My Family

Tamaño de fuente: - +

Pillado por amor

Mientras estuvimos allí los chicos buscaron conversación, mientras que
nosotras las chicas también nos apartamos, de ellos.
-Están muy agotada para ir de compra-les pregunte a los que sonrieron.

-Eso sería genial-exclamo Avril.
-Pero no podemos gastar el ahorro.
-Quien ha dicho que será con su dinero-les pregunte sonriente y vi que iba
a replicar –tómalo, como un regalo de tu suegra, por unirte a la familia,
además has cuidado muy bien de ellos, una vez los conociste y me alegra,
que quiera seguir juntos.
-Es solo que me enamore de el-dijo sonrojada.
-Lo sé.
El avión aterrizo y nos disponíamos a bajar, los chicos estaban ayudando
con el equipaje, guie a las chicas a otro vehículo con los hombres de
François, los chicos nos miraron sin entender.
-Nosotras, iremos al centro comercial, nos vemos en casa-ellos asistieron.
El chico nos llevo, una vez entramos Avril encontró una tienda de zapato, y
corrió al él, nosotras caminamos allí, notaba que Anabela lo dejaba una
vez miraba el precioso era muy considerada, pero le hacía seña a los
chicos para que lo tomara, cuando decidimos salir nos encontramos a
Molly y sus amiga.
-Pero miren nada más pero si es la chica tiempo anticuado.
-Por favor Molly puede encontrar otros insulto no te queda querida, los
celos de que Javier este con migo te nubla la mente.
-No te preocupe ya será mío, lo tendré comiendo me mi mano.

-Como chanta ajeándolo, es curioso quiero que felicite a Ben por ser padre
primerizo.
-Que
-Nos vemos, ten cuidado, Javier no es el mismo que conociste.
-Rayos se sintió la tención hay-hablo Anabela.
-No eso no la chica está embarazada de otro y se lo quiere pegar al tío
Javier, pero no te preocupe tía, se que él nunca te dejara.
-Lo sé pequeña-le hable sonriendo.
Seguimos en nuestras compras y nos detuvimos a amozar un poco, mi
teléfono sonó y vi el nombre de Javier en la pantalla.
Llegar a casa fue un alivio, le mostré a los chicos sus habitación y la de
Avril, para que dejaran sus pertenencia, cuando la dejaron el olor a comida
me llego y note que Bradley estaba nervioso mire a Argelis, pero este solo
sonreía, su mente estaba cerrada pero parecía que para Argelis, no lo
estaba por lo divertido que parecía bajamos muy rápido por Bradley, quien
entro a la cocina y se quedo frisado, mire donde miraba y allí estaba Owen
y Leo quienes se divertían preparando de comer, mejor dicho Owen se
burla de lo que sea que Leo preparaba.
Quien para mi, era el peor cocinero del grupo, tenía un delantal morado
puesto con estampado de flores, lo vi girarse y apuntar el cucharon a
Owen, pero este desapareció a velocidad vampírica y vi Bradley
acercársele, vi como iba a probar de la cuchara bajo la atenta mirada de
Leo.

-No –grite a lo que el chico me miro.
-Ocurre algo.
-No creo que sea bueno que lo haga puede que no te agrade -le dije
nervioso.
-Pero es mi decisión si lo hago –dijo y lo probo
-Está muy delicioso -Leo se sonrojo, dejándome sorprendido, Argelis me
jalo fuera.
-Que ocurre hay dentro -fue lo primero que salió de mi labios.
-Lo mismo que has visto –dijo sonriendo.
-Son pareja -le pregunte.
-Por lo que es visto claro que sí.
- Me siento perdido.
-No te preocupe ya se te pasara –me dijo mientras tocaba el hombro.
Al ver la hora me inquiete ya se estaban tardando demasiado, por lo que
llamaba su móvil pero nada pero luego de diez minuto lo volví a intentar y
me respondió.
-Cariño donde están, ya están muy tarde.
-Seguimos en el centro comercial, somos chica sabe, que ocurrió pareciera
que está un poco agitado.

-Nada que sea de preocupación, pero notician que podría alégrate.
-Aun no hemos terminado, hagan algo para entretenerse.
-Bien eso are –le respondí, mire a los chicos quienes estaban, en su
mundo.
-Entonces pareces que las chicas aun no vendrán por que debemos
buscar que hacer hasta que ella regresen.
-Buenos nosotros pasaremos tiempo junto-dijo Leo quien se llevó a
Bradley.
-Quien quiere jugar video juego con migo-los demás levantaron la mano
como si estuviéramos en clase.
-Entonces chicas vamos a seguir con las compra –le hable una vez solté el
móvil, ambas asistieron, y sentí los paso de Molly y sus amiga, por lo que
decidí entrar a una tienda de lencería.
-Esa tonta piensa que me quitara a mi hombre –hablo Molly mirando donde
se dirigían, al parecer la chica tenía mucho más dinero que ella pues, toda
la tienda donde entraba eran cara y el nuevo local mas los coche de los
chicos, era algo fuera de lo común –debo encontrar la forma de que mi
padre me ayude a tener a Javier.
-Pero tu padre lo odia.
-Lo sé pero ya verá como lo convenzo de que debo tenerlo a mi lado.
-Molly si quiere saber lo que ella trama será mejor entrar.

-Claro-dije y camine hacia dentro, y mire a las dos chicas que andaban con
ella, ambas preciosas, me acerque más a una equina para poder
escuchar.
-Chicas necesito ayuda –las llamo.
-Que ocurre –preguntaron.
-Debo elegir lencería para poder, activar el deseo de mi Javier, quiero esta
noche me vea preciosa.
-Pero si ya lo tiene en la palma de tu mano, él ni siquiera necesita más si
se ve el deseo de comerte en sus ojos además que cuando fuiste de visita
no dejaba de tocarte –hablo la más joven.
-Cierto, pero aun así es bueno poder amararlo más a mi es mi rey.
-Es bueno que allá podido olvidar a tu antiguo amor, por lo que me dijo
Argelis estuviste...
-No te preocupe por ello ya ha pasado mucho tiempo para siquiera, no
pueda hace mi vida, además estamos en otro lugar en el tiempo que solo
significa, vivir nuestra vida en familia.
-Si lo importante –dijo la mas mayor.
-Bien busquemos lencería que amare, vamos los chicos nos esperan.
-Tiene razón.
Al salir de la tienda de lencería, mire otra que era de joya y arrastre a las
chicas y los hambre de mi hijo allí entra y mis ojos calla de una vez en una
colección de collares fino de oro con una gota de lagrima había doces.



Neferet

#4034 en Fantasía
#1795 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros

Editado: 17.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar