delisee36

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar