No Soy Quien Crees

Tamaño de fuente: - +

14. New York

El que papá me hiciera ir otra vez a new York me ponía de malas, tenía el presentimiento de que no vendría nada bueno de ello y que las cosas se pondrían fastidiosas a partir de este fin de semana.

También sabía que si no me presentaba toda mi libertad podría acabarse. No tenía como negarme y debía viajar, la excusa en la escuela seria realizada por Jaime; pero para ese chico que excusa pondría si me desaparecía así por así. / pero y a mí eso ¿qué me importa? /

Por otro lado, estaba Max, que estuviera en Pound Beach no hacía que estuviera tranquila, pero algo debía hacer para evitar que supiera que estaba viviendo en este lugar.

Jueves y aun no sé qué hacer, mientras estoy pensando en eso mi celular vibra y es Max.

- ¿Cuándo vas a venir aquí? Ayer ni siquiera me respondiste porque tenías clases, ¿estás en clases?

- No Max, no estoy en clases, estoy en receso de medio tiempo así que podemos hablar.

- ¿Qué harás esta tarde? Quiero verte y que hablemos, hace tres semanas que nos vimos. ¿qué harás después de clases?

- Esta tarde iré a verte, ¿dónde estás? - Le pregunte para así avanzar el tiempo y que no sonara el timbre aun hablando con él.

- Estoy en Priston Hotel, pero estaré en una sección de fotos en el parque central de la ciudad; ¿sabes cómo llegar? - Me pregunto, podía imaginármelo poniéndose la mano en la nuca y mirando al suelo chocando el piso con sus tenis y levantando la cabeza luego de eso.

- Existe Google map, Max ¿sabías? Digo y pregunto con sonrisa de satisfacción he ironía.

Allí sonó la campana de fin del medio receso.

- Max hablamos luego, ya ha pasado el receso; ¿a qué hora? – Pregunto antes de cortar.

- A las cinco, ¿ésta bien para ti?

- ¡si!

Las horas han pasado rápido para mi suerte, pareciera que todo está a mi favor; debía mandar un mensaje a Jaime para que tuviera el helicóptero listo para llegar al parque. En la última hora mande el mensaje a Jaime para que tenga todo listo incluso lo del viaje a New York vería a Max.

* * * *

En la última clase de aritmética, mande el mensaje a Jaime que por favor tuviera todo listo y que metiera mi ropa en la maleta, exactamente la ropa de marca que uso cuando tengo que ser Krofort.

Termino la hora de clases e inmediatamente fui a buscar mi bicicleta sin detenerme en ningún lugar debía llegar a la casa a la velocidad de la luz, llegue a casa y me arregle; puse la peluca negra, los lentes de contacto verde avellana, los lentes de sol, el jersey y el jeans negro junto al abrigo que me regalo Max para mi cumpleaños.

Tomé el helicóptero y emprendimos el vuelo, Pound Beach es realmente hermosa desde el aire; pude ver la playa y mi casa realmente es enorme; me puse a sopesar en como pude comprar una casa tan grande para mi sola y quien habría hecho una casa tan grande cerca de la playa, en media hora estuvimos sobre el helipuerto de la plaza donde estaba haciendo la sección de fotos.

- ¿en qué nivel estas exactamente? - Le pregunte por un mensaje, estaba en el segundo piso en el área de trajes de noche donde estaban tiendas como Gucci, Michael Kors, Carolina Herrera, zara, Dolce & Gabbana, Dior, Addidas, Puma, la mayoría lo habían elegido a él como su cara de representación y figura publicitaria por su esencia fresca y juvenil, al verlo en las revistas si no lo conociera me habría enamorado de él como muchas adolescentes y amantes de la moda lo han hecho.

Es increíble que mi mejor amigo fuera tan famoso y eso no le molestara.

* * * *

El día y la tarde de ayer fueron muy agitados, ver a Max, las clases, preparar el vuelo para hoy estar antes de las nueve con papá sentada en la mesa y compartir con él la cena.

Colarme de la última clase no era una opción, pero debía evitar que las sospechas se levantaran así que llame a Marco para que me fuera a buscar una vez pase por los casilleros y perdí de vista a los chicos.

Llegué a casa y subí más rápido que de carreras a cambiarme de ropa la peluca, los lentes de contacto, la ropa y tomar la maleta lo cual hice lo más rápido posible sin llevarme nada, ni las clases por hacer ni siquiera mi laptop.

En helicóptero llegar a New York tomaba dos horas, llegare en eso de las siete de la noche; los chicos se toman tiempo para llegar a la calle en donde exactamente estaba la casa y Seguir su camino. Salí al helipuerto y me subí al helicóptero, despegamos hacia New York.



Dam Yeo-Wool

#14487 en Novela romántica
#9520 en Otros
#1373 en Humor

En el texto hay: mentiras y desilusión, amor, amor complicado

Editado: 15.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar