Oscuros Secretos (en edición)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo I

Mi nombre es katalina pero todos me dicen kat, tengo 15 años, mi madre murió cuando yo tenía 6 años, así que no recuerdo mucho de ella, desde entonces vivo con mi tía-abuela Misao, vivimos en su casa, que es bastante grande, tiene 4 plantas, en la planta 3 y 4 hay 6 habitaciones, grandes, dos principales en las que hay un baño en cada una, luego esta el baño público, en la segunda planta hay una sala como una sala de visitas, y solo hay 5 habitaciones, en la primera planta está la sala, que es bastante grande, la cocina que es también grande, el comedor al lado de la cocina, hay tres patios, en el primero hay una piscina, en el segundo que es el trasero, hay una especie de jardín, con miles de flores, en el delantero esta una especie de mini parque, que constaba de un columpio y una resbaladera, pero pues ya no lo uso desde hace mucho, para salir había que caminar unos diez metros, hasta la reja, que era una puerta grande,<<más de lo necesario>> aunque eso era lo que yo conocía, pues habían nas habitaciones, y mucho más que yo aun no conocía. Mi tía a cuidado de mí desde entonces. Andrés era mi tío-abuelo esposo de mi tía, era muy dulce, pero cuando cumplí 8 el enfermo y a los pocos meses murió, mi tía no me dejo ir a su funeral ya que decía que ese no era un lugar para una niña -ni hospitales, ni funerarias, ni lugares donde solo iban adultos <<aunque con el nombre es normal que una niña no pueda entrar allí>>- ya que era triste y melancólico así que jamás fui a decirle adiós...

Hasta hace poco, cumplí 15 y antes de la fiesta me escape, claro después de haberme medido el vestido que era muy grande, pomposo y rosa, muy rosa, la verdad no me gustaba pero mi tía seguía un poco triste así que le di gusto en eso.

Cuando terminaron de hacerme medidas y todo eso me cambie, me puse un Jean y una sudadera azul que decía I LOVE YOU en letras grandes y rojas, mis convers negros antes de salir cogí mi celular y mis audífonos y salí por la parte de atrás de la casa.
Me fue un tanto difícil llegar al cementerio, pero preguntando se llega a donde deseas, o eso decía mi abuelo.

Cuando por fin llegue me coloque la capucha de mi sudadera y entre al cementerio era lindo no como en las películas que veía a escondidas de mi tía ¡ha! porque Tampoco le gustaba que viera esas clase de películas ya que se supone que eran del "diablo" y que si las veía él me iba a llevar con él y me torturaría.

Así que cuando entre vi tumbas en perfectas líneas rectas y muy limpias también había arreglos florales en todas las tumbas, casi no había nadie estaban los de la limpieza y unos muchachos que me vieron algo extrañados, se me hacían algo conocidos sobre todo el que parecía mayor, sabía que los había visto en algún lado pero... ¿dónde?, aparte de que muy extraña vez salía de mi casa, solo unas cuantas veces, y fue a comprar algunos regalos para la navidad hacía ya 3 años. Cuando llegue a la tumba de mi tío después de muchas vueltas vi que tenía unas grandes rosas blancas y rojas muy lindas así que me quede ahí un rato hasta que me di cuenta que hora era.
Al llegar a casa mi tía estaba preocupada por mí y me regaño y obviamente me castigo pensé que no iba a haber fiesta, pero me equivoque.

(Obviamente no le dije a mi tía a donde había ido, pero si le dije que había salido solo un rato). Ella me dijo que me quería mucho y me mando al 3 cuarto de la 2 planta para que me organizaran. Cuando Estaba subiendo en lo único que pasaba por mi mente eran aquellos muchachos tan lindos, ahora que recordaba con atención a aquellos dos jóvenes eran muy lindos, eran altos, fornidos, tenían los ojos claros aunque no del mismo color, se veían muy bien. Cuando llegue a la habitación estaba todo listo, los que me iban a peinar como los del maquillaje y los del vestido; cuando entre todos me miraron y -ay dios mío aquí voy a sufrir- después pasó un señor y me dijo:

-¿estas lista?- a lo que quería responder <<ni en mil años>> pero dije: 
-Si... estoy lista-.

Entre y me senté me puse mis audífonos y empecé a escuchar música mientras me pintaban las uñas de un horrible rosa pastel y le ponían unos toques negros, me peinaban como a una princesa. Cuando mire la hora eran las 8:00 de la noche y en 1 hora empezaba la dichosa fiesta. Sé que el sueño de toda niña que cumple 15 años es una gran fiesta, con un lindo chico como acompañante o chambelán como le llamaban acá, con muchos invitados aunque no los conocieran, con un gran vestido de 15 color rosa pastel, o rosa fuerte, con todos tus familiares y amigos. Pero... yo no soy de esas niñas yo no quería una gran fiesta... Yo solo quería a mis padres conmigo en ese día supuestamente tan especial.

Bueno la verdad es que yo no me consideraba una niña normal ya que yo era muy "machona" no me gustaba vestir de vestido o faldas o esas camisas para niñas, a mí me gustaba vestir de pantalones largos o cortos, camiseta y convers, pero a mi tía no le gustaba así que me obligaba a usar estúpidos vestidos y faldas, hasta que simplemente me acostumbre aunque no a los vestidos -seguía sin soportarlos- pero que más daba.



Temary

#6207 en Fantasía
#1695 en Ciencia ficción

En el texto hay: vampiros, hombres lobo, brujas

Editado: 17.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar