¡no soy un simple gato!

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

 —Tú te llamaras Galletita porque eres muy dulce pequeñín.

No sabía si maullar o simplemente quedarme callado y escuchar lo que ella me dijera, me decidí y me quede callado, mientras yo había estado pensando ella ya había apagado las luces, me abrazo y me llevo a su cama, me acostó a un lado de ella, acaricio mi cabeza y cerro sus ojos.

Trate de despertarla, sin embargo, solo emitía maullidos al hablar.

—¿Qué pasa pequeño? ¿tienes hambre? —pregunto ella.

—Ayúdame por favor, quiero volver a mi planeta ya no soporto estar aquí, ayúdame a volver a mi forma humana.

—No te entiendo Galletita.

Estaba perdido nadie me podrá ayudar y nunca tomare mi forma real de nuevo, quiero ser humano de nuevo.

—Pequeño iré a la biblioteca, ¿me acompañaras?

Yo solo la seguí hasta ese lugar.

—Ya llegamos Galletita, vamos a entrar.

Entramos y ella fue a escoger un libro, mientras que yo también buscaba un libro relacionado con portales y magia en la sección de fantasía y hechizos. Luego me dirigí a la mesa donde estaba ella, yo llevaba el libro entre los dientes, ella estaba muy concentrada en lo que leía, así que solo me subí a la mesa y empecé a darle vueltas a las hojas hasta que encontrara lo que necesitaba así que me concentre en ello.

—¡Oye! ¿Galletita de donde tomaste ese libro?, dámelo lo puedes destrozar con tus garras.

—Hola Dulce. ¿De dónde sacaste este asqueroso gato?

—En primera no le digas asqueroso, en segunda sabes que adoro a los gatos y no he tenido ninguno desde que Moly mi gatita murió, en tercera si eres o no mi novio no debes de tratar mal a Galletita así que te tendrás que aguantar entendiste Christian.

—Sí, si ya entendí, lo acepto solo porque eres mi novia.

Entonces después de haber observado la discusión y al ver cómo me llamo lo que hice fue arañarle la cara para que no me insultara, aunque soy un gato también siento, tengo sentimientos.

—Galletita así se hace, no debes permitir que nadie te insulte —dijo ella con un tono de voz burlona, había detestado el hecho de que me trataran como un animal salvaje.

—Sucio y asqueroso gato, ¿quién te crees que eres para arañarme? ¿Dulce cómo es que a ti no te hace nada? —dijo mientras pasaba sus dedos por su cabello.

—Ya cálmate, no es para tanto —dijo Dulce con voz pasiva.

—Sabes que, después nos vemos, no soporto este gato.

Al concluir sus palabras lo que hice fue bailar arriba de la mesa de la biblioteca, ella se me quedo viendo de manera extraña.

—Eres un gatito muy peculiar —dijo casi susurrando. Bueno, ya vámonos quiero ir a casa un rato.

La seguí hasta su casa, entramos y ella solo se abalanzo contra el sillón.

Narra Dulce

¿Por qué Christian es a veces muy romántico y a veces me llega a fastidiar tanto que hasta que quisiera que desapareciera?....no lo sé pero me gustaría que tuviera más gustos similares a los mío, llevamos ya 1 año de noviazgo juntos y aun así no lo logro entender, lo quiero pero tiene un carácter que a la vez me gusta y a la vez no, no me gusta que se sienta superior a otros y que maltrate a los animales.

¿Galletita se abra molestado con Christian?, la verdad es que a veces he llegado a dudar en si de verdad amo a Christian es mi primer novio, pero no es lo que esperaba, bueno no todo es justo como lo queremos, es como en las fiestas de cumpleaños, creemos que vendrán todos nuestros amigos y que nos regalaran todo lo que queremos, pero al final no resulta como lo imaginábamos y todo se arruina.

Él es muy atractivo, tiene su piel blanca, ojos café claros y su cabello es castaño.

Narra Neith

Mientras la veía a ella pensaba... ¿Por qué ella que es tan linda tiene de novio a un tipo tan nefasto como él? ¿será que de verdad lo quiere con ese carácter que se carga? ¿se sentirá cómoda con él?... en realidad, no lo sé, solo espero que no la haga daño y ahora que ya no regresare a mi forma humana, lo mejor es cuidarla y hacerle caso, por supuesto iré a todos lados con ella.

—Hola Romí —dijo ella mientras hablaba por teléfono y revisaba unos apuntes los cuales tenía en su cuaderno. —Si está bien ¿dónde nos vemos? —continuaba hablando con alguien a través del teléfono. —Voy para allá, no tardo.

Ella camino hacia a mí y me tomo por debajo de la cintura y me acomodo en sus brazos.

—Es hora de salir pequeñín te presentare a mi mejor amiga Romí, ella es muy tierna, es fanática del k-pop y le encanta salir, pero cuando la hacen enojar, sí que se enoja, se podría decir que es un enojo tan mas grande, que cualquier pensaría que quiere matar a alguien, además sueña con convertirse en una famosa cantante.

Adelante de nosotros se encontraba una gran avenida, teníamos que cruzar así que caminamos hasta el puente peatonal.

—Vamos a cruzar, ya casi llegamos, estamos a 15 metros de distancia de la cafetería.



Kim-Jisoo-Jinju

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar