Noches de Sangre

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Especial: Los Recuerdos de Daniel

Parte 2

Paso a la siguiente foto donde ambos, Matt y yo, estamos vestidos con los trajes de esgrima y nuestros floretes en la mano.

- En está foto nos encontrábamos en el campeonato intercolegial de esgrima.- le digo a Chuck.

- Iban a un colegio muy caro entonces.- me contesta.

- Claro que si. Somos de la élite. Nuestras familias son caballeros de la familia real desde hace más de cien años.- explico con orgullo, mientras tomo un poco más de tequila

- No lo pareces.

- Aunque no lo parezca, lo soy... ¿En que estábamos? Ah, si. En esta foto yo tengo trece años y él dieciséis. Eran las finales. Yo estaba en segundo año ya.

- ¿Cómo es eso posible?

- Digamos que gracias a mi gran coeficiente intelectual, me dejaron aprobar el séptimo grado y pasarme a primer año de la secundaria. Claro está que tuve un mes antes de empezar donde me enseñaban los temas y tenía exámenes cada dos por tres para que diera como finalizado ese año que no iba a cursar.

- ¿Así que eres más inteligente que tu primo?

- En verdad, no. Él tuvo la misma posibilidad, al igual que ese amigo suyo que no recuerdo, pero ambos decidieron cursar todos los años sin avanzar. Creo que Matt lo hizo para seguir estando cerca de Jennifer.- hago una pausa para beber un poco más- Continuando con el tema, el colegio rival había aclarado las reglas. Sería un torneo por eliminación, lo que significa que para ganar debías vencer a los cinco integrantes del equipo. Yo y otros tres compañeros fuimos eliminados fácilmente. A pesar de ser buenos, los estudiantes del colegio Jefferson eran del último año y eran expertos esgrimistas.

- Lo que significa que tu colegio perdió, ¿no?

- No. Como dije, para ganarnos debían derrotar a cada integrante de mi equipo, pero faltaba uno.

- ¿Tu primo?

- Exacto. Matt nunca perdió un duelo de esgrima y eso era lo que buscaba el colegio rival. Ellos sabían que podrían derrotarnos a mí y a nuestros otros tres compañeros, pero anhelaban vencer al "chico invencible". Yo nunca se lo pregunte a Matt, pero presiento que él también sabía que era lo que el entrenador de Jefferson se proponía y estaba de acuerdo con eso. Él quería demostrarles que nunca llegarían a estar a su nivel. Mi primo es muy competitivo cuando se lo propone. Y así fue, uno a uno fueron cayendo ante la técnica con espada de Matt. A pesar de tener la máscara puesta, se que él los esperaba con una sonrisa para luego gritar "touché" cada vez que vencía a alguien. Nunca vi a nadie usar la espada de esgrima mejor que mi primo. Capaz también sea igual de bueno a la hora de usar su "espada".

- Por favor, Daniel. No digas tonterías así. Estás hablando de tu primo.- me dice Chuck, poniendo cara de asco.

- Por eso mismo. Tengo derecho a opinar lo que quiera de él.- digo mirándolo fijamente- Retomando el tema. Ganamos ese año, como siempre paso desde que mi primo entro al equipo en su primer año de secundaria. Entonces, cuando Matt volvió al banquillo...

- Bueno chicos, otro torneo a nuestro nombre.- dijo Matt con una sonrisa, después de haberse sacado la máscara.

- ¡Lo logramos! ¡Somos los mejores!- grite de emoción.

En ese momento, Matt miró al entrenador y negó con la cabeza.

- Bueno, Lean. Lo importante es que ellos también lo hicieron bien, a pesar de lo sucedido.- dijo el entrenador.

- Como usted diga, entrenador Jones.- le contestó Matt.

De pronto, oí que detrás mío se acercaba alguien corriendo, mientras gritaba- ¡Felicitaciones, chicos! ¡Lo hicieron muy bien!

Era una voz femenina que yo reconocía muy bien.

- Jennifer, viniste por mí.- dije alegre, dándome la vuelta.

Ella comenzó a reír. Me acerque a ella y le di un beso en la mejilla. Los demás se acercaron a saludarla, excepto Matt.

- Iré a mi casa.- dijo él y comenzó a ordenar su traje en su bolso.

- Espera...- intervino Jennifer- al menos, acércate a saludarme primero.

Matt se acercó a ella y le dio un beso cerca del labio. Inmediatamente, Jennifer se puso colorada y agachó la cabeza hacia un costado, mientras posaba una mano en donde mi primo la besó.

El tiempo paso y, poco a poco, el gimnasio de nuestro colegio fue quedándose vacío. Cuando todos se estaban retirando, yo decidí ir al baño para hacer mis necesidades. Digamos que bebí mucho líquido. Una vez que termine, me lavé las manos y me dirigí a la puerta de salida, pero entonces veo que hay dos personas detrás de las gradas de mi derecha.

Me acerqué por pura curiosidad, mientras me tapaba la boca para no reírme. Ahora que lo pienso, en esa época me reía por todo.

- ¿Qué fue lo de antes?- escuche decir a una voz femenina.

Me asomé un poco y vi a mi primo enfrente de Jennifer muy pegados, a mí parecer.

- Solo quise darte un beso.- le contestó Matt con una sonrisa- Acaso, ¿está mal?

- No. No está mal, pero ¿por qué me besaste así?- se sonrojó ella.

- ¿Así cómo?



Matt Winter

#2818 en Otros
#369 en Aventura
#325 en Acción

En el texto hay: muertes, noches, hombreslobo vampiros cambiantes monstruos

Editado: 04.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar