Oda a mi Locura

Tamaño de fuente: - +

28# Rechazo y obsesión

Y si tu pecado es el quererme
Al menos quiéreme de lejos,
De muy lejos...
Pues tus labios saben a gloria
Tanto como la hiel.
Endulzan como el rocío,
Como a duraznos maduros
Que explotan en la boca
Y deleitan con dulzura y plenitud.
Traen veneno en su sangre,
Amargura después de su jugoso bocado.
Falsos, cómplices de la duplicidad,
Que solo saben mentirme con caricias.

Quiéreme,
Pero no me quieras con honestidad.
Así como finges hasta ahora,
Tal como te obsesiona el poseerme,
Tan a fin a tu falta de cordura
Que no permite siquiera
El amar a nadie más que a ti mismo.

Quiéreme,
De lejos..., tan lejos,
que ni siquiera pueda verte,
Para así no querer consumirte,
Matarte,
Acabarte,
Por el daño que me hace el que me ames
Con tanta locura y obstinación.
Tan mal que me lastima,
Y termina lastimándolo a él.
A quien yo amo verdaderamente,
Aún si es difícil de creer.

Si es verdad,
Solo quiere,
Solo quiéreme de a pocos
Por qué aún y sin razones
Me encanta que me quieras,
Aunque no pueda quererte.
Egoísmo en su totalidad.
No quiero perderte.
Aunque...
Solo vete...
Adiós.



La Duquesa Rainford

#6179 en Otros
#2320 en Relatos cortos

En el texto hay: poesia, poemas, poemario

Editado: 19.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar