Oscuros Secretos (en edición)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo VIII

Comimos, y admito que sabía muy bien, ese desayuno estaba fenomenal, delicioso, y en su punto, fue magnífico, al terminar, recogimos y organizamos, y no sabíamos que más hacer, así que simplemente nos pusimos a ver películas en la sala, cuando escogimos la película, hicimos palomitas, y pedimos gaseosa, aunque a decir verdad se demoraron bastante en mandarla, y bastante es mucho.

Cuando llegó servimos y nos sentamos, mientras esperábamos, habíamos organizado la sala, tirando muchos cojines, varias sábanas, y unas cobijas, (parecía una sala de yoga en vez de una sala de cine). Nos sentamos y pusimos la película era de comedia, fue bastante buena a decir verdad. Cuando terminó decidimos ver una de terror, antes de que empezará servimos más gaseosa y más palomitas, esta vez le agregamos algo de dulce, (sabían más ricas a mi parecer). Cuando termino y me fui a levantar, los chicos estaban dormidos, me pareció extraño, aunque a decir verdad la película estuvo bastante mala, jamás dio miedo, no fue nada buena, tal vez esa era la razón de por que se habían quedado dormidos, me levanté y salí al jardín, el cielo se había oscurecido, y hacia algo de frío, cerré la puerta y apague el televisor, les puse una de las cobijas encima y la verdad todos tres se veían muy bien, bastante tiernos para ser sincera, sobre todo Camilo, <<deja de pensar estupideces, sería lo mejor para ti y para ellos>>. Salí de la sala y subí a mi habitación, Cogí mi celular y me acosté en la cama. Cuando vi la hora eran más de las 6 de la tardé <<que películas más largas>>, me coloque mis audífonos y empecé a escuchar música. Aunque creo que nos demoramos no sólo viéndolas, si no también limpiando y organizando, así que pues, tan bien eso cuenta y bastante.
...

Eran ya las 8 de la noche, baje a la sala y los muchachos seguían dormidos <<a veces me preguntó como duermen tanto, o será lo único que saben hacer bien>>. No quería despertarnos pero debíamos comer e ir a nuestros cuartos, así que intenté ser un poco cuidadosa, primero llamé a Jonathan luego a Maicol, y de último a Camilo, aunque fue bastante duro.

-Jonathan, despierta, vamos ya está tarde, ve a tu cuarto, -dije algo cerca-

-¿Por que? -contestó algo molesto-

-Ya son las 8 de la noche, ve a tu cuarto ahora y no pelees -dije más bien como obligándole-

-Esta bien ya me voy -dijo levantándose sin abrir los ojos, no se como no se cae o no se pega-.

-Maicol, despierta, ve a tu cama

-No quiero, quiero quedarme -dijo este volteándose-

-No vete para el cuarto, vamos -dije moviéndolo-

-¡No! -Dijo casi a los gritos-

-Maicol, ¡anga! -dije entrecerrando los ojos -.

-Pero no quiero Kat -dijo-

-Es una orden, vete, ya vamos -dije ya algo molesta-.

-Agg está bien, ya me voy -al terminar se levantó y se fue refunfuñando-.

-Camilo, des...

-Ya me voy, no te preocupes -me asombró su respuesta, ni siquiera me había dejado terminar de hablar- pero antes quiero que hablemos.

-¿Hablar? ¿De que? -dije algo curiosa-

-De lo que pasó hoy -dijo mirándome, aun sin levantarse-

-No pasó nada, todo fue un error, y no volverá a pasar, ahora vete al cuarto, yo recogeré todo esto -dije levantándome-.

-No, yo te ayudo, y subimos y no es una pregunta -cuando lo dijo me miró, y pues sólo asentí aunque no me agrada que me dieran órdenes-.

Recogimos las sábanas y las cobijas, y las doblamos, las dejamos encima del sofá, colocamos los cojines en el puesto y acomodamos la sala, después subimos, entre al cuarto de Jonathan, y estaba dormido al lado de Maicol, se veían tiernos, aunque debieron al menos cambiarse. Los arrope y les cerré la puerta y me dirigí a mi cuarto.

-Que descanses Cami -dije abriendo la puerta-

-Descansa Kat, y lamentó haberte incomodado -cuando lo dijo se fue a su cuarto y cerró la puerta, yo entre a mi cuarto, cerré la puerta y me recosté sobre ella-.

Fui a mi armario y saque piyama nueva, coloque música y me acosté, me coloque los audífonos y me quedé profundamente dormida.


 

POV CAMILO...

-Que descanses Cami -dijo Kat-

-Descansa Kat, y lamentó haberte incomodado -dije entrando al cuarto-

Me senté en la cama y no dejaba de pensar en ella, en sus ojos, en ese beso, en como la tuve tan cerca de mi, en como me miró, lo que si no me gustó fue que llegamos a un punto bastante estúpido y peligroso.

Pensé toda la noche y cuando vi, ya eran las 12 de la noche, y no podía dormir, salí del cuarto, y baje a la cocina, me serví un vaso de agua y volví a subir, sólo que me detuve enfrente de la puerta del cuarto de Kat, simplemente no podía dejar de pensar en ella, era tan extraño, era como una droga, o al menos eso lo empecé a sentir después del beso. Me decidí a enfrentar lo que estaba pasando, quería saber que me pasaba, así que deje el vaso en la entrada y toque la puerta para saber si estaba despierta, como no respondió decidí entrar, y cuando lo hice me la encontré profundamente dormida, le vi los audífonos puestos, así que decidí quitárselos, cuando vi estaba escuchando una canción de Avenged Sevenfold, no la conocía, cuando le quiten los audífonos la música sonó a todo volumen, cuando apague el celular y vi a Kat, seguía totalmente dormida, así que decidí irme a mi cuarto, salí del de Kat y me fui al mío.
Pero a las 3 de la madrugada simplemente no podía dormir, decidí bajar a tomar algo de aire fresco, estaba ya casi en la sala, y vi una luz encendida, fui con cuidado, y vi a Kat sentada mirando a la nada, aunque el televisor estaba encendido...



Temary

#6190 en Fantasía
#1695 en Ciencia ficción

En el texto hay: vampiros, hombres lobo, brujas

Editado: 17.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar