Oscuros Secretos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo XIII

Alec

Me levanté temprano para arreglarme y poder ir por mi futura novia y sus hermanitas, hace mucho tiempo no pasaba un momento a solas con ella, aunque prácticamente no estaríamos solos, ya que Samantha y Lucia estarían con nosotros, pero esas pequeñas eran mi adoración así que no me preocupaba.

Habían pasado tres meses desde que pude pasar tiempo de calidad con ella, desde que mis padres se habían comunicado conmigo me toco viajar a Rusia, mi padre necesitaba ayuda con un conglomerado de demonios que estaban perturbando la tranquilidad de los druidas, además de tener algunos inconvenientes con Azagord, una de las cárceles más importantes en nuestro mundo, que no se ubicaba en Rusia, pero tenía primero que encontrarme con mi padre para abrir el portal.

Hace una semana estaba devolviéndome a Londres, quería sorprender a Cassie y recogerla en la universidad, yo me había graduado un semestre atrás así que fue un alivio cuanto tuve que irme; no es que necesitara el titulo; tenía un montón de hecho, pero me gustaba terminar todo lo que comenzaba y no dejarlo a medias. 

Sin embargo, cuando ya estaba en el aeropuerto de Rusia, mis padres llamaron diciéndome que Jane se había presentado en su casa, exigiendo verme y no se movería hasta que lograra hablar conmigo, no dude un segundo aclarar las cosas con la bruja ponzoñosa de mi ex prometida, al parecer, quería volver a mi lado, cosa que negué rotundamente y le pedí amablemente que se retirara de la casa de mis padres, perdí mi vuelo a Londres, pero al querer nuevamente devolverme mis padres me pidieron que me esperara unos días, ellos querían viajar a Londres conmigo y pasar una temporada, no pude negarme, así que una semana más tarde acá estoy, frente al apartamento de la mejor amiga de mi novia.

-Hola preciosa- dije y besé sus labios, ella me correspondió, sé que está enojada, pero también sé que ella es un ser maravilloso que antes de actuar es capaz de escuchar- ¿cómo dormiste? - pregunte pasando mis manos por su cintura.

-No muy bien- me dijo recostándose en mi pecho, estaba nerviosa podía sentirlo, también preocupada y ansiosa.

- ¿Que pasa nena? - le pregunté, me preocupaba que estuviera de ese modo, por lo general su estado de ánimo era espantoso, siempre estaba muy enojada con el mundo, pero nunca la había sentido tan nerviosa, ella negó sobre mi pecho.

Por la puerta del edificio salieron las pequeñas revoltosas de la mano de Adriana ella me saludo encantada de verme de nuevo, yo charle un rato con ella subiendo las cosas de las pequeñas a en la parte trasera de la camioneta, Cassie se acercó entregándole las llaves de su auto.

-Gracias por todo cariño- le dijo a su mejor amiga- y gracias llevar el auto a mi casa- le dijo a Adriana que le restó importancia y beso su mejilla.

-Tu sabes que haría cualquier cosa por ti preciosa- le dijo Adriana guiñándole el ojo- en especial por ese par de encantos que tienes por hermanas- dijo despidiéndose de las pequeñas que ya estaban dentro del auto moviendo sus manitas y despidiéndose de ella- Alec cariño espero verte más seguido- me dijo y le sonreí pasando mis manos por la cintura de Cassie.

-Dalo por hecho linda- le dije guiñándole el ojo, y ella sonrió entrando al edificio, cassie se soltó de mi agarre dando un beso en mi mejilla y se subió al auto esperando que la llevara a la cafetería en la que siempre acostumbramos a desayunar, me subí al auto preocupado, pero no mencione absolutamente nada, durante todo el camino ella solo se dedicó a mirar por la ventana, o hablar con las pequeñas que preguntaban emocionadas a donde iríamos, llegue a Marcy & Flynn.

Nuestra mesa estaba vacía, Melinda, la dueña del lugar siempre la apartaba para nosotros cada vez que yo se lo pedía, pero al parecer Cassandra no había faltado un solo día, desde que me fui, así que esa mesa prácticamente le pertenecía.

Tomamos asiento y ella se quedó observando esperando que hablara y empezara a explicarme, mientras yo preparaba mi discurso, ella le pidió a una de las camareras que nos trajeran lo de siempre, y que por favor los biberones de las niñas los llenaran con jugo de manzana.

-No quiero que me digas porque te fuiste- dijo ella enojada poniéndole los baberos a las pequeñas - son tus asuntos y no quiero meterme en ellos- suspiro - solo quiero que me digas quien es ella.

-Ella es mi ex prometida- dije sin rodeos y ella me observo asombrada y triste- Pero no fue el motivo por el que viaje a Rusia- le aclare antes de que sacara conclusiones erróneas- no tengo idea de que hace acá, ella conocía a los Black, la presente con ellos cuando antes de si quiera comprometernos, es la mejor amiga de Daniel y el la invito para anunciar el compromiso de su hermano- ella asintió comprendiendo- ella había hablado conmigo en Rusia para pedirme que volviéramos- le comente y ella cerro los ojos, sentía como sus celos la estaban enloqueciendo, si yo estuviera en su lugar estaría peor que ella.



Skyler_Abs

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar