Niebla y Bruma-Tomo 1

Tamaño de fuente: - +

02-Expocición

-¿Superhéroes?-repitió con incredulidad, esperando que ella se riera en su cara-espera, ¿en serio?

-Y cuando dices superhéroes-dijo Niebla-es como: dícese de individuo con habilidades sobre humanas que usa disfraz y combate el mal, ¿verdad?

-Pues más bien son uniformes y es algo simple, Heichin quería identificarnos como grupo sin que nos viéramos muy llamativos.

-Ok, alto, ¿Dónde está la cámara escondida?, más o menos me estaba creyendo esto, pensé que era una escuela para dotados, ¿pero superhéroes?, ¿me veo tan crédulo?

-Un poquito, si-Joyce asomo su cabeza en ese preciso momento.

-¿Cómo que no sabes porque estás aquí?

-Intente explicarle pero piensa que bromeo.

-¿Te soltó la palabra superhéroe a bocajarro?-Bruma asintió-así no se explican las cosas, vengan-la siguieron afuera-¡Equipo, reunión general!

 

Se juntaron en el centro del salón, Joyce busco un CD y lo puso en el reproductor de la TV.

 

-¿Nos darás la exposición?-se quejo Duncan-¿Heichin no le dijo nada?

-Seguramente él pensó que sería mejor si lo hacíamos nosotros-dio play-comencemos con ella, ¿sabes quién es?

-Claro que si-dijo, mirando las grabaciones de seguridad y recortes de periódicos que mostraban a una mujer en un cerrado disfraz mitad blanco y negro-es Ink, todo el mundo la conoce.

-Nunca está de más un repaso-dijo, acomodando sus lentes y empezando su exposición.

 

Quizás los superhéroes no existían pero los justicieros enmascarados si e Ink era la responsable de ello, apareció de la nada hacia quince años y desde entonces sembraba terror y admiración a partes iguales; comenzó siendo buena, existía por aquel entonces una organización criminal que secuestraba niñas en Europa para venderlas en Estados Unidos y pronto se vio que era tras ellos que Ink iba, la misteriosa mujer era fuerte, ágil, y letal, rezar por una muerte rápida era lo único que te quedaba si estabas en su mira.

 

Hubieron muchos desocupados que quisieron emularla en los primeros años, la mayoría desistía no más recibir el primer mal golpe o cuando los pescaba la policía y les arrestaban por tratar de aplicar la ley por propia mano, Ink era inatrapable; cuando termino de destruir la organización su ferocidad disminuyo y pareció conformarse con sacudir maleantes por todo el mundo pero luego, sin razón aparente, algo en ella cambio y la Justiciera se convirtió en Villana, comenzó a robar, destruir y asesinar sin tino ni concierto, todo aquel en su camino estaba en peligro y de la noche a la mañana la otrora heroína se volvió la criminal más buscada del planeta.

 

-¿Qué creen que le haya pasado?-pregunto Bruma, cautivado por la historia.

-Obvio se volvió loca-dijo Jenny.

-¿Pero porque?

-No nos corresponde saber eso-dijo Walter, sorprendiéndole pues casi no le había oído hablar hasta entonces-nuestra misión es capturarla.

-Por eso estamos aquí-dijo Joyce, respondiendo a su desconcierto-el señor Lavroche vio que Ink era una amenaza antes que cualquiera y decidió hacerle frente con el único poder que tenia: su conocimiento de los Entes, uno a uno nos recluto y nos hemos preparado para enfrentarla, al equipo solo le faltaba un talento letrado, ahora que estas aquí podemos cumplir nuestra misión.

 

Se hizo un breve silencio como para dejar que Bruma asimilase toda la información, el chico se encogió y los miro, aun buscando alguna señal de que aquel rollo era una broma en extremo elaborada, pero todos estaban serios y solo Hana le dedico una sonrisa conciliatoria.

 

-¡Todos ustedes están locos!-dijo Niebla, como si le leyera la mente-Bruma, ver por tus cosas, nos regresamos ya mismo al orfanato.

-¡Niebla!, je, perdón, es algo sobre protectora… ¿puedo preguntar algo?-señalo a Jenny-¿Por qué ella dijo superhéroes?-Duncan soltó la risa.

-Ah, quieres ver nuestros juguetes-se levanto y tomo un control sobre el televisor.

-¡Duncan!

-Yo también quiero exponer, Joyce, hazte para atrás.

 

Apretó un botón en el mando y se abrió un compartimiento en el suelo, de este salió un aparador con cinco brazaletes, cada uno tenía una gema redonda de color correspondiente a cada uno de sus entes.

 

-Llamamos a estas bellezas Gemas Beta, son artificiales, aumentan nuestros talentos a niveles disparatados-trato de tomar la suya y Joyce le dio un golpe en la mano-¡Ay!

-Ni se te ocurra, ya te lo advirtieron, otro vidrio roto y estarás castigado por un mes.

-Eres una aburrida.

-No hace falta usarlas para que entienda, por ejemplo, Walter, ¿Cuánto peso puedes cargar?



Dama GT

#1609 en Ciencia ficción
#3372 en Thriller
#1915 en Misterio

En el texto hay: entes, arte, pintura

Editado: 30.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar