My little familiy

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6

Hasta pronto panquequita

POV LIS

Después de que mamá entrara a hablar con Diana, nosotras estábamos como bobas tristes pero al rato había llegado Diana para pedirnos disculpas y después de muchos abrazos y llanto habíamos decidido pasar la noche juntas.

Ahora nos encontrábamos a las 6:30 am despiertas con una Kels colgando de la lámpara de techo y yo muriendo de risa mientras Diana le da regaños preocupada.

— ¡Wiii! ¡Estoy volando! ¡Estoy volando!— grita Kels como una niña pequeña y Diana la mira divertida.

— Es una lámpara estúpida, no estas volando— digo con burla y Diana suelta una carcajada.

Se que se estarán preguntado ¿Por qué estamos despiertas tan temprano? bueno porque lamentablemente a esta hora se va Diana, ¿Por qué Kels esta colgando de la lámpara de techo? ni yo lo se, estaba en mi celular hablando con mi bebe cuando Kels empieza a gritar estoy volando, estoy volando y cuando la veo esta en esa lámpara.

— Gracias Lis apagas mis ilusiones— dice Kels con un fingido tono dolido y yo pongo los ojos en blanco.

— De nada bb— digo divertida, Diana se cansa de estar mirando a Kels y se tira en el piso como si estuviera muriendo.

— Traición— empieza a decir Kels de manera dramática.

— Dolor— dice Diana llevándose una mano al pecho dramáticamente.

— Deshonor— termina diciendo Kels con un llanto falso.

Suelto una carcajada y entra Ma nanis a decirnos algo pero al ver a Kels así abre los ojos como platos.

— ¡Kelsy Brooks! baja de ahí ¡ahora!— dice nanis con autoridad y luego nos mira a nosotras.

— Niñas bajen a desayunar y Diana apresúrate que ya nos vamos— dice y sale con rapidez, miro a Diana y le dedico una sonrisa malvada.

— La que llegue primero podrá robarle un poco del desayuno a Kels— digo sabiendo que Kels tardara en bajar y Diana al escucharme sale corriendo.

— ¿No vas a ayudarme a bajar?— pregunta Kels con un puchero al verme caminar hacía la puerta, suelto una pequeña risa malvada y niego para después salir y escuchar a Kels quejarse.

 

Al estar ya en el comedor Diana no agarro nada del desayuno de Kels y no me deja robarle un poco, entra Ma nanis con Ma Dary y las dos las miramos expectantes.

— Bueno Diana hora de irnos, tu padre ya no estas esperando en el auto— informa nanis y Diana se levanta triste, abraza a Ma, luego nanis las abraza y me levanto para unirme al abrazo.

— Esperen un momento ¿se dan amor sin mi? — escucho decir a Kels y todas la miramos, ella niega y viene al abrazo.

— Nuestro amor no es igual sin ti— digo con una sonrisa y Kels me mira con desconfianza.

— Mi vida no es igual sin ustedes. ¡BUM!— dice Dary con una sonrisa al separarnos.

— ¡Turn down for what!— dice Kels de manera divertida y todas reímos, Diana empieza a abrazar a Ma Dary, luego a Kels y por ultimo me abraza a mi.

— Hasta pronto panquequita— digo con voz suave y ella me da una sonrisa, acompañamos a Diana y a Duanis hasta la puerta y Ma nanis nos da un beso en la mejilla al Kels y a mi.

— Por favor pórtense bien y prometo que regresaremos en un abrir y cerrar de ojos — dice Ma nanis antes de llevarse a arrastras a Diana, quien nos mira con tristeza desde la ventana, ellos arrancan y los perdemos de vista.

Kels y yo entramos, le dedico una sonrisa traviesa y Kels suelta una carcajada.

— Estaremos solas y eso significa ¡fiesta!— digo con emoción y Kels me mira con burla.

— No creo que Ma nos vaya a dejar solas— dice Kels y yo resoplo dándole la razón.

— Niñas arréglense que me van a acompañar al estudio ya que no puedo dejarlas solas— dice Ma al bajar y Kels me da una mirada de 'te lo dije' y luego salgo corriendo hacia la habitación sabiendo que se me pegaría atrás, cuando llego empiezo a buscar que ponerme.

decido por ponerme una franelilla rosa con dibujos de patillas, unos jeans rasgados y unos converse rojas; Kels entra y al verme sonríe cómplice y luego de devolverle la sonrisa me dirijo a la sala encontrándome a Ma hablando por teléfono.

— Ya voy para allá— dice antes de cortar, me sonríe y yo le devuelvo la sonrisa con una fingida arrogancia.

— Pero que bella mi hija— dice y en ese momento aparece Kels con la misma ropa solo con la diferencia de que su franelilla es amarilla con dibujos de piñas y unas converse amarillas.

— Pero que bellas mis hijas— se corrige Ma y Kels y yo reímos, Ma nos abraza y luego la seguimos hacia el auto y nos dirigimos de camino al estudio.

***

 

— Bueno mis amores pórtense bien mientras Mami trabaja ¿si?— dice Ma con un tono maternal al entrar al gran edificio, Kels y yo nos cruzamos de brazos y la miramos como si se hubiera vuelto loca.



Lisx16

#8399 en Otros
#1225 en Humor

En el texto hay: humor, drama, familia

Editado: 01.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar