Novios por accidente

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19 "Migajas de recuerdos"

La historia fue así, Lorena después de levantarse del piso comenzó a cantar con fuerza y Camilo decidió llevarla a uno de los cuartos de la casa con ayuda de Robert, pero la joven llegó a un punto en el que no pudo ni caminar, por esa misma razón Robert la cargó. 

La hicieron entrar a una habitación y lograr que se durmiera, pero ella estaba empecinada en que debía bajar a la fiesta. En un momento parecía que ella ya estaba calmada y a punto de dormir cuando, de repente, se sentó en la cama y trató de quitarse el vestido ¡y en frente de los muchachos! 

— ¡No, no, no! ¡Lorena! —Camilo trataba de detenerla. 

— ¡Tengo calor! —soltó la joven. 

— Pero no te quites el vestido —decía Camilo. 

— Es mi cuarto, yo puedo hacer en él lo que quiera. 

— No, este no es tu cuarto, por eso no puedes hacerlo. 

— ¿Cómo que no puedo hacerlo?

— Sí, no puedes hacerlo. 

En aquel momento el celular de Robert comenzó a sonar y al contestar, le informaron que su prima Sasha estaba creando un gran espectáculo junto con otra chica en la piscina. Y sí, ellas dos estaban gritando como locas en el patio de la casa. 

El joven llegó y trató de calmarlas, pero ellas lo aventaron a la piscina para después tirarse también. Desafortunadamente, Laura no sabía nadar, así que comenzó a ahogarse y Cristian, que estaba viendo aquel espectáculo fue a su rescate, pero él también estaba tomado y comenzó a ahogarse. 

Los dos jóvenes fueron ayudados por Robert y otros chicos que estaban un tanto en sus cabales. 

— Casi te ahogas —le decía Laura a Cristian. 

— Tú también —dijo el muchacho y los dos comenzaron a reír. 

Se dirigieron al cuarto en el que estaba Lorena. Robert llevaba a su prima cargada, para ese momento ella se había dormido en sus brazos. Al entrar, Lorena vio a Laura completamente mojada y empezó a reír con mucha fuerza, al igual como también lo hizo su amiga. 

Pero, al ver Laura a Camilo, comenzó a llorar. 

— Tú…, ay no —Laura llevó una mano a su pecho—, tú, ¡tú…! 

— Amiga, ¿qué te sucede? —inquirió Lorena, trató de levantarse de la cama, pero cayó al piso. 

Eso hizo que Laura volviera reír, pero, después empezó a llorar. 

— ¡Ay, no puedo ver nada, no puedo ver nada! —empezó a gritar Laura.

Esto hizo que todos se asustaran e intentaran ayudarla, sin embargo, Laura de un momento a otro empezó a reír. 

— Se la creyeron, wey —dijo. 

— Están locas —soltó Robert. 

Lorena se levantó del piso y entre tambaleos, se acercó a Cristian, lo miró fijamente con el ceño fruncido. 

— Tú… eres un idiota —le dijo. 

Cristian comenzó a reír mientras la veía. 

— Novia mía, ¿estás enojada conmigo? —le preguntó mientras llevaba una mano a su rostro. 

— ¡Suéltame! —gritó Lorena con mucho enojo. 

Cristian borró la sonrisa de su rostro, volteó a ver a sus amigos que los veían fijamente. 

— ¿Son novios? —preguntó Robert a Camilo. 

En aquel momento Lorena se abalanzó a Cristian mientras gritaba y los dos cayeron al piso. La joven como loca comenzó a golpearlo, pero, al estar ebria, sus golpes no eran la gran cosa, de hecho, se veía bastante gracioso, por lo mismo sus amigos no dejaban de reírse. 

— ¡Lorena, cálmate, cálmate! —gritaba Cristian. 

— ¡Eres un idiota, eres un idiota! —decía Lorena. 

La joven dejó de golpearlo y comenzó a llorar. 

— Eres un idiota —soltó—, ¿cómo es que no te das cuenta?

— ¿De qué? —preguntó Cristian. 

— Estoy enamorada de ti y no te das cuenta. 

Camilo llevó una mano a su boca de la impresión, esto debía grabarlo. Rápidamente, sacó su celular y comenzó a filmarlos. 



IsavelaRobles

Editado: 09.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar