¡no soy un simple gato!

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 11

—Muy bien, ahora Neith dime ¿cuál es tu papel dentro de todo esto?

—Seguí a Dulce, ya que, sabía que se vería con él, eso es debido a que escuche una llamada donde ella hablaba con él, como sé que es un tipo muy peligroso decidí espiarla, claro, sin tener más que decir. Pero la señorita me acusa de complicidad con ese tipo

—Te daremos protección inmediata

—¡Gracias! Y no le crea a Neith, creyó en mi broma, si lo conozco y no lo culpo de complicidad, él es mi primo....

—¿Enserio? —dijo desconcertado

—Si así es —afirmo de una manera no muy convencedora.

—Ustedes no llevan los mismos apellidos.

—Eso es porque el cambio sus apellidos ya que se enteró que es adoptado y quiere llevar los apellidos de sus verdaderos padres

—¿Así que tienes un primo adoptivo?

—Sí, así es.

No entiendo el motivo por el cual mintió, pero, se lo agradezco enormemente por que la he llegado a apreciar como una hermana, si llegue a decir que la amo, solo fue para lograr separarla de Christian, realmente solo la aprecio, pero, no la amo.

—Muy bien, procesaremos ante el penal a Christian Villa Torres, ya no tendrá que preocuparse por lo demás. Puede ir a su casa, ya está a salvo.

—¡Muchas gracias!

Salimos de la comisaria y ella saco su teléfono del bolso.

—Oye tú, ¿A dónde iras?

—Iré contigo.

—Gracias, que tierno eres, pero, no gracias así estoy bien

—Pero yo vivo.... —fue interrumpida mi palabra por ella—.

—Dame tu número telefónico

—No tengo

—¿Cómo no vas a tener? —me jalo del brazo y empezó a revisarme de pies a cabeza—.

—Parece que es cierto, no traes ningún celular. Tomare un taxi para llegar a mi casa así que adiós

Estuvimos esperando hasta que pasara un taxi, mientras tanto yo solo la miraba mientras estábamos en silencio, ella parecía estar muy preocupada, sé subió a un taxi y la seguí sin que se diera cuenta. Caminé hasta llegar a su casa, me pasé por una de las ventanas, una vez estando dentro del lugar sentí como mi tamaño se iba reduciendo hasta hacerme pequeño, de nuevo era un gato.

Narra Dulce

Después de todo lo sucedido le marque a mi mama y le mentí, le dije que no me había ocurrido nada grave, mentí porque no quería preocupar a mi madre, le mande varios mensajes a Romí hasta que me contesto, le dije que mañana cuando despertara viniera a mi casa ya que quería contarle lo que me había pasado. Una vez que había pagado y bajado del taxi, me apresure a entrar a casa, necesitaba comprobar si lo que aquel chico me había dicho era cierto o me había mentido, necesitaba saber si mi gato se encontraba ahí.

—¿Hola hija, como estas? —dijo una voz gruesa desde la sala.

—¿Qué haces aquí, no te dije que no te quería ver?

—¿Qué le hiciste a tu novio?

—¿Qué? ¿cómo es que sabes sobre eso?

—Yo le dije a tu novio Christian que secuestrara a tu gato, ya que, he visto que le tienes gran afecto a esa bola de pelos.

—¿Cómo sabes eso sobre mí y mi gato? —pregunte extrañada y mi corazón estaba palpitando tan fuerte por el miedo.

—Te he estado vigilando e incluso he entrado varias veces a tu casa mientras duermes.

—¿Acaso estás loco?

—Sí, si lo estoy.

—¿Cómo conoces a Christian?

—Él es mi hijo.

—¿Qué, tu hijo? —me quede desconcertada— creo que esto ya es demasiado, estas mintiendo.

—No, la verdad es que tú no eres mi hija, ¿acaso tu madre no te lo dijo?

—No, claro que no, pero... ¿entonces no eres mi padre?

—Ya te dije que no.

—Si no lo eres entonces no tienes motivos para visitarme.

—Claro que tengo motivos

—¿Cuáles motivos?

—Cada día te pones más buena

—Eres un asqueroso, eres un enfermo, vete o llamo a la policía

—No me da miedo la policía, ya que, mate a la madre de Christian, pero, si eso quieres, me voy, pero, ni creas que no volveré.

—Los 2 son unos enfermos, que alegría me da el saber que no soy tu hija y no llevo tus genes -estaba tan desconcertada y a la vez enojada- y no me sorprende que la hayas matado, solo eres basura.

Salió de mi casa después de tomar un cuchillo de la cocina, tenía mucho miedo

Antes de retirarse me amenazo con el cuchillo y me dijo que yo tenía que liberar a su hijo de la cárcel. Yo solo asentí con la cabeza haciéndole creer que levantaría los cargos en contra de Christian, lo cual por ningún motivo iba a hacer.

Me sentí muy débil por lo que fui a sentarme al sofá por unos minutos, me quede viendo una serie por 2 horas y comencé a sentir un dolor muy fuerte en el estómago, creí que tal vez era una infección estomacal así que me levante y busque en mi cajón pastillas para infección estomacal, después de haberlas encontrado me tome una pastilla y fui a recostarme, mientras escuchaba "Love me harder" de Ariana Grande.



Kim-Jisoo-Jinju

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar