Pandora

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

Capítulo 14

Octubre 29 de 2019.

—Te he visto muy animada estos últimos días—Oí hablar a Nana Hailey.

Detuve mis dedos sobre las prominencias de las hojas que pertenecían a la clase de Historia del profesor McCall y elevé mi cabeza hacia donde supuse que ella estaría.

A mi derecha, tejiendo.

—¿Eso has notado? —Me auto cuestioné y me encogí de hombros—Tal vez lo esté.

—¿Y a qué viene tanta excitabilidad?

Tragué saliva—Em…—Apreté mis labios—Si admito el por qué, prometes no decirle a Selene.

Intuí que en su cien como comenzaba a formarse una arruga denotando su ceño fruncido—¿Es malo que tu madre lo sepa?

Negué con rapidez. A decir verdad no lo era, para nada. Pero conociendo a Selene, si tan solo supiera que decidí volver a nadar, eso bastaría para que el dilema de mi operación volviera a los hilos y esa no era mi intención.

—No es eso—Hice una mueca—Pero sabes cómo es ella y… —Cerré mis ojos con fuerza—Solo déjame decirle a mí ¿Está bien?

—¿Está bien? —Dijo dudosa—Pandora ¿Qué está ocurriendo?

Inhalé en profundidad, buscando la manera de decirlo y que no sonara a un loco arrebato de mi parte. Aunque sabía que era todo menos eso.

—Decidí volver a natación—Dije en un muy bajo susurro y hasta creí que de no haber sido yo quien lo admitía, no habría entendido de que estaba hablando.

Mucho menos Nana Hailey, quién no estaba al cien por cien con sus oídos.

—¿Qué? Cielo, o Tú hablas muy bajo o yo me estoy quedando sorda. Lo que me deja a mí como la afectada.

Suspiré—Decidí volver a competir en natación—Admití esta vez, con más fuerza y determinación en mi voz.

Esperé que chillara, que gritara o que tan solo respirara. Esperé todo eso menos…

—¡¿Qué?! —Chilló Selene desde mis espaldas.

Maldije.

—¡¿De veras?! —Esta vez, fue Nana quien gritó—¡Oh, linda! —Sentí sus brazos rodeándome—¡Estoy tan orgullosa de ti!

—Eh…—Me ví interrumpida esta vez por Selene.

—¡Ay, mi linda bebé! —Besó mis mejillas con fuerza e hice una mueca ante la percepción de sus lágrimas quedar en mi piel—Es un gran paso, cariño…yo…ellos estarían muy orgullosos de ti.

Asentí con pesar—Sé que lo estarían.

—Pero…¿Por qué? ¿Quiero decir, no habías decidido abandonarlo por completo?

Suspiré—Sí, lo hice. Pero digamos que la persona qué menos pensé, logró que pudiera idealizarme a mí misma en dos versiones de mi vida. Una en la que continuara con mi postura anterior y otra en donde en mi vida, estuviera la piscina, el agua y la adrenalina… Nunca me agradó la vida sin todo eso.

—¿Quién es esa persona? —Habló Nana. Sonreí algo nerviosa—¿Podría conocerlo?, es decir, a tú madre y a mí, nos encantaría conocer a la persona que ayudó a que tú espíritu volviera a ti.

Rasqué mi nuca con incomodidad.

¿Traer a Asher aquí?

Podría considerar cualquier opción, menos esa.

—¿Es ese chico? —Cuestionó Selene, provocando que elevara mi rostro hacia ninguna dirección en particular—Fue él ¿Verdad? —Pasé saliva— ¿Ashton?

Tanteé con mis manos, las hojas y las removí, intentado de alguna manera alejar la extraña incomodidad que sentía al hablar de él.

—Asher—Corregí en un susurro y suspiré rendida—Sí, Selene. Fue él.

Oí un par de frenéticos aplausos—¡Debo conocerlo! —Me tensé ante el chillido de Selene—Vas a invitarlo, Nana y yo queremos conocerlo.

Comencé a negar con rapidez—Ni lo sueñen.

—Tu madre tiene razón, Linda—Oí a Nana—No sabes por cuanto tiempo, tu madre y yo, hemos esperado por esta noticia y ahora que el momento llegó y que fue gracias a ese muchacho, pues, queremos agradecerle…—Carajo—¿Qué mejor que una cena para agradecerle?

—Por supuesto que no—Me negué con decisión—A penas nos estamos conociendo y solo pasamos tiempo juntos cuando estamos en la piscina, pero no por ello, podemos etiquetarnos como  amigos ni nada parecido.

—No seas aguafiestas, Pandora—Riñó mi madre—Vas a invitarlo, para la noche del viernes ¿Está claro?

—Selene…

—Es eso o juro que iré a la secretaria y hablaré con la señorita Magna, le pediré los datos del joven y yo misma le diré ¿Qué eliges?

Suspiré—¿Con la secretaria Buen humor? —Reí con ironía—Suerte con ello.

—Bien, entonces la llamaré en este instante y le pediré inform…

— ¡Olvídalo! —Gruñí con molestia, tomando mi bastón y poniéndome de pie— ¡Yo le diré! ¡¿Bien?! —Seguido de eso,  a paso torpe me marché a mi habitación, oyendo como Nana le preguntaba a mi madre, cuál sería la cena perfecta para esa noche.

 

(…)

— ¡En sus marcas, listos, fuera! —Exclamó el Sr. Hank, para luego oírse como el agua recibía a los estudiantes que competían por ver quien poseía la mejor marca.

Junté mis rodillas y apoyé mi espalda sobre la pared, para luego cerrar mis ojos. Me enfoqué en oír y grabar todo los sonidos en mi mente. Sonreí con tranquilidad, mientras ubicaba la toalla alrededor de mis caderas y acariciaba con las plantas de mis pies, el mojado suelo.

~26 de mayo de 2016~

—¿En qué piensas? —Volteé y observé a mi padre, caminar hasta el porche de la casa y sentarse en el escalón a mi lado.

Me encogí de hombros—En nada.

Mi padre sonrió, posando su mano izquierda sobre mi rodilla derecha—Algo te preocupa, dime que es.

Suspiré—Estoy nerviosa—Presioné mis manos—En dos semanas es la competencia y temo no dar lo suficiente de mí…no lo sé, asustarme y querer marcharme.

—Oye, no tienes por qué temer. Jamás te enfoques en la presión por parte de los demás, solo enfócate en ti misma—Mojó sus labios desviando su mirada hacia el frente—Recuerdo una vez que tuve que dar  diversas exposiciones en mi trabajo, siempre me asustaba y luego una vez que lo finalizaba y salía de la oficina, casi mojando mis pantalones…—Reímos al unisono—Recordaba cada suceso de ese momento y me decía a mí mismo “Tendría que haber hecho esto o debería haber caminado más” —Se encogió de hombros—Todo lo que con tranquilidad pensaba que habría mejorado la presentación…—Giró su rostro y clavó sus marrones ojos en los míos—No diré que sentirás miedo, pero llegado el momento imagina que ya es parte del pasado, que fue algo que ya realizaste y has todo lo que habrías pensado que podrías haber hecho en ese momento y que pudiera haberte dado ese éxito tan anhelado.



MagieBlack

Editado: 04.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar