Nieve Cristalina (bts, Boys Love, Yaoi)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Capítulo 2

 

Jungkook llegó al salón de prácticas más tarde que el resto, esperando a que su irritable compañero de habitación saliera, entonces pudo alistarse y correr contra el tiempo. Los aprendices estaban ensayando sus pasos de baile, otros bromeando en una esquina. Jungkook divisó a Taehyung y desvió la mirada, pero muy a su pesar su atención regresaba. Taehyung tenía un gorro rojo que hacía a su flequillo caer sobre sus perfectas cejas. Estaba estirándose de forma llamativa, Jungkook no era el único observándolo. Su inocencia parecía un truco y esto lo hacía interesante. “Detente” dejó de sonreír quitando su mirada de una vez por todas y empezó a calentar sus músculos. El cuello, luego sus brazos, después sus piernas.

Park Jimin estaba con sus amigos, lucía como una estrella inalcanzable, como el cliché del chico adinerado cuya preocupación es disfrutar la vida. Sin embargo, este mismo objeto de admiración fue despreciado por un simple becado.

Jimin mostró una secuencia de pasos envidiables a Seokjin y Hoseok, Seokjin empezó a regañarlo. Jimin estalló en carcajadas y Hoseok sonrió frotándose la nuca, evitando decir algo que lo metiera aprietos. Jimin miró hacia Jungkook repentinamente y este alejó la mirada con rapidez. Se había descuidado, esperaba no ser mal interpretado.

Los entrenadores llegaron al salón de prácticas, los chicos abandonaron sus rutinas y se acercaron a ellos como de costumbre. El señor Kang, instructor principal de baile, se dirigió a ellos más serio de lo acostumbrado. –El señor Kim Seung está en la academia. Durante tres días estaremos deliberando temas de suma importancia para beneficio de ustedes. Durante esos días cesaran sus responsabilidades, pueden permanecer en la academia o regresar a casa, solo mantengan una conducta impecable. Cuídense chicos, pueden retirarse. – Finalizó con un saludo formal.

Los jóvenes empezaron a salir suspirando de alivio, otros quejándose por lo bajo. Taehyung estuvo sonriendo desde la mención del nombre de su padre, inmediatamente el señor Kang pasó por su lado, lo detuvo respetuosamente e inició una conversación con él.

Jungkook observó la sonrisa de Taehyung desaparecer a medida que conversaban. La expresión desconcertada de su inquieto hyung lo hizo exhalar con preocupación. El señor Kang se despidió, dejando atrás a un Taehyung entristecido. Jungkook tuvo que mirar hacia otro lado para no ir hacia él.

Namjoon se acercó a Jungkook y tocó su hombro. Jungkook volteó a verlo. – ¿Te agrada Tae? – Preguntó mirando a su primo seriamente. Jungkook siguió su mirada y ver a Taehyung con la cabeza gacha, ocultando su rostro a todos, le tocó el corazón. – Si… creo que es un buen chico. -

 

– ¿Podrías ayudarme con algo? –

 

 

***

Taehyung salió del salón de prácticas desganado, se sacó el gorro sintiéndose muy decepcionado. Un rotundo no. Estrujó el gorro de lana y suspiró alejando las emociones que se atoraban en su corazón. Alguien le lanzó su mochila de lentejuelas y miró al frente con los ojos muy abiertos. – ¿Por qué no aprovechas y visitas a la abuela? – Explicó Namjoon con una sonrisa. Taehyung abrazó su mochila y sonrió instantáneamente cuando notó a Jungkook. Sus ojos se agrandaron y ladeó la cabeza señalándolo con la mano que sostenía el gorro. – ¿Jungkook viene? –

– Si. – Namjoon respondió frotándose la nuca. – Me quedaré aquí para practicar mi baile sin molestar a la abuela. Sé cómo te aburres cuando sales solo… Le pregunté a Jungkook y él no tiene problemas en ir en mi lugar. – Jungkook tenía la vista pegada al suelo, sintiéndose muy avergonzado con todo esto. Pero Namjoon le explicó que era necesario distraer a Taehyung de ciertos temas que pudieran afectar su desempeño en la academia. Jungkook quiso ayudar a este chico, no dejaba de pensar que era un tanto sofocante, pero era mucho mejor a quedarse aquí con personas como Bae.

Taehyung empezó a reír con su singular sonrisa y los abrazó en un arranque de emoción infantil. – Te encantará la hacienda, Jungkook. –Despeinó el cabello de Jungkook sintiéndose muy feliz. Sería el primer amigo que le presentaría a su abuela, no podía estar más contento. Jungkook sintió que arriesgarse valió la pena simplemente con tener la sonrisa de Taehyung de regreso.

Namjoon llamó a casa para que le enviaran a su chofer personal, los acompañó hasta el auto y los hizo prometer comportarse, después sacudió el cabello de Taehyung y palmeó el hombro de Jungkook para despedirlos. Pasaron por una plaza y fueron por chucherías que comerían durante el camino.



Kougami Haruka

Editado: 12.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar