Oda a mi Locura

Tamaño de fuente: - +

31# Las flores en su rostro

La mujer del rey esta triste
Su corazón ha sido robado
El hombre que ama no existe
No es más que fantasía en los labios.

Un héroe.
Un caudillo.
Un rebelde o un ladrón.

Quién sabe si siquiera existe,
Pero es el dueño de su frágil pasión.

La mujer del rey baila,
Danza en el altar de la diosa
Le pide con ansias por un hombre...
Uno que nunca será suyo.

Hoy la mujer del rey va al templo
Se oculta entre sedas y jazmines
Toma el té entre narcisos
Se viste de rosas y azucenas.
Prende incienso ante el altar
Con el corazón rebosante de anhelo,
Dulce canto el de los lirios
Aquellos que pocos vemos.
Anhela al hombre que no puede amar
Y ama sin medidas ni remedio.
Sin fronteras.
Sin límites.
Todo caos en su interior.

Hoy la mujer del rey está sola
Se desnuda entre capas de lino
Sumerge su cuerpo en aguas de rosas
Enciende velas de divinas canelas.
Tienta con su mente al olvido
Suspira los cálidos aromas de las sales
Se empaña en las aguas perfumadas,
Su esencia no traerá su martirio.

Su Majestad pasea en los jardines
Ve a una doncella ante la luna
Un aroma de cerezos y pasteles
Le lleva a caer entre otros brazos.

Aman el rey y su mujer
Aman con el corazón en la mano
Aman sabiendo y sin saber
Aman queriendo olvidar
Sin olvidarlo.



La Duquesa Rainford

#6189 en Otros
#2320 en Relatos cortos

En el texto hay: poesia, poemas, poemario

Editado: 19.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar