Ni tan princesa, Ni tan príncipe

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 4. UNA CLARA NOCHE VS UN OSCURO DIA

Buena parte de mi larga semana ha estado basada en recuperar clientes, actualizar fechas y contabilizar perdidas. No son enormes perdidas, pero tampoco acostumbro a ignorar por tanto tiempo el orden de mi empresa.

Mi muy eficiente asistente por fin vuelve al trabajo, paso de largo por su escritorio sin saludarla y siento como de inmediato se levanta y me sigue hasta mi oficina, estoy tan enojada con ella, son muchos días ausente y ni siquiera sé por qué, mis mensajes y llamadas han sido constantemente ignorados por ella y sea lo que sea que sucede sencillamente no deseo oírlo.

- tany debes dejar de hacerlo porfavor

Tomó asiento y giro inmediatamente hacia mi laptop

- ok, está bien, sabes que? Entregaré mi renuncia hoy mismo.

Suena tan segura que temo que lo haga, pero no importa simplemente tiene que entender que aún así sigue siendo mi empleada y no puede abandonarme, no ahora.

Sale de la oficina y sigo concentrada con mis documentos, recibiré personal nuevo en Aqua y no quiero llegar tarde. Siempre es bueno presentarse el primer día de los contratistas para que te respeten, demás que siempre me gusta dejar en claro las normativas de la unidad de construcción de todos los proyectos.

Rodrigo de recursos humanos toca la puerta y con una seña le indico que siga, estoy al teléfono y le solicito unos minutos.

-correcto Andrés, en momentos estoy allá. Por favor que me esperen. Ok, bye!

Miro a Rodrigo mientras juega en su mano con un sobre de Manila, lo tantea con cuidado como si de una bomba se tratara.

- entonces, me necesitas?

- si jefe, hay algo de lo que debemos hablar.

- debe ser ahora? Es decir tengo que llegar pronto a la obra..

-jefe, esta es la renuncia de Andréa.

Frunzo el ceño y la tomó con renuencia, leo rápidamente

-motivos personales? Que motivos personales obligan a una empleado a retirarse de su trabajo. Liquidala y que cumpla su pre aviso. Consigueme hojas de vida y que entrene a la nueva. Es todo?

- Antana, escúchame. No somos cercanos pero si llevo mucho tiempo apoyándote y conozco tu historia con andre-

- no quedó claro que se desea ir? No quedó claro que debes hacer? O esperas que lo haga yo misma.

- Antana, debes oírme.

- Sal de mi oficina y ejecuta tu labor.

Rodrigo se levanta lentamente y camina hacia la puerta, pero antes de salir de gira para escupir lo que me dejaría descorcentada.

- se rumora que tiene cancer, Al parecer es terminal. Lo comentaron en la cafetería las de contabilidad, una de ellas sale con el oncólogo.

Debo tomar asiento nuevamente, por mi cabeza recorre mil veces la escena de la mañana. Aún así no me acercaré a ella. Si el rumor es cierto debió decírmelo, si no lo hizo simplemente no me importa.

Demonios es tan tarde, ahora debo correr a la obra para conocer a los contratistas.

Bajo por el ascensor para no pasar por su escritorio, coincido con Rodrigo quien me ve con tristeza.

-no es mi culpa entiendes?

- lo siento Antana, no quise culparte.

Llegamos al sótano y bajo rápidamente, mis lágrimas brotan sin control, me siento tan vacía, y si es cierto que está enferma? Y si tiene miedo?

Sigo con mis pensamientos mientras mecanicamente enciendo la camioneta, arrancó y salgo del sótano, tomo la avenida principal y sigo pensando en Andréa y las infinitas veces que ha sido una hermana para mí.

Siento un golpe que me envía hacia adelante y golpeó mi rostro con el panorámico. Un hilo de sangre cubre mis ojos y siento mareo, solo me queda cerrar los ojos.

Escucho voces a mi alrededor mientras siento manos palpar mi cuello y muñecas. Trato de abrir los ojos pero el dolor de cabeza me obliga a cerrarlos.

-tany? Nena? Por favor dime qué estás bien...

-tany? Por el cielo, te necesito amiga...

Debe darle tiempo, el golpe fue fuerte y necesita descansar.

Reconozco una voz en la oscuridad, andrea toma mi mano y la apreta hacia sí.
Abro los ojos despacio y la miró llorar.

- mmmm....

-shhhh, tany no hables. Debes descansar.

- q u e....

- Pasaste un semaforo en rojo y chocaste contra un camión. El golpe más duro lo llevo la camioneta y tú por supuesto.

- e s t o y b i...

- si amiga, todo está bien, fue solo el golpe. Tu papá está afuera con los médicos, creo que también te dieron de alta.



honey_honey

#13047 en Novela romántica
#2090 en Chick lit
#4697 en Joven Adulto

En el texto hay: diferencias sociales, felicidad, amor real

Editado: 20.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar