Nightmare

Tamaño de fuente: - +

Despertando

¿Cuántos días han pasado en este lugar? Esa pregunta siempre retumba en mi mente cada vez que despierto, el lugar en el que me encuentro esta ennegrecido por la tristeza y vacío como la esperanza de poder escapar ¿será que estoy en un sueño? Si es así quiero escapar y deshacer varias cosas que he hecho ¿no será mucho pedir? Le pregunto al aire sin esperar respuesta alguna.

Alzó la mirada tratando de buscar alguna señal de que esto es un mal sueño, pero no hay nada que delate esto, suspiro pesadamente y pienso “al final esto es la realidad de la que no puedo escapar” apoyo mi mano en el suelo y al hacer contacto con este siento algo viscoso, miro hacia el suelo y mi mirada se apaga al instante “Sangre… ¿de quien será?” me pregunto en ese instante mientras me levanto algo extrañado, ¿Qué ha pasado? Me pregunto de nueva cuenta mientras mis ojos se van ajustando a la oscuridad.

Comienzo a caminar tratando de no chocar con nada mientras en el suelo resuena el sonido interminable de charcos color carmesí, luego de unos segundos me detengo frente a una pared y comienzo a palparla tratando de buscar algo aunque no sabía muy bien el que. Mi mano logró dar con algo “Es una manecilla” susurre en ese instante girando aquel objeto y abriendo una especie de puerta que comenzó a rechinar mientras la abría, al tener la puerta completamente abierta una luz enceguecedora golpea mis ojos teniendo que cerrarlos con fuerza hasta acostumbrarme. “Luz… que cálida” pensé mientras habría los ojos lentamente mientras caminaba aún escuchando los charcos sonar “¿Qué habrá pasado aquí? ¿Por qué no recuerdo nada?” me encontraba totalmente confundido y solo esperaba algo o alguien que aclarara eso, fije mi vista en el suelo y vi algo brillar, me agacho lentamente y tomo aquel extraño objeto “Un anillo… ¿Qué hace un anillo en este lugar?” miró hacia adelante tratando de encontrar alguna otra cosa y en ese instante me fijo en una puerta que se encontraba abierta y de ella sobresalía una mano manchada con líquido color carmesí. “Mmm esto es extraño” me replique mientras comenzaba a acercarme a aquella habitación, pero no contaba con que al llegar vi un destrozo sin igual “¿Qué demonios ha pasado aquí?” me pregunté algo atónito por aquella escena tan grotesca, había un cuerpo en el suelo que tenía desde la parte del pecho hasta el abdomen abierto, los órganos se encontraban esparcidos por la habitación, las cuencas de aquella persona muerta se encontraban vacías, su mandíbula había sido arrancada y sus dedos habían sido cortados de forma limpia.

“¿Qué clase de monstruo hizo esto?” me cuestione al ver aquel cuerpo todo ensangrentado, salí de aquella habitación y comencé a andar sin rumbo por aquel lugar “¿Por qué se me hizo tan familiar esa escena?” me pregunté mientras me hundía en lo más profundo de mis pensamientos, fue en ese instante que algo me sacó del trance en el que me encontraba. “¡Ayuda!” se escucho una voz, como si de un infante se tratase, comencé a seguir el sonido de aquella voz llegando a un armario “Hay alguien a…” mis palabras fueron calladas puesto que dentro de aquel armario se encontraba el cuerpo de un niño destazado pero lo que más destacaba era su cabeza, la cual colgaba debido a un clavo que tenía en la parte superior del cráneo y este se encontraba atado a una cuerda.

“Este acto… está barbarie… ¿Quién cometió esto?” me preguntaba sin dejar de mirar el cuerpo, cerré el armario y seguí caminando mientras comenzaba a escuchar voces de auxilios y gritos que no cesaban en ningún momento “¿Qué me está sucediendo? ¿Me estaré volviendo loco?” esas preguntas invadían mi mente mientras observaba a mi alrededor y entonces otra pregunta llego a mi “¿Quién soy yo?”

Me encontraba divagando en mis pensamientos tratando de darle respuesta a esa pregunta “¿Quién soy?” se repetía una y otra vez mientras caminaba en la habitación tratando de encontrar una pista para esa respuesta, luego de unos minutos buscando no encontré nada más que cuerpos de personas que nunca había visto “¿Qué hago aquí?” me pregunté en ese instante mientras miraba mis manos manchadas de sangre y un dolor agudo se hacía presente en mi cabeza, di un quejido mientras tomaba mi cabeza con ambas manos esperando a que se detuviera “Mi nombre… John” por fin le había puesto fin a una de las dudas de las tantas que poseía, mi nombre era John.

El dolor desaparecio luego de haber recordado mi nombre, continue caminando por aquel lugar que era totalmente inospito para cualquier persona que lograra y soportara ver el lugar en este estado, a lo lejos logre divisar unas escaleras las cuales parecian ir a la primera planta, esta escalera era iluminada gracias a la tenue luz de la luna llena, no tenia nocion de cuanto tiempo habia pasado en ese lugar ¿horas, dias, semanas? No lograba recordar, comence a acercarme lentamente a las escaleras siempre atento a cualquier cosa que pudiera pasar.

"Estoy confundido... no se porque estare en este lugar..." susurraba desanimado mientras caminaba hacia la escalera la cual parecia estar cada vez mas lejos "¿Qué diablos?" susurre algo alterado mientras comenzaba a aumentar la velocidad de mis pasos "¿Me estare volviendo loco?" me pregunte mientras comenzaba a agitarme, entonces siento que algo me golpea y caigo al suelo casi sin fuerzas, me iba desmayando lentamente mientras escuchaba unas voces.



Maese G

#1055 en Detective
#560 en Novela negra
#3687 en Thriller
#2105 en Misterio

En el texto hay: gore

Editado: 18.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar