Ojos Esmeralda

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 24.

 

A las once en punto empieza la subasta. Gente que ofrece quinientos mil dólares, diez mil y a medida que pasan las horas va subiendo el precio. 

 

Estoy impresionada por lo que la gente está dispuesta a pagar por las alitas. 

A la una de la madrugada la subasta ya va por cuatro millones de dólares. Esto se trata mas de poder que el verdadero valor de la pieza. Estas personas solo quieren demostrar el poder que tienen con la cantidad de dinero que están dispuestos a pagar por mis alitas.

 

-esto es una locura- digo a Joel y Alex que están a cada lado mio.

 

-el comprador anónimo al parecer esta dispuesto a pagar cuanto sea- dice Joel.

 

-si, pero Ali Khalil la está peleando; y Simon tambien el de traje blanco- señala Alex al hombre.

 

-Ese Simon es muy peligroso, es capaz de hacer cualquier cosa por conseguir lo que quiere- Joel.

 

-si que has hecho un buen trabajo princesa- dice mi primo dándome un codazo suave.

 

-4,5 millones- dice Ali. Esos magnates si que tienen dinero.

 

-5,5 millones- enseguida ataca Simon.

 

-esto se pone interesante- dice Eduardo apoyando su cabeza en mi hombro parado de tras de mi.

 

En mi fuero interno no quiero que esos hombres se lleven mis alas. Las hice pensando en el único hombre que me llamo ángel. Pero al parecer a él no le importa, no ha ofrecido ni siquiera un dólar. Un punzada de tristeza atraviesa mi corazón. 

 

-señores y señoras son la una y cuarenta cinco de la madrugada. Si de aquí a las dos nadie ha ofrecido mas, "Las Alas de Esmeralda" serán del señor Simon- avisa Frank en tono serio.

 

-6 millones- dice el turco Ali; después de cinco minutos. 

 

-el comprador anónimo no ha vuelto a decir nada, será que se rindio?- pregunta Alex.

 

No se porque pero quiero que ese anónimo la compre. Creo que es mejor para mi no conocer esa persona que se llevará mis alas. Tendré que olvidarme de esas alitas apenas salga de aquí, no quiero entristecerme por haberlas perdido. Tenía esperanzas de que Allan las comprara, pero ya veo que no le interesan. 

 

-señores y señoras son la 1:57 quedan tres minutos- el ambiente esta tenso. 

 

El turco y Simon se miran desafiando se con la mirada y luego miran a la mujer que tiene un celular en mano esperando que su cliente le de indicaciones. Si las miradas mataran ya habrían dos personas muertas, el turco y la pobre mujer que solo hace su trabajo.

 

-queda un minuto para que "Las Alas de Esmeralda" tengan dueño-  Frank dice para meter mas tensión al ambiente. 

 

Vuelvo a sentir esa mirada zafiro penetrante e intimidante en mi. Solo con girar mi cabeza nuestras miradas se conectan y el mundo vuelve a dejar de existir. Su mirada busca en mi algo que no se que es. 

 

-7,5 millones de dólares- se escucha un coro de "oohh" en toda la sala cuando la mujer que representa al comprador anónimo habla. 

 

Esto me regresa a la realidad y volteo a ver a Frank que tiene una enorme sonrisa en la cara.

 

-señores y señoras son las dos de la madrugada y "Las Alas de Esmeralda" tiene dueño o dueña anónimo- los aplausos en seguida se escuchan. 

 

Papá me mira orgulloso igual que tio Kevin. Eduardo me abraza por detrás y me da un beso en la mejilla. 

 

-bien hecho princesita, lo que te has metido en el bolsillo es muy jugoso- 

 

Jackson llega al instante para abrazarme. Joel y Alex tambien. Es triste saber que mis alas la tiene un completo extraño y no pude quedármelas. 

 

Estoy en shock no puedo creer el precio que ha pagado ese cliente anónimo por mis alitas. Ese dinero es mas que suficiente para construir el internado.

 

Muchos hombres se acercan a felicitarme, los chicos no dejan que se acerquen tanto, yo solo extiendo mi brazo y los saludo de mano, varios se toman el atrevimiento de besar el dorso.

 

A lo lejos parado con una copa en mano y acompañado de su mejor amigo, sigue mirándome el hombre mas guapo que he conocido, su cara demuestra enfado y en su mirada se ve que mataría a alguien en cualquier momento. Frunce el ceño y cierra sus manos en puños, su mandíbula está tan tensa que parece que se va a partir y es cuando me doy cuenta del por qué. 

 

Simon, el tipo que estuvo peleando por mis alas, esta parado frente a mi. Es muy alto, creo que casi llega a los dos metros, fornido, cabeza rapada y tiene una cicatriz al final de su ceja izquierda que termina muy cerca del rabillo del ojo. 

 

Su mirada recorre mi cuerpo descaradamente, lame sus labios y eso provoca en mi un escalofrío horroso. 

 

Los hombres que me rodean en seguida se ponen alertas, Eduardo que seguía detrás de mí pasa sus brazos por mi cintura y juntándolas en frente de mi vientre, me acerca mas a él. 

 

-buena subasta señores. Quería felicitar a la hermosa dama por su buen trabajo. No es algo que se vea todos los días. Tiene usted señorita un buen talento para las piedras preciosas...- una risa ronca sale de sus labios. 



EsmeraldaP

#191 en Otros
#29 en Acción
#579 en Novela romántica

En el texto hay: pelea romance, amor y familia, mafia y peligro

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar