No Me Juzgues

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

 

Megan:

Otro día lluvioso, otro día de escuela, otro suéter para intentar ocultar esa estúpida venda de mi antebrazo que por fin me quitaran hoy después de clases y otra promesa que no se si podré cumplir.

La verdad es que anoche me sentí feliz por un instante, después de que Luck fue a mi habitación, pero luego vio mi venda y me hizo prometerle que no me cortaría, que nunca jamás volvería hacerlo.

Sé cómo empecé a cortarme, pero no sé cómo terminar, no es que fuera adicta a ello, o como si lo hiciera todos los días como una maniática, el problema es que es algo con lo que logro descargar mi impotencia, es algo que me recuerda que yo puedo tener el control sobre mi dolor, pero tengo que dejarlo ir, por Luck, porque todavía no me puedo ir, porque todavía el me necesita.

Ne levante de la cama, me vestí como normalmente lo hacía, una remera gris y unos Jeans y mis converse negros, baje desayune con todos y luego Margaret nos llevó en el auto hacia la escuela.  

Realmente sé que no tengo futuro, sé que desde que termine y sea mayor solo buscaré un trabajo para tratar de que yo y Luck sobreviviéramos así que la universidad no es una opción para mí.

Todo paso normal realmente hoy no me concentre en las clases, solo quería mirar afuera y tenía una vista perfecta desde mi lugar, clase por clase solo me la pase viendo las gotas caer y resbalándose por mi ventana, hasta que llegó el almuerzo, no tenía hambre pero creo que se veía apetitoso hoy habían servido lasaña, así que no me negué y solo me senté en una de las mesas vacías, cuando de pronto aparece una chica delante de mí, es la misma que me dio las indicaciones en mi primer y horroroso día de clases.

- ¿Está ocupado? - pregunto con voz dulce, creo que quería hacerse mi amiga o algo así, pero ya tengo a demasiadas personas a las cuales extrañar.

-Sí, está ocupado- le dije cortante.

-ja,ja; sí, claro, te he estado vigilando Rose, siempre te sientas sola. - me dijo sentándose.

-A ver, acaso aquí entienden el "está ocupado", como siéntate o ¿qué? - Dije recordando el primer día y luego me negué a mí misma a recordar algo de ese arrogante idiota.

- Hey Tranquilízate chica, no te alteres, te saldrán arrugas, no es bueno para la piel. - me dijo y yo solo me quedé mirándola con cara de póker. - Bueno chica, por lo que veo no te ha ido tan mal en el infierno, me llamo Megan Ross.

Sonreí, realmente fue algo total y completamente involuntario, recordé cuando me dio la bienvenida el primer día.

- Bueno Megan, soy Rose, aunque al parecer sabes mi nombre Cómo casi toda la secundaria después del show que hizo Ashley ayer y no sabes cuánto te agradezco que te hayas tomado la molestia de vigilarme en todo este tiempo.- le dije con una sonrisa hipócrita mientras veía como ella también me sonreía de la misma manera- pero no estoy aquí para hacer amigos, así que si me pudieras hacer el gran favor de alejarte, y que esto termine aquí me harías muy feliz.- le dije lo más sarcástica y con la voz más dulce y fresita que pude.

_________________________________________

- Escucha Rose, en esta prepa hay solo seis grupos y debes de aprender de cada uno de ellos si es que quieres sobrevivir.

Número 1. Nerds: ellos son los mejores, están en todos lados, pueden estar en todos los grupos son ultra inteligentes, pero no son el estilo de nerds de las escuelas normales, son algo así como Spencer de criminal minds, son cools, a todos los grupos les interesa tener a uno de ellos, aunque ellos también tienen su grupo.

número 2. inquisidores: al parecer tienes en frente a una importarte miembro y creo que tú también lo serás, los inquisidores somos los que sabemos todo sobre todo y todos, y lo utilizamos a nuestro favor, nos encanta recaudar información.

Número 3. Gatas: creo que ya tuvisteis el "honor" de conocer a la capitana de ellas, Ashley Patrick.

la mayoría de ellas son porristas y jugadoras de voleibol, típicas chicas populares, caprichosas, ricas y oxigenadas, que siempre consigue lo que quiere con sólo chaquear los dedos, pero los inquisidores las sabemos ponerlas en su lugar.

Y como era de esperarse si hay un de chicas, debe haber uno de chicos:

Número 4. Jugadores: bueno, también creo que ya te has topado con uno de los más famosos, mencionados y codiciados de ellos, Derek Miller.

Ellos son los típicos deportistas, pueden ser de soccer, de voleibol, o baloncesto, típicos chicos ricos y apuestos que solo trata de enrollarse con chicas y ganar más popularidad. 

Número 5. Frikis: puros chicos y chicas raros e inusuales, si no encajas en la sociedad, ellos son la perfecta opción, pueden llegar a ser muy divertidos e importantes.

Número 6. Emos, todos los llamamos así, pero ellos se hacen llamar "Los incomprendidos": ya sabes, chicos y chicas complicados que creen que el mundo no los entiende y nunca lo hará, que siempre usan ropa oscura, todo gótico, siempre están deprimidos, que se cortan, piensan en suicidarse, solo para tratar de llamar la atención con tanta pendejada - dijo burlándose terminando de dar su explicación, y simplemente me miro a los ojos esperando mi respuesta.



J.A.C.R

#14364 en Novela romántica
#9417 en Otros
#1358 en Humor

En el texto hay: odioamor, comedia, sarcasmo

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar