Oda a mi Locura

Tamaño de fuente: - +

48# De besos y martinis

Adiós,
Coco y sandia,
Adiós,
Duda y mentiras.
Que en frasquitos de hiel
Escondes mi tiempo,
Y en copas traviesas
Ginebra,
Vermú seco.

Ven, labios de cereza,
Ven a la despedida de los míos
a la deriva.
Donde los adioses
Saben a fuego
Que cocinan en tierra,
Las ninfas perdidas.

Menta, uva, un girasol,
Tal vez en vino
O solo licor.
De labios besables,
mordisqueables,
¡Ah, mira!,
Me tienta Eros entre Stroh,
Piscos y ron.

Besa a la vida
sedosa,
Bésame tanto
que me provoca,
Ganas que tengo
De arrancarte esa ropa.
En tanto ya pruebo
Los sabores del cielo.

Ah…
Si no fuera porque ando ebria,
La despedida
Si fuera un réquiem
En tribunales.
Te entretendría
A la par
Acidito mío,
Con besos de olvido
De luna, sol,
Y hasta estrellas.
Por lo que fuera.
Hasta chocar clamor
entre jadeos,
De un diván de caramelos,
Helados y crema.
Del chico que despido
Con un beso
de esos,

A helado,

A cerezos.

A mort.

 

 

//El poema trata de una chica ebria que bebe vodka, entre otros tragos. Y besa a la estatua de un bar, pensando que es el amor de su vida, aunque claro, primero confunde los labios del supuesto hombre, con el limon que tiene entre los suyos.



La Duquesa Rainford

#6095 en Otros
#2289 en Relatos cortos

En el texto hay: poesia, poemas, poemario

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar