Muroti

Tamaño de fuente: - +

KALLUZE IV

N - Despúes de aventurarse en búsqueda de Azude, divisaron a lo lejos aquella mansión de la cual se desprendían colores tan oscuros y olores a podredumbre, de solo ver tal situación Muroti cayó desmayada, gracias a que Golé la atrapó en sus brazos evito una tragedia, no podían avanzar con Muroti en esta situación, sería una misión aún más suicida, decidieron acampar cerca de aquel lugar en dos tiendas, Coronel dejó a Golé cuidadando a Muroti mientras buscaba algo para comer, entre tanto en la tienda.

G - Despierta tonta, no puedes hacerme esto, recuerda que siempre hemos estado juntos, en las buenas y las malas, si tan solo hubiese sido un hombre y te hubiera confesado todo lo que siento por tí, despierta te lo súplico, si lo haces te trataré mejor..... (con una voz bastante preocupada y sus ojos llorosos)

N - Coronel no llegaba y en Muroti crecía un fiebre que si no se bajaba pronto haría que su vida se extinguiese pronto, lo malo de esto es que a pesar de que Kalluze no pertenece al plano natural de nuestros protagonistas, al morir aquí su cuerpo desaparecería de los 2 planos y jamás le volverían a ver. Mientras tanto dentro de la penumbrosa mansión Azude estaba por ceder ante Mastatú y aceptaría a ser suya.

A - Mastatú si tan solo te dedicaras a pensar en lo que haces, en que está mal, quizás podría sentir algo diferente por ti, si tan solo te arrepintieras podría aceptar perdonarte

M - eso no me importa en lo absoluto, nuestra raza es fiera y guerrera, el perdón y el amor es de debiles, si no lo has entendido solo quiero que se cumpla lo acordado por nuestros padres, el acuerdo de paz eras tú y le fallaste a tu pueblo (Mastatú si amaba a Azude, pero nadie debía saberlo)

A - si me pasa algo, no solo Kalluze caerá, tu reino támbien, dejame ir

M - si no aceptas ser mía, tendré que usar el ritual y no creo que quieras que eso pase

A - no serías capaz Mastatú

M - pruebame 

N - Coronel finalmente consiguió algo de comer, pero al llegar Muroti se encontraba en sus ultimos minutos, así que rapidamente cortó su muñeca y vertió su sangre en un recipiente para darselo a beber.

G - ¿qué haces?

C - tranquilo muchacho, nuestra sangre cura los males de este sitió, los seres puros no tienen oportunidad en este ambiente

G - ¿y entonces porqué yo no he enfermado como Muroti?

C - porqué tu no eres puro de corazón

G - ¿de que demonios hablas?

C - Te explicó, existen seres podridos como Mastatú y su ejercito, seres buenos pero corruptibles como tú o corruptos pero con segundas oportunidades como yo y seres como Muroti o Azude, seres muy limpios casí inexistentes

G - Muroti es una humana normal no es pura ni nada

C - muchacho el destino de ella es muy grande, y lo que se avecina aún más, deberías aprovechar cada segundo, no sabes en que momento desparezca de tu vida

N - entre tanto Muroti abría sus ojos

M - ¿qué me paso?

C - tuviste una recaida

G - sí claro

M - ¿porqué están discutiendo? ¿qué no ven que tenemos que sacar a Azude de ese lugar?

C - niña, descansa que ya tengo todo planeado, antes de que el alba salga Azude estará con nosotros, no pregunten como, solo sepan que saldrá de ese lugar

N - despúes de discutir con Coronel proque no iban de una vez, decidieron hacer caso; pero en la mansión Azude corría grave peligro pues Mastatú había decidido dar rienda suelta al ritual, es así que envió a sus lacayos a que le quitasen la ropa a Azude y la ataran a la mesa de pies y manos, esto tenía que ser de espaldas. Hicieron esto, a los lados de la mesa había tijeras, bisturís, latigos y demás, Azude sabía que ya había perdido toda esperanza. A la habitación ingreso una un lagarto diferene a los demás, erá grande con muchas heridas y tenía una capucha negra sobrecida en su rostro que llevaba un pergamino en el cúal estaba descrito paso a paso como hacer el ritual:

 "amarrar al sujeto de pies y manos en una mesa de espaldas sin ropa, para que su pureza se desvanezca por la vergûenza del momento, con un castigo de 40 latigazos roper su espalda para que su sangre esté al aire libre, si tiene alas deberá cortarlas, pues todo rastro de lo que fue un día debe desaparecer, al final debe hacer una tranfusión de sangre, infectandola con la sangre de quien será su amo de ahora en adelante, coser y con un bisturí marcar su rostro con el sello"

Tal acto, hacía que Azude pensara en el mayor de sus temores, y este era que Mastatú sería dueño y amo de su ser, ya no tendría ni voz ni voto en su cuerpo ni en su mente. Pero para suerte suya en ese momento aparecío Coronel, quien le propuso a su verdugo que era un viejo amigo suyo que hiciesen un intercambio, Azude por la joya de honor; la joya de honor era un símbolo que para los seres de este mundo significaba el valor de su vida, Coronel la había adquirido con la muerte de sus padres, al entregar esta joya le daba el poder al verudgo de cazarlo, con una fecha pronta a iniciar, y ya que Mastatú ofrecía una gratificante recompensa por la cabeza de Coronel esto significaba la gloria para el verdugo (ya que no sabía lo que significaba Azude para Mastatú).



Zeyohaco

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar