Oscura Obsesión

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Ian

— Gracias por venir señor Wilde, le haremos unas cuantas preguntas sobre su relación con Dekeam y el día de su secuestro ¿Está bien?

— Claro, lo que necesiten.

— ¿Qué tan cercanos son?

— Somos mejores amigos, desde hace seis años, estudiamos en la misma universidad, ella economía, yo estudio leyes, pero alquilamos el mismo apartamento.

— ¿Viven juntos?

— Sí, con otras dos amigas de Dekeam, son cuatro habitaciones.

— ¿Algo más sucedió entre ustedes? ¿Un noviazgo? ¿Algo casual?

— No, nunca.

— ¿Por qué?

— Creo que nunca pude decirle algo, ella me gustaba mucho, pero no quería arruinar nuestra amistad.

— ¿Qué pensaba Mark, el novio de Dekeam de que vivieran en el mismo apartamento?

— Estaba muy molesto, él quería que Dekeam viviera con él, pero ella se negó, ella creía que su vida sería un infierno viviendo con él, era muy celoso y posesivo con ella, no la dejaba respirar con libertad ¿Se lo imagina viviendo juntos? Sería mucho peor, además ellos terminaron meses atrás, tuvieron muchas peleas hasta que Dekeam se cansó y terminó la relación, aunque él siempre estaba tratando de volver con ella.

— ¿Podría decirnos cómo eran las peleas?

— Bueno, él usualmente llegaba tarde a sus citas, ella se lo recriminaba, había algunos insultos entre ellos, gritos a veces. La peor pelea que recuerdo fue cuando él la engañó, estaban en una fiesta a unos kilómetros de la universidad, él le fue infiel en esa fiesta, mientras volvían en su motocicleta pelearon, hasta el punto en que él se molestó demasiado, la bajó de su motocicleta, creo que la empujó, tenía raspones en las rodillas, yo fui por ella esa noche.

— ¿Había maltrato físico?

— Ella una vez le pegó una bofetada por lo que sé, además de ese empujón aquella noche.

— ¿Cree que él esté obsesionado con Dekeam?

— Definitivamente, eso pienso.

— Actualmente, en los últimos seis meses ¿Cómo describiría su relación con Dekeam?

— Como le dije, somos muy buenos amigos, nos confiamos todo, siempre estamos el uno para el otro. Por supuesto que a veces teníamos desacuerdos, pero nada grave.

— ¿Podría describir una pelea entre ustedes dos?

— Bueno, regularmente ella me regañaba por no entrar a clases, decía que estaba jugándome mi futuro al no ir a clases.

— ¿A usted le molestaban sus reclamos?

— No, de hecho, era muy tierna, incluso cuando se molestaba, nadie se preocupa tanto por mí como ella, ni siquiera mis padres.

— ¿Sabe si Dekeam tenía alguna inquietud? ¿Algo le preocupaba?

— Ahora que lo menciona, el verano pasado fui a Orlando con algunos amigos, cuándo regresamos a la universidad ella estaba algo distraída, hablaba con alguien durante horas por mensajes, lo que es raro porque ella no usa su celular con frecuencia.

— ¿Nunca mencionó con quién hablaba?

— No, de hecho, tampoco pregunté, no suelo meterme en su vida.

— ¿Cuánto duró eso?

— ¿Los mensajes? Dos meses, quizás un poco más.

— Cuando pararon los mensajes ¿Cómo fue su comportamiento?

— Estuvo de muy mal humor como una semana, luego se comportó normal ¿Cree que esa persona la secuestró?

— Es probable. Gracias por la información, eso es todo.

Agente Shaw

— Quiero que ingresen a su celular, vamos a analizar cada conversación, también quiero que se comuniquen con la compañía de celulares, quiero acceso a cada mensaje, cada llamada entrante y saliente de ese número, puede que haya borrado algo en su celular.

Uno de los agentes toma el teléfono para llamar al técnico.

— ¿Ya pudiste desbloquear el celular de Dekeam Stanfield? Entiendo, ahora le digo al jefe.

— ¿Qué sucede?

— El técnico ya pudo acceder a su celular. Tienes que ver lo que encontró.

Aquel agente busca en su celular el archivo que el técnico le envió, muestra su pantalla hacia el agente Shaw para que pueda verlo, ambos se ven desconcertados.

— Quiero que busquen esa máscara en todas las tiendas de la región, cualquier compra en el último año, también quiero que circule esta foto en los medios por si alguien puede dar más información.

— En seguida jefe.

— No hay otras huellas en el vehículo. — Dice otra agente mostrándole los resultados del análisis del vehículo. — Pudimos identificar huellas de Dekeam, de sus padres, su hermano, Ian Wilde y Mark Davis.

— Ian Wilde estaba en la fiesta, muchos de sus amigos respaldan su cuartada, por otra parte, Mark Davis no estaba en el pueblo, su madre afirma que estuvo en su casa todo el día, él se fue a dormir a las 18:00 hrs aproximadamente, luego lo vio a la una de la mañana, cuando se levantó a beber agua, él estaba en el sofá viendo televisión.



Daniela Berkel

#76 en Thriller
#38 en Misterio
#30 en Suspenso

En el texto hay: misterio, secuestro, acosador

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar