New Power Car

Tamaño de fuente: - +

3- Badlog

Es de noche en la ciudad de Power Car, en una torre llamada Vázquez I, bautizada así por la astucia de Rodrigo al pelear en la batalla contra los Firewars, en el planeta Vulcan, reside en el último departamento del piso 125, Gonzalo descansa en su cama, pero no logra dormir por la angustia, se ve preocupado por el hecho de que Chen Yun Wang, todavía está prófugo y viendo en qué forma atacar a la ciudad.

En otra torre más alejada, cerca de la costa, en el piso 130, hay un pent-house, recién amueblado para uno de los ciudadanos, la puerta se encuentra bloqueada hasta el momento, Yun llega a ese iluminado pasillo y con su espada la parte al medio el sensor.

Ingresa a un enorme salón nota que las luces no están prendidas y sonríe.
_Perfecto, no hay alarma... aquí hare mi experimento.

En el ayuntamiento, un edificio de doscientos metros de largo que se encuentra frente a una plaza, cerca del pulmón de la ciudad, el joven ingresa vestido con traje y corbata, se hace pasar por un guardia y los demás, confiados solo miran y saludan con un ligero movimiento de cabeza.

En ese enorme salón, espacioso y con escaleras por doquier, se pasea libremente, mirando cuadros referentes a las batallas que han tenido desde el 2007 al 2009, se detiene frente a un pilar de un metro, que exhibe un trozo de diez centímetros cúbicos de nube sólida, el mismo que sostuvo a la ciudad en sus inicios.

De un giro, da una patada al vidrio y lo destroza. Las alarmas suenan en todo el lugar, los guardias corren en conjunto con sus armas listas, pero se sorprenden al ver que no hay nadie y sobre todo, el trozo de nube, fue robado.

En el departamento, coloca un frasco en la mesa, introduce tanto agua Oxitron, como terrestre, esto lo distribuye en un molde vidriado y redondo de tres metros de diámetro encerrado por un aro de acero. En el centro reposa una pequeña sección de tierra oxitroniana.

Se aleja lo suficiente, prepara el trozo de nube en su mano y lo arroja con tanta fuerza que al tocar el vidrio se rompe. Entre el agua de ambos planetas, el pedazo de tierra y la nube, hay una explosión diminuta de energía resultante, de tal forma como sucedió luego de la primer batalla Oxitron.
Se origina un pequeño vórtice luminoso que no altera el aro de acero. Yun camina hacia un generador, pero la atracción del vórtice lo complica.

El edificio tiembla, la gente de aquella cuadra siente la pequeña vibración en el suelo. Los vehículos estacionados se mecen y algunos se deslizan por la atracción errática del vórtice.

Yun llega al generador y se aferra a él, presiona el botón de su mini control remoto, su vehículo llega flotando con cierta dificultad, se sube y entonces deja de resistirse.
La luz lo absorbe con nave y todo, al cruzar el umbral de aquel vórtice, abre los ojos en un planeta nuevo, de similares características al de Power Car. Activa el generador y el aro de acero se enciende, aplica energía eléctrica de alto voltaje, tal que, tanto el vórtice luminoso, como la carga eléctrica se equiparan y lo hace estable.

Yun observa sus alrededores, un extenso océano rodeado de montañas de baja y mediana altura, un cielo anaranjado en el horizonte, deja ver un poco de la luz de su estrella, el resto está cubierto por un planeta gigantesco cercano al de él.
En el computador activa la opción de análisis, varios sensores de la nave se encienden, dos mini cápsulas salen volando, una se sumerge en el océano y otra cae en la tierra.

_Oxígeno 87%... Esta algo difícil para respirar, pero se puede... Tierra fértil y mares con baja salinidad... Es perfecto, aquí prepararé a mi ejército.
En las costas observa a toda una manada de criaturas bestiales como perros y sonríe.
_Primero voy a limpiar mis terrenos.

A la mañana siguiente la tele se enciende automáticamente en la casa de Gonzalo, el joven se lava los dientes y escucha las noticias.
_No se sabe que ocasionó esas fuertes atracciones gravitatorias, no parece que sea algo de este mundo. El origen de esto es incierto por ahora, solo se registran daños materiales...
_Que raro -dice Gonzalo- ¿será Yun?

El joven chino se ríe a carcajadas, festejando frente al portal que creó, el mismo hace una atracción mínima y es de color amarillo luminoso.
_¡El portal quedó listo! -dice, mientras lo admira con brillo en sus ojos- me gusta ese tono amarillo, aunque pensé que sería celeste como el de Power Car, ¡da igual! ¡Es perfecto!

Liliana camina por la plaza central de la ciudad, se sienta en una de las hamacas con su celular holográfico, cuando ve a lo lejos una luz diminuta que se posa sobre la gran fuente.
_¿Qué es eso? -se acerca curiosa.

Otra de esas luces vuela sobre el mar Oxitron, rumbo a Anticar. Agustín sale al enorme balcón de su departamento, nota que esa misteriosa luz se posa sobre el ayuntamiento, un edificio cuadrado con una leve cúpula, centro de la ciudad.

Ambas luces estallan como si fuese un inmenso flash de fotos, tal cual lo hace el T.D.R. La gente no alcanza a cubrirse del Resplandor que ocupa el total de la ciudad de Power Car y Anticar.

El Kamikaze llega a la plaza volando, Chen Yun Wang baja y lo deja a flote, aprovecha la confusión de la gente para sorprender a Liliana por detrás, envuelve el cuello con su brazo y le dice.
_¡Te atrape!
Ella trata de zafarse pero le es imposible, el hombre saca de su traje una jeringa en forma de arma, la clava en su cuello y al gatillar, un somnífero se dispara rápidamente.



Gastón Medina

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar