Navidad entre Montañas

Tamaño de fuente: - +

CONOCIENDONOS

Aiden y Allison habían ido a cenar, ella estaba muy nerviosa y emocionada. Después de eso, cada noche el pasaba un par de horas por su casa para hablar y conocerse, se hicieron amigos, ya faltaban dos días para la noche buena y ambos se irían con sus familias, pero Aiden recibió una llamada de su madre diciéndole que se iría con su padre a casa de una antigua amiga al campo y los invitaban a todos. El acepta ya que no quería estar solo en navidad. Después de noche buena le pediría que fuera su novia, era pronto lo sabía, pero no quería esperar más.
Allison ya tiene lista su maleta para irse, había compartido muchos momentos lindos con Aiden después de aquella cena, estaba loca porque él le pidiera ser su novia, aunque ella lo había soñado desde hacía mucho, apenas se estaban tratando hacia unas semanas con mayor profundidad. Baja rápidamente y se va a despedir de Aiden, pero lo ve hablando con Megan en su casa. Ella lo abraza y le da un beso y luego entran a su casa. Allison se sentía devastada, pues creía que podrían darse una oportunidad, todos estos días había sido muy lindo con ella y estaba casi segura de que había la posibilidad de que le gustara. Pero claro, Megan era más bonita, con sus ojos azules, cabello rojo y ese cuerpo escultural, no podía competir con ella. Regresa al interior de su casa y se dispone a bajar la maleta.
Megan estaba sentada en el sofá frente a Aiden, quien estaba contento de verla, ella había venido a despedirse pues se iba del país con su nueva pareja con quien estaba comprometida y pasarían navidad en Rusia con la familia de este ya que ella solo tenía un hermano mayor que se iría con ella también. No esperaba que ella lo besara, pero sabía que ya no quedaba nada entre los dos más que una amistad.
_Y tú qué, ya te hiciste novio de la chiquilla de al lado
_Qué, por qué dices eso.
_Oh vamos, no soy tonta, mientras salíamos juntos siempre que la veías me ignorabas por completo, por eso no la soportaba. Pero parece ser una buena chica. Sé que te gustaba.
_Si, me gusta. Pero aún no se lo he dicho. Y lamento que te sintieras así, pero ya ves. Tu y yo no éramos la pareja adecuada. Y ahora ya encontraste alguien mejor para ti.
_Si, no puedo creer que me vaya a casar tan rápido, pero le quiero tanto. Y en tan poco tiempo que parece irreal.
_El amor es así, llega cuando menos lo esperas y de quien menos esperas.
Que cursi sonó eso. Que te ha hecho esa chica.
_Vaya, esto sí que te dio fuerte. Pues no te tardes tanto en decirle lo que sientes. Te aseguro que ella también está loca por ti. 
_Cómo estas segura, digo sé que no le soy indiferente pero como lo sabes tú.
_Porque soy mujer Aiden, y las mujeres siempre sabemos.
Así hablaron un poco más, hasta que ella se tuvo que ir. Aiden iba a casa de su vecina y se da cuenta de que ya se fueron, y no se despidió de él.



Elizabeth Méndez

#920 en Otros
#295 en Relatos cortos

En el texto hay: amor amistad navidad

Editado: 18.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar