No te perderé de nuevo

Tamaño de fuente: - +

¡TODO COINCIDE!

Cuando la reunión finaliza son las 19:00 P.M. Me siento totalmente exhausta y he tenido que llamar a mis hijos para explicarles que no podremos viajar el día de hoy; no quiero arriesgarme a conducir y viajar con ellos a esta hora y con el cansancio que estoy sintiendo. Presiono el botón del ascensor y entro en él. -Espera Aydee, no nos dejes-. Pablo, seguido de Tony corren para entrar al ascensor, presiono el botón de stop y ellos logran ingresar. -Ufff, ya casi nos quedábamos, estoy muerto-. Pablo hace un cómico gesto de cansancio y Tony lo observa. -¿Lista para descansar bonita?-. Giro para observar la mirada de Tony y exactamente como lo imaginé, su rostro cambia a un color rojo intenso; se queda  en silencio, pero es evidente que no le ha gustado para nada el comentario. -Si Pablo, ya estoy lista para descansar-. Suerte que el ascensor se ha detenido y salimos de él -Buen fin de semana, que descansen-. Me apresuro a despedirme y camino de prisa hacia el lugar en que se encuentra estacionado mi vehículo. Escucho a Pablo que grita. -¡Igualmente bonita! y no corras mucho-. "Pablo echándole leña al fuego"......

Subo a mi vehículo cuando escucho golpes en el vidrio del lado del copiloto. Puedo leer los labios de Tony, quien me pide que abra la puerta; quito el seguro y entra. -¿Que es lo que estás haciendo? Sus palabras son fuertes, pero también están cargadas de desilución. -¿A que te refieres?-.Aumenta el volumen de su voz. -A que me refiero, mirame Aydee, no me digas que no sabes que me refiero, estoy hablando de Pablo-. Me mira directamente a los ojos y espera una respuesta. -Pues no pasa nada Tony, simplemente es un compañero de trabajo-. -Pues no lo estás tratando como un compañero de trabajo-. También aumento el volumen de mi voz .- Pues es lo que és, un compañero, nada más-. -No es lo que él está percibiendo de tu conducta hacia él, Aydee-. -Pues no es cierto, tú te estás imaginando lo que no és! Pablo es un compañero de trabajo y punto!-. -Estas imaginándote cosas que no son.....- -No es así Aydee, tu le estás haciendo creer que estás interesada en él, es evidente, tus atenciones le están dando señales que puede tener una oportunidad contigo-. -Pues no es asi, entiendelo....-Toma mi rostro con sus manos y coloca su frente sobre la mía. -No entiendes Aydee, que me hierve la sangre de ver y escuchar como se comporta contigo, de que tú le aceptes tus atenciones, estoy molesto, furioso.......celoso-. Tomo sus labios con ímpetu, me sumerjo en lo profundo de su boca y tomo su cabello para presionarlo y acercarlo más a mí; él acepta mi beso con la misma necesidad; me deleito en su sabor y no termino de satisfacer mi necesidad de sentirlo cerca, acaricio su piel, sus brazos, su abdomen. Las caricias y los besos no tienen fin y el calor aumentan en cada instante. Detengo el beso y le hablo entre susurros -No tienes porque estar celoso, nadie podría ocupar tu lugar-. -Dime Aydee, porqué nadie puede ocupar mi lugar, ¿que sientes por mí?....Su mirada es dulce y puedo percibir su temor  a lo que yo podría responder. Le doy un casto beso y lo veo a los ojos. -Porque te amo con todas las fuerzas de mi ser, porque te necesito como jamás he necesitado a nadie en mi vida, y me rehuso a PERDERTE DE NUEVO.

Tony me abraza tan fuerte que puedo escuchar el crujir de mis huesos, puedo sentir  como su cuerpo se contrae a mi contacto. Cuando tomo su rostro con mis manos y lo obligo a mirarme, puedo percibir como caen lagrimas de sus mejillas. -Tú mi amada Aydee, no sábes cuanto he esperado escucharte decir que me amas, lo soñé muchas noches y ahora es una realidad-. -Yo te amo desde la primera vez que te ví en ese salón de clase, entraste en mi corazón para no irte jamás-. Nos besamos, con un beso lento y suave como que fuera la primera vez que nos tocamos y nos besamos. La confesión de Tony es como una inyección de energía para mi solitario corazón. Me siento plena, feliz, no quisiera que ésto acabara; lo esperé tanto tiempo y ahora es una realidad; me siento agradecida, porque a pesar de mis errores, aún éste hombre maraviloso me sigue amando.

Aunque mi cuerpo me pide su contacto, tenemos muchas cosas que hablar, muchos secretos que compartir, muchos temas que aclarar. Llamo a Waleska y le explico la situación brevemente, ella me felicita y me brinda gratuitamente varios consejos amorosos y me pide que me tome mi tiempo, ella irá a cuidar a los niños y se quedará a dormir con ellos si es necesario; sé que del otro lado de la línea, está sonriendo y pensando una serie de cosas morbosas.

-¿Listo, nos vamos?- Tony me sonrie y me besa la mano. -Mi hermosa piloto, puede conducir y llevarme donde usted quiera, soy todo suyo-. Le sonrio como una tonta, estoy tan feliz que no tengo palabras para expresarme, situación que es extraña, porque siempre he tenido mucha facilidad de palabra.

Vamos a un restaurante bastante íntimo, conversamos de todo lo sucedido durante éstos años, de lo dificil que fue perder a su esposa y de lo complicado que ha sido cuidar de su pequeña hija por su situación clínica con el asma y que ha sido necesario darle la bebé a sus suegros, para que puedan cuidar de ella, durante los días que él se encuentra trabajando; me comenta que el fin de semana lo dedica a compartir con su hija y que el domingo por la tarde es muy dificil llevarla de regreso a casa de sus suegros. 



H.C.Marroq

Editado: 26.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar