Oscuridad de lobos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18:

La penumbra se alzaba entre las paredes cubriéndolo todo a su paso, el silencio sepulcral reinaba en el ambiente, dándole un toque tétrico.

Decidida, una pequeña figura se olcutó entre las sombras hasta llegar a su destino, protegida por un hechizo que evitaba que sus pies emitieran ruido. Su magullado pecho subía y bajaba lentamente, sin demostrar algún ápice de nervios sobre lo que estaba a punto de hacer.

Lo penso una vez, y luego otra, solo para dar con la misma respuesta. Lo merecía, ya había soportado su desprecio y humillaciones por mucho tiempo, era hora de que asumiera las consecuencias... y conociera el lado oscuro de la morena.

Palabras incongruentes salieron de su boca formando el maleficio que aruinaria la vida de aquel individuo que dormía plácidamente.

Ya no había vuelta atrás.

—Daré mi vida por este hechizo, moriré, pero a cambio obtendré aquello que quiero: tu sufrimiento. Ese ser que habita dentro de ti saldrá a la luz muy pronto, todos conocerán quien eres en realidad... y yo sonreiré feliz desde lo mas profundo del infierno.

Y, mientras su cuerpo comenzaba a desvanecerse, una sonrisa ladeada se plazmaba en su rostro, saboreando lenta y minuciosamente su dulce venganza.

Por años se mantuvo a su lado intentando todo lo que estaba a su alcance para hacerla feliz, pero ¿A que costo? Todos esos gritos y  palabras hirientes la lastimaron, aunque ella no lo notara poco a poco termino destruyendola.

Para muchos podría sonar estúpido, pero la verdad es que todos, en algún momento de nuestra vida hemos admirado a alguien, incluso a nosotros mismos. Para Liana, Maddison era un ejemplo a seguir, una chica fuerte que seguía de pie a pesar de su oscuro pasado.

Nunca terminamos de conocer por completo a una persona, solo conocemos su exterior. Tampoco llegamos a sentir su dolor, porque nadie sabe los temores y problemas de otro.

¡Nadie conocía realmente a Liana! Solo conocían su exterior, pero vamos ¡¿Que es realmente el exterior?! ¡Nada! ¡Absolutamente nada!. Los licantropos suelen quejarse de los humanos, porque "son seres sin escrupulos que no valoran lo que tienen" pero la verdad es que ellos no se quedan detrás, sí, podrán ser mas afectuosos y sobreprotectores con aquellos que quieren, pero aún no consiguen ver mas allá de lo exterior.

Toda acción tiene una reacción; palabras y acciones hirientes activaron el rencor de una persona... y ahora, la causante de todo se abstendría a las consecuencias.

Mientras Maddison aún dormía el amorfo en su interior aumentaba su poder...

Las cosas estaban por dar un giro diferente, y solo alguien sería capaz de detenerlo.



SophiaG

Editado: 24.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar