Ni 1millón de Estrellas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12

- ¡Niña!

Grité mientras me acercaba rápido a ella, atrapándola antes de caer al suelo.

- Oye, despierta - dije mientras la agitaba un poco.

La cogí en brazos y la llevé hasta el sofá.

¿¿Que hago??

Es la primera vez que me pasa algo así....

- Nick, ven - hablé a mi amigo por llamada telefónica

Solo pasaron unos minutos hasta que el mayor de los tres llegó.

- ¿Que quie....¡Alina!

- ¿Alina?

- Si, es su nombre, lo comenté cuando os conté lo sucedido el viernes. Además, tu ya lo habías escuchado.... - dijo en un suspiro mientras se subía las gafas.

- Ah....- realmente no me acordaba.

- ¿Que le pasa? - preguntó mientras se acercaba a ella y le tocaba la frente - ¡Está ardiendo!

- No lo se....vino a entregarte una bolsa con una sudadera o algo así, y de repente se desmayó.

El pelirrojo corrió hasta nuestra cocina, llenó un bol con agua y cogió un trapo. Lo sumergió en este, lo escurrió y se lo puso en la frente.

- Tráe el termómetro que hay en aquella estantería

¿¡Teníamos un termómetro!?

A pesar de mi sorpresa, seguí sus órdenes y se lo llevé.

Este lo puso en los labios de la chica y esperamos durante un par de minutos.

Sin decir ni una palabra.

"Pi pi"

Ese sonido fue lo que rompió el silencio.

- Julen....hay que ir a un hospital.

- ¿¡Por qué!? ¿¡Tan grave es!? - realmente....estaba empezando a preocuparme.

- 40'2°

Si, si era grave.

Rápidamente, Nick la subió en su espalda y yo iba detrás, cerrando las puertas del lugar.

Fuimos hasta su coche.

- Siéntate aquí - dijo señalando el asiento trasero que daba a la izquierda.

Quería quejarme....pues me gusta ir de copiloto, pero no era el momento.

Simplemente seguí sus instrucciones.

El tumbó a Alina de manera que su cabeza se quedara reposando sobre mis piernas.

No se que me pasaba....pero estaba realmente nervioso.

¿¡Que te pasa Julen!? 

¿¡Puedes tranquilizarte estúpido!?

- En cuanto lleguemos al hospital, mientras yo hago el papeleo, tu lleva a Alina con el doctor y sigue sus instrucciones, no seas cabezón con lo que el te diga.

- S....si - dije aun nervioso.

Nos pasamos el viaje en silencio, de vez en cuando tomaba la temperatura de ella, pero seguía igual.

- Haz lo que te he dicho - comentó Nick apresuradamente mientras cerraba la puerta del coche y corría hasta recepción para hacer el registro.

Cogí a Alina y entré con ella.

Pude notar como Nick me seguía con la mirada, asegurándose de que todo saliera bien.

- ¿Ella es la paciente Alina? - dijo un señor mayor mirándome por encima de las gafas.

- Si - dije rápidamente.

- Ven conmigo.

Prácticamente al lado, había una camilla donde me dijo que pusiera a la chica.

Se veía realmente mal, estaba pálida y sudaba mucho.

- Ahora me la llevaré, quédate fuera con tu compañero hasta que salgamos a deciros los resultados y que haremos con ella.

- Si

Estaba tan nervioso, que "si" era lo único que salía de mi boca.

Tras eso, fui con Nick, quién ahora se encontraba en uno de los sofás sentado.

- ¿Que te han dicho? - dijo echándose hacia atrás, apoyando su espalda con el respaldo del asiento.

- Si - respondí tenso.

- ¿Si? - sonrió un poco - Julen, no se va a morir, relájate, solo es fiebre.

Yo asentí con la cabeza. Nunca me había encontrado en esta situación....que alguien se quede inconsciente delante mía y que no responda ante nada....era horrible.

Nick pasó su brazo por mis hombros para calmarme.

- Casi estás sudando tu mas que ella - rió.

- No es gracioso - me quejé.

- Ya, pero quiero calmar la situación.

Y realmente lo está consiguiendo, se nota que es el mayor y sabe llevar los estribos. Tss, pero no iba a decírselo.

- ¿Los acompañantes de Alina Vell? - dijo el doctor de antes tras 40 minutos de espera.

- ¡Si! - me levanté de golpe, y Nick me agarró el brazo para que me calmara.

- Si, somos nosotros.

- Venid conmigo.

- A este hombre le gusta que le persigan - susurré a mi amigo.

- No va a traer la habitación hasta aquí - respondió mientras se iba - Vamos Ju, no te quedes atrás.

Con unos pasos rápidos, le alcancé y seguimos al doctor hasta una de las habitaciones.

- Alina va a tener que quedarse hospitalizada un par de días.

- ¿Un par de días? ¿Por qué? ¿Tan grave está? ¿Se va a morir? - no podía cerrar mi boca.

- No - rió el doctor - tranquilo, simplemente queremos esperar a que despierte y una vez lo haga, quiero controlar que todo esté bien.

- De acuerdo señor - le dijo Nick.

- Me llamo Darren y me encargaré del proceso de mejora de Alina, al igual que de su tratamiento. 



Marisabel

#6836 en Novela romántica
#2256 en Joven Adulto

En el texto hay: adolescentes, amor, drama

Editado: 18.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar