Ojos Esmeralda

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9.

 

Despierto primero que ellos, entro al baño que esta al lado de la sala de cine y salgo a la cocina a preparar el desayuno. Estoy famélica. 

Reviso por los cajones, la despensa y la nevera buscando que tiene un hombre soltero para poder preparar un buen desayuno. 

 

Hago pancakes, corto pedacitos de banano y fresas; encuentro un frasco cerrado de Nutella, y miel, preparo la mesa en la cocina, busco jugo de la nevera cuando escucho voces acercarse.

 

-huele delicioso- enseguida reconozco la voz de Lucas. 

 

-buenos días!- saludo a Lucas con entusiasmo mientras él y Allan entran a la cocina, el primero montado en la espalda del segundo, se baja y se acerca a darme un beso.

 

-Buenos días, he preparado el desayuno- Lucas en seguida se sube a una de las sillas, Allan se acerca a mi y deja un beso en mi mejilla sorprendiéndome. 

 

-buenos días hermosa, espero que hayas podido dormir bien- y como nada raro ya estoy sonrojada regalándole una sonrisa. 

 

Me da una de sus hermosas sonrisas y se gira para sentarse a desayunar, yo aprovecho y saco de la nevera el jugo, esperando que el sonrojo disminuya un poco.

 

-hermosa Esme, esto esta delicioso-

 

-Lu, no puedes hablar con la boca llena- le llamo la atención.

 

-Tiene razón Lucas esto esta muy bueno, no tenias porque hacerlo, gracias- esos ojos zafiros me están empezando a gustar de verdad.

 

-no hay de que, buen provecho- como junto a ellos. 

 

-Lucas si ya terminaste ve a lavarte las manos- se levanta obediente y sale de la cocina.

 

Me debato en pedirle el favor que ronda en mi cabeza al hombre que me acompaña. No lo pienso mas y abro mi boca. 

 

-Allan, te voy a pedir un pequeño favor, si no puedes hacerlo te entiendo- hablo en susurros, avergonzada con la situación pero es totalmente necesario.

 

-Claro hermosa, tu solo dime, que necesitas?- me mira con interés, dejando el desayuno a un lado. 

 

-necesito que hoy Lucas se quede contigo, quiero llevar a su madre a otro doctor para ver que nos dice. Podría quedarse contigo? Es que mi papá y mis hermanos no saben de él- por favor, di que si; rezo dentro de mi. 

 

-claro que si, no hay problema- suelto el aire contenido, que bueno que acepto.

 

-pero... Tendrás que salir conmigo a una cita- termina de hablar con su ya hermosa y típica sonrisa; se esta burlando de mi por el "pero" que yo le dije el día que nos conocimos? 

 

-esta bien, acepto- así estamos mano a mano. Favor con favor.

 

Este hombre de aire peligroso e intimidante pero a la vez tan hermoso y amable, aparte de servicial, atento y podría seguir con sus puntos buenos; me esta invitando a salir en una cita con él! 

Tendría que sentirme afortunada? No lo se, pero me gusta la idea de salir con él. Es muy sexy y yo soy libre, joven y soltera, por que no salir con él? 

 

Dejamos de hablar y desconectamos nuestras miradas porque entra Lucas a la cocina haciendo ruidos extraños y molestos con su boca.

 

-oye enano que te parece si hoy pasamos el día juntos? Día de hombres- le propone Allan.

 

-y vamos a dejar a hermosa Esme sola?- pregunta enseguida mirando a Allan con desaprobación.

 

-hermosa Esme seguro tiene cosas que hacer- le contesta mirándome cómplice. 

 

-claro que tengo cosas que hacer, ustedes vayan a pasar ese día de hombres juntos y después nos vemos, mañana puede ser- no se cuanto me demorare con Blanca, no puedo asegurar verlos hoy.

 

-es mas hoy puedes dormir otra vez aquí en mi casa- lo invita Allan.

 

-súper! Espero que mamá me deje- se entusiasma mucho con la idea y sonrío al verlo tan feliz. Quien iba a pensar que se iba a llevar tan bien con Allan.

 

-no te preocupes yo lo soluciono; ahora me voy porque tengo cosas que hacer y así pueden empezar su día de hombres- me despido de ellos le doy un beso a Lucas y me dirijo a la puerta de la casa.

 

- y de mi no te vas a despedir? yo tambien quiero un beso- oh! Mi piel se eriza ante su comentario. 

 

Me esta coqueteando; no me di cuenta que me ha seguido hasta la puerta. Volteo a verlo, él es tan alto y guapo. 

No lo pienso mucho y me paro en la punta de mis pies le doy un beso en la mejilla y huyo enseguida de esa casa, ruborizada y con el corazón latiendo desenfrenado.

 

Llego a mi apartamento tomo una ducha rápida y me visto. Llamo a Blanca y al rato paso por ella, conduzco hacía la clinica donde nos atienden a mi familia y a mi. Busco al doctor que siempre nos atiende.

 

-doctor, cómo esta?- ya estamos dentro de su consultorio, le hemos contado lo que le dijo el primer doctor a Blanca y le mostramos los resultados de los análisis hechos.

 

-lo siento señora, pero esta muy avanzado- es totalmente profesional al decirlo, sin rodeos. 

 

Mi corazón se parte al escuchar la noticia. Si este doctor no puede hacer nada, entonces no hay esperanzas. Siento el mundo caer, solo imaginar a Lucas triste por saber que perderá a su madre me hace humedecer los ojos. Limpio mis lagrimas enseguida, no quiero que Blanca piense que siento lástima por ella. 



EsmeraldaP

#180 en Otros
#29 en Acción
#563 en Novela romántica

En el texto hay: pelea romance, amor y familia, mafia y peligro

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar