Moonman

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 16

Me pase la tarde del domingo viendo películas con los chicos, ninguno de los dos me permitió recordar lo sucedido con mi hermana y lo que paso con mi madre. Sé que ella usualmente no habla de estos tipos de tema, pero los respeta mucho, ella es todo lo contrario a mi padre o hermana, su idea del amor no es como la mía, pero respetaría mi decisión si ahora le digo que siento que un amor ha llegado a mi vida. Finalizamos el día con la última entrega de la saga Harry Potter, quería pedir de cenar, pero Dafne me regaño y dijo que ella se encargaría de la cena. MoonMan y ella se pusieron de pie, dejándome sola en el sofá frente a la televisión, con el control remoto coloque pausa a la película y vi como MoonMan salía de la casa para dejarme a solas con Dafne.

  • ¿Pasa algo que quieras contarme? – Pregunte acercándome a ella. – Dafne, ¿Puedes decirme que pasa dentro de tu cabeza? Me gustaría saber qué es lo que te pasa. – Me abrace a mi cuerpo cuando la oí suspirar.

 

  • No pensé que el miedo fuera tan grande y luego vi lo que tu cuerpo trasmitió al momento que tu mamá se despidió de ti. – La imagen de mi madre regreso de nuevo a mi mente y una oleada de inseguridad en mi corazón.

 

  • Mi madre puede que sospeche sobre mi sexualidad, pero yo no estoy lista para hablar de esto con alguien. – Solo dos personas lo saben y ninguno de ellos es de la Tierra. – Buscare el momento para decirles a mis padres, ellos son los que más me preocupan, sé que con mis amigos no hay problema, me lo han preguntado antes. – Dafne dio media vuelta para verme a los ojos y darme una media sonrisa.

 

  • No quiero que apresures las cosas por lo que sea que pase entre nosotras, pero no me gusto como te pusiste con tu madre, te quedaste pensado mucho después y… solo no quiero que tu mente se convierta en una tormenta de pensamientos. – Llego conmigo y me abrazo. – Solo se tu ahora, y siempre. – Suspire y la abrace más a mi cuerpo dejando un beso sobre su negro cabello.

La puerta de repente se abrió y MoonMan entro sonriéndonos con varias bolsas de comida en sus manos. Camino hasta la mesa, Dafne y yo nos dignamos a separarnos; una vez que las bolsas estuvieran sobre la mesa, MoonMan saco su contenido y el olor a pasta inundo mis pulmones, una sonrisa apareció en mi rostro y mi cuerpo se movió en automático para tomar algunos platos junto con los cubiertos para colocarlos en la mesa y después sentarme en mi silla de siempre para comenzar a cenar.

  • Gracias. – Le dije a MoonMan cuando sirvió la comida en mi plato, espere hasta que ambos se sentaron a mis lados, y cuando ellos comenzaron con su…, bueno ya no tan extraño “rezo” que, las palabras salieron con tanta naturalidad de mi boca, y en algún punto pensé que mi comida desaparecería. Todos reímos, y yo di mi primer bocado.

 

  • Por nada, creo que fue buena idea ir por la cena. – Menciono MoonMan, sirviendo un poco más de comida en su plato. – ¿Fue buena mi elección de cena? – Voltee a verlo.

 

  • Perfecto, la verdad la pasta está más que bien. – Continúe comiendo, tenía tiempo de no probar una pasta boloñesa, también trago algo de pan con ajo y mantequilla. Y cuando mi plato estaba cerca de la mitad alguien toco la puerta.

Todos pusimos nuestra atención al segundo golpe en ella y esta vez son más fuertes, luego vino un tercero. El ruido de la puerta termino pero las escaleras de madera comenzaron a rugir, unas palabras se escucharon pero no pude entenderlas, me aleje de la mesa, poniéndome de pie para ir a la entrada de mi casa, tome con mi mano izquierda en el picaporte, dándole media vuelta para abrirla la puerta, mire hacia fuera, percatándome de cómo mi padre caminaba como si estuviera molesto a la casa.

Fruncí mi ceño, suspire y salí de mi casa del árbol para ir a la de mis padres, camine lento, si es lo que creo que es, mi padre debe ya de saber que Dafne está aquí y conociendo a mi hermana, le contó lo que paso en la fiesta dejándose llevar por Estefanía. Cuando llegue a la puerta que da a la cocina, escuche como una pequeña pelea mantenía mi madre con mi padre, azote la puerta al entrar, dejándoles claro que había llegado con ellos, mi mamá camino hasta llegar conmigo, y note como mi hermana está detrás de mi papá.

  • ¿Paso algo? Porque no pude terminar de cenar después de escuchar como mi puerta era casi tirada. – Solté molesta, ciertamente la actitud de mi padre muchas veces me pone de mal humor.

 

  • Más respeto. – Gruño y lo vi a los ojos. – ¿Por qué esta esa niña ahí? – Rodé los ojos, y voltee a ver a mi madre.

 

  • Es una amiga mía y prima de Nick. – Voltee a verlo de nuevo a los ojos. – Pensé que mamá te diría, estamos los tres cenando ahora, pasamos toda la tarde viendo películas. – Proseguí.

 

  • Ese chica es tan rara… no sé cómo puedes decirle amiga. – Comento Esmeralda, y mi paciencia de estar al 50% bajo al 10% con ella.



AlecSaGa

Editado: 14.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar