Pandora

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Capítulo 7

Con suma desesperación, intenté recordar a base de tacto, el camino hacia mi cambiador. Gruñí al impactar mi rodilla con una de las banquetas frente a los casilleros.

 Al menos, voy en el camino correcto.

Continué con mi tarea, intentado ser lo más rápida y silenciosa posible y rogaba internamente que la tarea de encontrar mi casillero no se volviera un reto.

—¡¿Estás loca?! —Salté emitiendo un chillido y sosteniendo mi pecho—¡Pudiste haberte caído! —Quise bufar al oír su voz.

Un minuto…

¿Él se había preocupado?

—¡Si te lastimabas, y el profesor Hank lo notaba, ¿A quién crees que culparía?! —De acuerdo, no estaba preocupado por mí, más bien por él—Deja que responda, ¡A mí!

Cubrí mis oídos—¿Podrías dejar de gritar?, Me aturdes.

—Escúchame bien, jamás vuelvas a hacer eso estando bajo mi cargo ¿Has entendido? —Suspiré apoyando mi espalda sobre el material frío de uno de los casilleros.

—Bien... —Ambos quedamos en silencio. Al parecer no se esperaba que aceptara—¿Podrías guiarme hasta mi casillero?

Oí su suspiro. Debió de haber entendido que no tenía ganas de discutir con él, debido a que había bajado unos cuantos niveles el volumen de su voz— ¿El número?

—¿Eh?

—El número de tu casillero.

—Ah, así. Veintiséis.

—Bien…sígueme.

¿Estaba bromeando?

¿Es que acaso no entendió que no puedo ver?

—Eh…—Murmuré moviendo mis pupilas hacia todos lados—Yo…

—Cierto—Dijo repentinamente—Eres una ciega—Murmuró entre labios.

Asentí molesta—Exacto, por lo que puedo oírte muy bien ¿Sabías que los ciegos, tienen sus otros sentidos más desarrollados? —Hablé al sentir como se aproximaba a mí—Somos más sensibles a ellos.

—Qué interesante…muero por oír más—Tragué saliva al sentirlo frente a mí—Toma mi mano—Con desconfianza, extendí mi mano hacia el frente y humedecí mis labios con nerviosismo al sentir la calidez de su mano—Ahora, muévete.

No tardamos mucho en llegar y para mi sorpresa, no lo había hecho tan mal estando sola.

—Gracias…—Murmuré al sentir con las yemas de mis dedos la textura del número.

—Como sea, a tu izquierda he dejado tu bastón—Dijo para empezar a marcharse.

—¡Espera! —Negué al haberme percatado de que por poco grité.

Sus pasos se detuvieron—¿Qué?

Rasqué mi nuca, pensando en qué decir con exactitud. Pero honestamente no tenía idea de porqué lo había detenido. Debería haber dejado que se marchara, pero ya estaba hecho. Asher, estaba esperando el momento en que hablara.

—¿Vas a decir algo o qué? —Elevé mi rostro al escuchar su voz, impregnada de una creciente molestia y aburrimiento.

—Yo…—Apreté mis ojos y decidí preguntar con sinceridad—¿He dicho o he hecho algo que te haya molestado? —Hubo silencio por lo que continué hablando—¿O es por mi discapacidad? —No hubo respuesta—Porque sí es por eso, desafortunadamente no puedo disculparme, porque a pesar de que lo haga, seguiré siendo ciega.

Asher suspiró—No es por tu discapacidad. Solo no soy fan de los nuevos—Explicó— Entiendes que no eres parte de nuestro grupo ¿Verdad? —Presioné mis labios, enfocando mis oídos en él—Nosotros hacemos cosas que estoy seguro, una chica como tú no hace.

Elevé una ceja—¿Romper las reglas?

—No, el hecho de poder ver.

Mi expresión se volvió incrédula—Entonces mentiste al decir que no me odias por mi discapacidad—Sonreí sin humor—Pues déjame decirte, que, así como estoy ahora, veo mejor de lo que tú lo haces… y si te causaba tanta molestia, el verme sentada con Penny, Ben y Dick, solo debías decirlo—Mis dientes chirrearon—No te preocupes. No volverás a verme sentada en tú mesa… en cuanto a las guías, lo siento, no puedo cambiarlo. Ahora ¿Podrías irte? —Apreté mis puños al no oír que dijera nada y solo se alejaba.

Ni yo misma me había despreciado cuando mi mundo se volvió oscuro.

Y no dejaría que un desconocido se tomara la libertad de burlarse, ni hacerme sentir inferior.

No si yo no lo había consentido.

(…)

Mi árbol tenía sus ramas de oro.

Un viento envidioso robó mi tesoro.

Hoy no tiene ramas.

Hoy no tiene sueños.

 Mi árbol callado, mi árbol pequeño.



MagieBlack

Editado: 04.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar