My Family

Tamaño de fuente: - +

Declaración y masacre

El día que sir. Burke entro al castillo con guardia esta vez, los esperaban y
en el salón mientras yo miraba por el ventanal en mi forma de murciélago,
note que luego de saludarse el me buscaba, y sintió mi mirada pues me
miro y sonrió.
-Entonces en que puedo ayudarlo sir Burke.
-Eh sido enviado para entregar la invitaciones a sus hijas pues el príncipe
debe casarse pronto, y aran una fiesta que dita que cada doncella valla.
-Oh valla el tiempo pasa-dijo mi padre sonriendo.
No que la duquesa planeaba algo, por ello estuve pendiente a ella al caer
la noche decidí salir fuera al entrar al bosque sentí su olor mas su paso,
me gire y lo note con la respiración acelerada.
-Acaso me sigue sir Burke.
-Quien sabe, como está usted my lady Duchess.
-Por favor Briamna y estoy bien.

-Pues dígame Wesley-dijo sonriendo –sigue igual de bella que la primera
vez que te vi no crees que sería un pecado.
-Entonces me está cortejándome.
-Si así usted lo desea mi señorita-dijo sonriendo haciéndome sonrojar.
-Pues si lo deseo, más que a nada.
-Ya que mi pequeña murciélago me acepta estoy por pedir tu mano.
-¿Cómo te diste cuenta?
-Como no lo aria si eres llamativa hasta en tu pequeña forma.
-Bueno ya que estamos en confianza, puedo mostrarte algo súper
importante y supongo que, cuidara mi secreto.
-Todo por ti.
Lo sujete y empecé a correr, una vez lejos, llegamos a la cabaña me
acerque y toque la puerta, la joven me sonrió no mas verme. Entre y
camine donde el niño sentado jugaba con su muñeco de trapo.
-¿Que esto Briamna?
-Simple este es el pequeño Bill –dije sonriendo mientras que el niño me
abrazaba.
-Es el hijo del Duque, tu padre.
-No es su hijo pero si es hijo de la Duquesa pero sabes qué ocurriría si mi
padre se diera cuenta de que el niño no era hijo suyo, los has mirado bien,
yo mate a su padre, y créeme la Duquesa no tiene corazón-dije

sonriéndole al pequeño mientras que note que la dos persona estaban
sorprendido como asustado.
-Hola Bill entonces tu será nuestro pequeño una vez nos casemos-le dijo
sonriendo.
-Wesley debemos volver tengo temor por mi hermana, pues se que la
Duquesa tratara algo debemos volver pronto.
-Claro, tengo que enviar una carta a palacio por cualquier cosa que ocurra.
-Yo lo llevo tengo un buen caballo y soy bueno cabalgando así que déjeme
encargarme.
-Bien envía esto dile que vas de parte de Sir. Burke dígale que es urgente.
Corrí lo más pronto cuando estuve cerca del castillo escuche un sonido
desgarrador, me aparte de Wesley y me apure a llegar arriba me encontré
con mi madrastra mirando la espada incrustada en su pecho que brotaba
sangre.
Me acerque a mi hermana a mi bella hermana lo más bello que tenia, las
lagrima salían llena de sangre, sentí un pedazo de mi romperse, en
pedacito, pero sentí algo romperse en la puerta de la habitación, me gire y
sentí que mi corazón ya no latía, allí el suelo estaba mi amor, muerto y
detrás estaba mi padre.
Corrí a él y vi que no tenia vida de repente sentí como algo fue clavado en
mi pecho, mire hacia abajo vi el filo de la espada, sonreí tome el cuerpo de
Wesley y mi querida hermana y lo puse en la cama, me gire notando la
vista de ambos.

-Saben acaban de comerte el peor error.
-¿Que eres?-pregunto la Duquesa.
-Soy tu peor pesadilla. –dije y me saque la espada, delante de sus ojos,
tirándola luego al suelo.
-Porque no muere de una vez.
-Esa es una buena pregunta-dije y me acerque a ella-veo que existe mal tu
jugada, digo matar a mi hermana para inculpar a Wesley sabía que vino a
proponerme matrimonio y los has arruinado.
-Eso debe ser mentira.
-Oh enserio sabia que él no estaba en el castillo cuando entraste a esta
habitación.
-A que te refiere.
-Simple, una vez todo se dirigieron a sus aposento yo, me encontré con
fuera-dije y me golpeó el rostro.
-Eso es muy vulgar para una señorita.
-Si-dije riendo-tanto como tú que luego de casarte con mi padre, te
acostaba con cada uno de aquello que desaparecían.
-¿A qué te refiere?
-Dile a mi padre que el niño que desapareció no es su hijo puesto que no
se parecen en nada.

-Tú por igual.
-Pero yo tengo una ventaja mi hermana gemela tendida muerta en esa
cama, es la imagen de mi padre, así que lo mío resuelto pero el verdadero
padre de tu hijo está muerto y sé que el niño mientras crece se parece más
a él.
-Que está diciendo, sabes dónde está el niño-hablo esta vez i padre.
-Claro que se donde esta, yo soy quien cuida de él, no podía dejarlo cerca
pues ustedes los matarían.

-Tu....
-En fin es hora de pagar por su pecado-dije y los sujete a ambos y lo lleve
al salón donde los amare –esperare que llegue la visita y ellos se
encargara de ustedes digo di ti Duque porque siquiera puedo llamarte
padre.
-No puede hacer eso soy tu padre.
-No, no lo eres, elegiste a esta ramera antes que a tu hija.
-No te saldrá con la tuya-dijo y vi como izo impulso. Guardias, guardia
vengan pronto.
Y llegaron y miraron como estaban sus amos, y cuando esto le dijeron que
me atraparan se quedaron frisado por un momento cuando vi que
empezaban a moverse hable.
-Si alguno de ustedes quieren su vida será mejor que se marche.-hable
mirando como cada uno dudaba.-de lo contrario no me hago responsable.



Neferet

#4126 en Fantasía
#1838 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros

Editado: 17.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar