Nuestro Pequeño Secreto (completa)

Tamaño de fuente: - +

[CAPITULO 46]

 

 

 

 

Ava

 

 

Empiezo a reir mientras siento mis mejillas sonrojarse, me acerco tan rápido a Ethan robándole un roce de labios fugaz y corro hacia adentro. La abuela me reprime por correr pero la ignoro mientras sigo hasta la cocina.

- ¡Ah!

Impacto contra un cuerpo mucho mas flacucho que el mío ocasionando que ambas nos caigamos al suelo, ella empieza a chillar mientras intento apartarme pero su cabello no me deja ver.

- ¡Fuera! ¡Eres una jodida vaca!

Me detengo abruptamente y la observo con fijeza, ella parece darse cuenta de lo que dijo e intenta alejarse más rápido pero la retengo con fuerza.

- ¿Cómo me dijiste?

Pero antes de que pueda actuar unas manos me toman de la cintura apartándome de ella, gruño de frustración pero quiero arrojarme sobre ella cuando veo como le hace ojitos a Ethan mientras la ayuda a levantarse.

Maldito bastardo traidor.

Me suelto del agarre de David bruscamente y camino con rapidez hacia las escaleras pero alguien me toma del brazo haciéndome detener y voltearme.

- ¿Ava estas bien? ¿Te lastimaste?

Suspiro soltándome lentamente de su agarre y le doy una sonrisa mínima.

- Si, solo que no nos llevamos bien y siempre hay guerra cada vez que estamos cerca.

Empiezo a subir las escaleras de la casa mientras soy seguida por Vanesa, creo que va hablando de algo pero realmente no la estoy escuchando. Me detengo cuando llego a lo más alto de las escaleras y me volteo para enfrentarla.

- ¿Qué sucede cariño?

- Que necesito estar sola.

Frunce el ceño confundido.

- ¿Estas molesta?

- Si. – Quiero morderme la lengua cuando doy mi respuesta, suspiro.- Solo me molesta que... le den tanta atención siendo una mocosa tan caprichosa.

Ella ríe en voz baja y ruedo los ojos para volver a retomar mi camino pero ella me sigue de nuevo. Entro al cuarto donde me estoy hospedando estos días y me arrojo a la cama. Cierro mis ojos intentando dormir pero el colchón se hunde a mi lado y ella suspira.

- Tú eres una chica increíble Ava, no debes molestarte porque le den un poco de atención a tu prima. Quizás simplemente se siente atraída por Ethan y por eso quiere llamar su atención.

Muerdo el interior de mi mejilla para no decir nada y abro lentamente los ojos para encontrarla observándome.

- Créeme, muchas chicas están detrás de Ethan. – murmuro y me levanto apenas unos centímetros apoyándome en mis hombros. Ella ríe mientras se encoge de hombros.

- Son cosa de los genes Chuck.

Ambas reímos y ella estira su mano hasta mi mejilla para darme unas leves caricias. Le doy una sonrisa ínfima y apoyo mi mejilla en la palma de su mano y suspiro.

- A veces me gustaría acordarme más de mi madre. – me observa con atención y yo sigo hablando. – Es doloroso no tenerla conmigo, que no pueda verme crecer ni presenciar ninguno de los momentos importantes de mi vida. – tomo una gran bocanada de aire y mis ojos se encuentran con los suyos. – Pero si ella estaría con papa o con nosotros ahora, no hubiéramos tenido el placer de conocerte a ti ni a Ethan, y creo... No, no lo creo, lo sé. Sé que es una de las mejores cosas que nos podrían haber pasado a mi padre y a mí.

Sus ojos están vidriados mientras algunas lágrimas caen por sus mejillas. Rio estirando mi mano hacia ella y con mi pulgar empiezo a limpiar las lagrimas.

- Tú no serás mi madre biología. – continuo y ella hipea. – Pero para mí eres como una madre y quiero que estés en todos los momentos importantes de mi vida.

Y entonces un gran mar de lágrimas es desatado por ella mientras se abalanza sobre mí para darme un fuerte abrazo que me deja sin aires por unos segundos. Le correspondo el abrazo sobando la espalda y conteniendo la risa por los sollozos que deja escapar y también me da mucha ternura las cosas dulces que me susurra al oído.

 

 

 

La noche cae en la casa y hoy tendremos una pre-cena de año nuevo. Es una tradición que solíamos hacer cuando yo era pequeña, bueno al ser pequeña lo veía de una perspectiva, ahora al ser una adulta lo veo de una perspectiva totalmente diferente.

- ¿Y...te pondrás el vestido sexy?

Rio y me volteo hacia la computadora acercándome a la pequeña cámara y sacando la lengua de forma infantil. Kate ríe y Jess suelta un chillido mientras le lanzo un beso, hace una hora estoy hablando con Kate por skype mientras me ayuda a elegir que ponerme para la cena.

- No Kate. – rio. – No quiero mostrar tanta piel pero quiero verme sexy y elegante a la vez.

- Mmm espera ¿Llevaste las botas largas que re regale?

- Si...- la observo curiosa mientras ella rasca su barbilla pensativa y una sonrisa ilumina su bonito rostro.

- ¿Y llevaste el vestido ajustado en el pecho y que cae acampanado un poco debajo de tu cintura?

- ¡Sí! Oh Dios Kate, eso es un outfis estupendo. Te amo ¿te lo he dicho?

Ella tira su cabello hacia atrás como la diva que es y rio, Jess balbucea acerca de él y yo le respondo a base de lo que pienso que me está hablando.



holaquetal59

#175 en Joven Adulto
#609 en Novela romántica

En el texto hay: hermanastros, sexo y enredos, amor

Editado: 01.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar