My Destiny You

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7


Evan


Despertar y no encontrar a Eli a mi lado me preocupo busque por toda  la habitación y no había rastro de ella me levanté lo más rápido que pude. Fue cuando me di cuenta de que seguí desnudo y la puerta de la habitación se abrió.

  
Esta mirándome con descaro repasando cada parte de mi cuerpo y uno en especial. 


-Pensé que te habías ido—me sigue observando hasta que sus ojos dan con los míos, carraspea y me sonríe. 


-No, estaba en la cocina preparando el desayuno para los dos—me paseo por la habitación con su atenta mirada sobre mi. Escucho como maldice y suspira—te venía a despertar. 


-Esta  bien—le sonrío con arrogancia, relame sus labios asiente y sale de la habitación prácticamente corriendo.  


Necesito una ducha fría no puedo creer que me ponga duro sólo con tenerla cerca. 
Pero esto no se puede repetir es más nunca debió pasar nos dejamos llevar por la excitación y no pensamos bien lo que hacíamos. 


Salgo de la ducha, me cambio y bajo hacia la sala donde esperándome.  


Me señala con su mano donde encuentro el desayuno, me siento y veo lo que preparo es un Jugó de naranja natural, café, huevos revueltos, tocino y tostadas con mermelada. 
Se ve delicioso. 


Esta callada, demasiado diría yo, carraspeo para llamar su atención cuando la obtengo hablo. 


-¿Qué tienes?—me mira directamente a los ojos creo que no me gustara lo que dirá--¿Eli?—la llamo. 


-N-nada cosas mías—y yo nací ayer.


-¡Ja! Si claro—ruedo los ojos—ya dime que sucede. 


Toma una bocana de aire y lo expulsa. 


- Lo.. --susurra—lo que paso anoche no se puede repetir Evan—la miro fijamente se que es verdad pero me sentí ofendido y dolido. A mi nunca me han dicho algo así, es mas buscan más.


Trato de no darle importancia y asiento. 


-Si tienes razón—le respondo después de unos segundos—lo que paso sólo fue un desliz que no tenía que haber pasado—sonríe pero se que también le di en su ego y aunque no lo demuestre está furiosa. 


-Estoy completamente de acuerdo—maldición, de a dos se juega este juego—sigamos como si no pasó, sólo Olvidémonos eso. 


No lo puedo creer no había estado una situación así, ella esta hiriendo mi ego, no se lo permitiré  ella cambio pero también yo,  no soy el mismo de hace tres años atrás al cual se moría por su amor imposible. 


¡Si! Lo admito en el primer año de la Universidad deje de verla como mi mejor amiga. Me comenzó atraer pero eso fue eso atracción.  


Eso dices tu.


Pero ya en segundo año ella empezó a salir con el idiota de  Noah, sabía que le haría daño pero ella y su terquedad no tienen caso. Sólo la apoye en su decisión total la vida es para aprender del sufrimiento si no ¿qué sería de nosotros? Sin saber que es tener un corazón roto no podemos vivir como si fuéramos de cristal hay que experimentar, caer y levantarse para así aprender de la vida. 


Es la ley de la vida.


Después me fui porque mi padre tenía que hacerlo y no nos dejaría todo ese tiempo en New York. Por mi estuvo bien porque la relación de amistad que teníamos se hizo tóxica por ese imbécil. Nuestra amistad se quebró y ahora que nos encontramos para hacer mejor las cosas terminamos cogiendo. 


Va de mal a peor. 


-Por mi está olvidado—digo al fin en tono cortante—terminemos de desayunar que se enfría.


Quiero dejar ese tema, hoy a sido el día en que mi ego se fue al caño. 


♡♡♡ 


Después de terminar el desayuno tuve que salir de urgencia a la empresa por un problema de intento de desfalco. Lo bueno es que tengo un sistema muy bien ejecutado por si surgía algún problema. 
Como el de hoy. 


Eli fue a su trabajo ya faltó el día anterior y no quería faltar otro día. Le dije que la pasaría a buscar para ir a cenar algo y dejarla en su casa.  


Ya es la hora de que vaya al cafetería que como es mi nueva inversión le hice unos cambios como por ejemplo que haya comida rápida. Por lo tanto hay nuevos empleados y ella sale más temprano. 


Estaciono el mi auto en la entrada de la cafetería. Tiene que salir en diez minutos. Mientras la espero reviso mis redes sociales. 


Después de unos minutos la veo salir con un grupo de chicos que la devoran con la mirada pero ella no se da cuenta de eso porque su mirada está en mi. 


-Hola—dice entrando al auto en la parte del copiloto—¿Por qué tienes esa cara?—interroga. 


¿Qué cara? 


-Lamentó decepcionante pero es la única cara que tengo—no se que me pasa pero no me gusta la forma en que la miran. 


-¿Tienes cara de amargado siempre?—Que exasperante es… ¿De verdad no se da cuenta de lo que provoca al sexo masculino?—ya mejor me callo—le sonrió pero más bien es una mueca. 



Isa Vg

#143 en Novela romántica
#43 en Otros

En el texto hay: amor, amigos con beneficios

Editado: 06.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar