Padre Ó Hijo

Tamaño de fuente: - +

Una más de la lista.

Llega Dan a sus clase de contabilidad después de un largo verano de la paso con una brasileña de 10 puntos excelente en todo pero la dejo porque no quería llegar a otros extremos, estaba de regresando a la Universidad entro a su aula y vio muchas nuevas pero había una que le llamo la atención tenia busto, con poco de caderas que le acompañaba se veía fácil de consquitar haci que decidió hablarle se acercó a ella ya que estaba sola, no tenia amigos.

- Hola.
Lo miro y dudo en responder.- Hola._ dijo con mucha inseguridad.
-eres nueva no? Como te llamas?.
-me llamo Amanda. 
-que bonito nombre igual que tu. 
-gracias. Y tu como te llamas.
-Dan. Me puedo sentar contigo. 
-claro._ sólo dijo. 

Amanda había salido de una ruptura amorosa y se sentía con todo lo que le pasaba, todos eras extraños para ella ya que había elegido otras carreras. Dan en el poco tiempo que estaba con ella ya era caballeroso y amable, todas las chicas se burlaban de ella. Cuando acabo la clase de contabilidad pasó a la de Marketing que también estaba Dan la invito a desayunar para pasar el tiempo mientras llegaban el docente varias chicas se le acercaban a él y él le seguía el juego acompañados de guiños y algunas sobrepasadas de mano. Se sentido incómoda así que decidió ir sola a desayunar se perdió entre la multitud de estudiantes que había. Llego al snack choco con una chica tirando sus libros al suelo. 

-lo siento yo te ayudo.
- no te preocupes déjalo así.
Ambas se miraron y se levantaron.
-lo siento que torpe no me fijé por donde iba.
-la culpa es mía ando muy distraída.
Fueron a desayunar juntas y se presentaron.
-Como te llamas.?
-Maited Pérez y tu?
-Amanda Caruso. A que módulo ibas.
-al de Marketing.
-yo también voy a ese.

Al llegar se sentaron por separado porque no había uno en el que se podían sentar juntas, como era de esperarse Dan entro con un grupo de chicas acompañandolo, mientras Amanda estaba sentada con el inteligente de esa clase.

-Sal de mi asiento._ sólo bastó para que el cerebrito le diera pasó a Dan para que se sentará con Amanda.
-a donde te fuiste.?.
-a desayunar.
-pero yo tenia que invitarte .
-andabas ocupado.
-solo me tenías que llamar y iba contigo.

Amanda pasó la clase un poco incómodo por lo que le decía Dan al parecer no se aguantaba las palabras que pensaba o sentía, tampoco sabía disimular cuando veía los traseros a las demás chicas.
Hubo ratos en que le gustaba las palabras que le decía el sólo pensó. Una más de la lista. Tocaba su última materia pero esta vez no le tocó con el le toco con Maited se estaba haciendo su amiga. Después de pasar derechos de empresas fueron a almorzar juntas vio a lo lejos que Dan se acercaba a ellas sólo corrió para evitarlo sólo no quería escucharlo era un poco meloso. 

Al día siguiente sólo tenía dos materias salía tarde de su apartamento suerte que estaba cerca de su Universidad tube que ir corriendo llego y lo primero que izo fue encontrarse con un Dan desganado y con ojeras. Mientras pasaban clases no le dejo atender a ella ya que Dan hablaba con su amigo sobre su noche anterior, habla muy bien sobre una de sus amigas de carrera. Una se acerca no le toma importancia sólo le habla Amanda. 

Era miércoles y Dan con sólo dos días ya había logrado que Amanda salga con él a almorzar, ella sin duda no sospechaba de los planes que tenía para él todo iva bien Amanda se izo más amiga de Maited el sábado tenían para una fiesta los tres.
Paso la semana muy rápido Amanda no quería que fuera así estaba muy nerviosa mientras Maited sólo estaba ansiosa, ella un poco más suelta se creía inocente pero no lo era, en el poco tiempo que se ivan conociendo Amanda pudo ver de Maited una extraña personalidad sus padres les mandaban dinero para sus estudios pero ella la mayoría no iva a clases, llegó el sábado Amanda se puso un pantalón, una solera y sus vans mientras que Maited se fue con un vestido llegaron a la discoteca y estaba super llena a lo lejos vieron a Dan con sus amigos. Se pidieron bebidas Dan se la pasaba lanzando piropos a Amanda mientras que Maited estaba con su otros amigos pusieron un rock clásico querían bailar apegados y suave ella se puso a cantar se sorprendió mucho él al ver que se la sabía de memoria bailaron al compás con pasos muy suaves. Ya era las 3 de la mañana Amanda se quería ir pero Dan no la dejo porque hoy su destino era su apartamento, se descuido un rato de ella y vio que se estaba yendo con su primo no lo consideraba, le caía mal, era todo lo contrario a Dan él estaba mas sobrio salió corriendo detrás de ella pero ya era tarde ya se había ido. Pero nose quedaba sólo estaba su amiga como plato de segunda mesa al parecer su amiga era más fácil que Amanda. Nose la llevo a la cama pero al menos la pudo tocar, sobre pasando sus limites.

Lunes por la tarde Amanda regresaba a sus clases sólo se la paso el domingo hablando con Dan mientras acomodada su apartamento llegaba un poco tarde a su clases entro, nose acordaba lo que había pasado el sábado, despertó en su cama sólo. Dan le había comentado que él la llevo hasta su casa y no fue así. Entro a su clase y vio más personas nuevas el único asiento que le quedaba era con el primo de Dan pero ella no sabía quien era, mientras tanto Dan estaba rodeado de mujeres pero no era las de siempre era otras. Era 3 la una era blanca, gorda. La otra era blanca y flaca, la otra de tes morena, y Maited. Tenía dudas de lo que avanzaban a si que no tubo otra opción que preguntarle a su primo de Dan se llamaba Eugenio, en el almuerzo Amanda se iva con él, pero Dan no iva a permitir que se la llevará a su presa al ver que Amanda tenía un poco de celos a él le parecía absurdo y solo ella no entendía porque tenía celos de él. Siempre le decia.

- Tu eres vip porque nadie puede contigo y las otras son una mas.

Seguro lo decía porque ella era virgen pensó, no le tomo importancia, él solo queria ser el primer hombre que no pudieron con ella. Todas las chicas que pasaron a la lista de Dan se la ve muy mal, no la bajaban de una tipa barata. Entraban a la segunda clase y no había nadie en el aula Dan le dio un Castro beso Amanda. Mientra que ella pensaba en cámara lenta el beso, él solo celebraba porque ya estaba cerca de llegar a lo que quería.Pasaron su semana los dos juntos, la iba enamorando poco a poco a Amanda pudo ver en el un hombre atento, que podría hacer cualquier cosa sólo para verla feliz, muy romántico, caballeroso y ella a sido la única que le a costado que caída en su juego era difícil de que caiga rápido. El docente le cambiaba de lugar para aplicar un examen; mientras que Dan repartía besos a Amanda mientras que su mano pasaba a su rodilla, estaba en las nubes y sabía que él era el hombre perfecto. Unos de sus amigos de Dan la observa con desprecio y asco, el docente llamo a Dan para que se cambiará de lugar pudo notar lo incómodo que se sentía Amanda con la mirada de su amigo y él solo le dijo:

- Tu le dices algo a ella o le sigues incomodando con tu mirada te saco tu puta.

Solo dijo, su amigo se dio la vuelta no voltio más a verla a ella, con lo que le defendió así ya se había ganado el cielo para él. Esa noche la iva a dejar a su apartamento quiso pasar para que al fin fuera suya pero ella se negó ya que no entendía las indirectas que él le lanzaba, Dan ya estaba un poco despertado por hacerla suya que se habia olvidado de quien era él, busco otra amiga que tenía y se fue a follar con ella. Ella sólo leyó los lindos mensajes que él le lanzaba y se durmió. Martes por la mañana Maited se acercó hablarle a Amanda a contarle como le fue con un chico que conoció en la disco pero ella no sospechaba que era Dan, en su segunda clase se encontró con Eugenio se hablaron más y se fueron conociendo; él se dio cuenta que era lo que trataba su primo y le advirtió que tenga cuidado con él no era él chico que pretendía ser sólo era un caballa con las mujeres y un mujeriego. Ella estaba un poco confundía pero no tenia dudas sabía como se comportaba Dan cuando no estaba con él. 



carl90

Editado: 29.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar