¡no soy un simple gato!

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

—¿Qué haces aquí Dulce? —dijo Joel con un tono arrogante.

—¿No puedo venir a verte?

—No es eso solo que estaba ocupado.

—¿Puedo entrar?

—No.

—¿Por qué no?

—Ah, tengo un gran desorden, además no quiero que entres con ese gato, mejor vamos a otro lugar, espérame aquí, ahorita vuelvo voy a ponerme otra ropa.

—Está bien, aquí te espero —contesto ella dudando de lo que él le había dicho.

Pasaron 7 min y el salió con un pantalón de mezclilla negro, una camisa blanca, unos zapatos de cuero negros y un chaleco de cuero negro.

—Ya vámonos —dijo Joel.

—¿A dónde iremos?

—Vamos a un antro.

—¿A un antro?

—Sí, ¿hay algún problema?

—No solo tendré que llevar a Galletita a mi casa, no nos dejaran entrar con un gato.

—Vamos a dejarlo entonces.

Llegamos a la casa de Dulce y entonces entro y me soltó de sus brazos.

—Te quedaras aquí, no hagas travesuras- después de darme ordenes salió, cerró la puerta y se escuchó como ponía llave para que nadie entrara.

Trate de escapar por una de las rendijas de la ventana, pero quede atorado, por un momento me convertí en humano, pero regrese a ser un gato, el conjuro que fue lanzado sobre mi realmente no parecía ser tan fuerte o tal vez si lo es y los efectos secundarios que empezaba a mostrar serian mi total destrucción.

Caí de la ventana y me apresure para seguirlos, mientras Dulce abría la puerta del automóvil, con gran agilidad y siendo sigiloso entre dentro de el sin que ellos 2 se dieran cuenta, una vez dentro del automóvil solo escuche su conversación hasta que llegaran al dichoso antro.

—Oye Dulce, ¿vas a visitar a tu padre?

—¿Mi padre? —pregunto extrañada.

—Sí, me enteré de que está aquí en México.

—Claro que no lo visitare, aún sigo muy molesta con él.

—No deberías de odiarlo tanto.

—Estas mal Christian, qué harías tu si yo te engañara con alguien más.

—Obvio que ya no serias mi novia, debido a que terminaría mi noviazgo contigo.

—Lo ves ahora sabes cómo se debe de estar sintiendo mi madre, ¿crees que es justo para ella?

—Tu madre ya tiene sus años yo digo que no debería de hacerse la difícil.

—Sabes que Joel, ya no quiero hablar de esto, no digas ninguna palabra más sobre el tema.

—Como quieras, todos modos yo no soy el que saldrá perjudicado.

—La conversación se comenzaba a poner intensa así que cambiaron de tema.

—¿Joel por qué no visitaste a tu hermana Romí en el hospital?

—No era nada grave así que para que iba.

—Es enserio que no te causa sentimiento alguno el saber que tu hermana puede morir.

—Para que hacer tanto escándalo, además no se murió como para que me des este sermón.

—A ti ni siquiera te importa tu hermana.

—Ya llegamos hay que entrar, ya no hay que hablar de estos temas, así como a ti te incomoda hablar de tu padre a mí me incomoda hablar de Romí.

—Está bien seguiremos hablando de esto en otro momento.

Se bajaron del automóvil y se dirigieron a la entrada del antro, también bajé del auto, después de que entraron me escabullí para poder entrar, en cuanto el vigilante se distrajo entre al lugar. Una vez adentro ya no logre encontrarlos a ellos, no los veía por un rato, ya habían pasado 3 horas y aun no tenía ninguna señal de ellos, se encontraba mucha gente en el lugar, fije mi mirada en la multitud hasta que logre ver como su novio la llevaba a otro sitio ella no parecía consiente así que lo seguí para saber sus intenciones. El entro con ella al baño de hombres así que me apresure antes de que se cerrara la puerta sin embargo no logre entrar y así continúe rasguñando la puerta por 5 min , entonces no supe como logre entrar , me observe a mí mismo y era humano de nuevo , eso era lo de menos en ese momento así que comencé a asomarme por debajo de las puertas a una distancia de 1 metro para lograr encontrarla ya que 4 de las puertas se encontraban cerradas y 2 abiertas , en la primera se veían solo los pies de una persona , en la segunda no se veía nadie , en la tercera se encontraba solo una persona y en el cuarto baño se podían ver unos zapatos negros de cuero y los tacones rojos que llevaba Dulce así que le di una patada a la puerta y se abrió en cuanto vi que ella estaba inconsciente y con su ropa desgarrada y el sin camisa, sentí un rencor más grande que el que sentí cuando mis padres me abandonaron cuando tenía 7 años, yo solo rodeado de feroces animales en una cueva como los son los lobos e intentaron comerme, hasta que llego Jane mi mejor amiga y me saco de esa cueva obscura e infernal, así que jale a Christian de la camisa lo empuje contra la pared y rodee las palmas de mis manos en su cuello, sentía una gran impotencia así que me detuve porque lo hubiera dejado sin vida.



Kim-Jisoo-Jinju

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar