Ojos Esmeralda

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 49.

 

 

-vamos a entrar a esta casa?- Lucas esta sorprendido y emocionado.

 

-si- contesto.

 

-es mi casa enano- Allan sacude el cabello del niño. 

 

-en serio? Desde cuando es tu casa?- Lucas no nos cree, nos mira desconfiado. 

 

-desde siempre..-

 

-y por que nunca lo dijiste? sabes desde cuando he querido entrar a esta casa? Es la casa de mis sueños!- habla emocionado.

 

-bueno, ya puedes entrar a la casa de tus sueños- abre la puerta y Lucas entra mirando todo a su al rededor. 

 

Es una casa muy moderna y muy limpia. Caminamos hacia una puerta que al abrirla aparece un cuarto con grandes muebles que parecen las sillas de cine, el suelo esta cubierto por una alfombra, una pantalla gigante y una consola de video juegos con varios cds organizados muy meticulosamente a su lado. 

 

-esto es genial Allan! Creo que no saldré de aquí nunca- 

 

-mi casa es tu casa enano, cuando quieras puedes venir- nos quitamos los zapatos y nos sentamos en el suelo con varios cojines gigantes. 

 

Allan prende el aparato de video juegos y en la pantalla aparece las opciones del juego; nos pasa un control a cada uno y se sienta detrás mio pasando sus largas piernas a cada lado de las mías. Lucas nos mira y sonríe.

 

-ustedes dos que? Son o no son novios?- dice con una sonrisa cómplice. 

 

-si lo somos y nos vamos a casar- contesta Allan como si nada mientras escoge el lugar donde haremos la carrera. Lucas me mira y alza una ceja.

 

-es complicado Lu, a mi familia no le cae muy bien Allan. Y no quieren que yo este con él- 

 

-pero si Allan es un buen tipo. No es malo- él mencionado y yo nos miramos. 

 

No se que pasará el día que Lucas se entere de la profesión de Allan.

 

- tienes razón. Pero los hombres en mi familia son muy tercos; entonces tenemos que tomar las cosas con calma y de a poco ellos irán conociendo a Allan y verán que es un buen hombre- sonrío y él me devuelve el gesto. 

 

-bien la carrera será en Londres. Escoge tu carro Lucas- avisa Allan. 

 

Lucas escoge un Ferrari, Allan su Bugatti y yo mi Audi. 

 

-el perdedor tendrá penitencia- me acomodo bien entre las piernas de Allan, él apoya su cabeza en mi hombro, deja un beso en mi cuello que enseguida me hace erizar y sonríe satisfecho. 

 

-y que tendrá el ganador?- pregunta Lucas.

 

-lo que quiera y el perdedor tendrá que hacer una pizza para que cenemos- responde Allan creyendo que yo perderé. 

 

-prepárate para hacer pizza Allan. Te ganaremos- el niño se burla.

 

-eso esta por verse enano- Lucas y yo chocamos nuestras manos.

 

-ganaremos!- gritamos al unísono. 

 

-eso ya lo veremos- se defiende Allan. 

 

La carrera empieza, mi hombre lleva la delantera, sigo yo y luego Lu. Pasa el rato y los puestos han cambiado.

 

-vamos Lu, activa el nitro! Puedes pasarlo- aliento a Lucas para que pase a Allan. 

 

Yo ya he llegado a la meta. El Ferrari toma impulso y sale disparado pasando al Bugatti.

 

-SIIII GANAMOS!- Lucas salta de la emoción, me levanto abrazarlo y celebrar juntos. 

 

Allan finge estar ofendido pero no puede contener la risa. En su mirada hay un brillo de felicidad y eso me emociona haciendo que me enamore mas de él. Momentos como éstos puedo jurar que ni mi hombre ni Lucas han pasado en su vida. 

 

-bueno yo gane, ahora lo que quiero como premio es que el perdedor o sea Allan, haga 20 lagartijas- el perdedor me mira entrecerrando los ojos.

 

-crees que no puedo hacer 20 lagartijas? Puedo hacerlas aun estando tu sentada en mi espalda- 

 

-a si? Entonces hazlas- Allan se posiciona en el suelo y yo me siento en su espalda.

 

-1, 2, 3...- Lucas no puede contar de tanto reírse. 

 

Se une a mi y ahora el fuerte hombre tiene a dos personas sentadas en su espalda. Allan hace las veinte lagartijas como si no pesáramos nada y como si lo hiciera todos los días. 

 

-ahora tienes que ir a hacer la pizza- la mirada de Allan sigue con ese brillo de felicidad. Caminamos hacia la cocina. 

 

-señoras y señores hoy tenemos a un súper chef que se encargará de hacernos la mejor pizza!- habla Lu con tono exagerado.

 

-no te burles de mi enano! Ya veras!- Lucas sale disparado y corre hacia la cocina, Allan lo sigue hasta atraparlo y cargarlo para luego tirarlo en el mueble que esta a un lado en la cocina. Le hace cosquillas y yo me uno a él. 

 

-ya basta chicos, no puedo mas! Me rindo- nos sentamos uno al lado del otro para calmar nuestras respiraciones. 

 

-en serio no me van a ayudar a hacer la pizza? Yo no se hacerla- se queja Allan.

 

-no, no te ayudaremos- responde Lucas inmediatamente. 

 

-que egoísta eres Lucas, ayúdenme o si no, no respondo si se enferman del estomago- 



EsmeraldaP

#180 en Otros
#29 en Acción
#565 en Novela romántica

En el texto hay: pelea romance, amor y familia, mafia y peligro

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar