Pandora

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 22

Carta N° 152

7 de abril de 2022.

23 Semanas de embarazo.

6 Meses.

Asher,

Tan solo faltan tres meses para su llegada y mi vientre cada vez crece más. Mi doctor lo ha medido y afirmó que seguirá creciendo aproximadamente un centímetro por semana hasta el parto. También me informó que mi bebé puede oírme.

¡Es maravilloso y emocionante!

Sentirlo vivo dentro de mí, sentir sus movimientos ha sido la mejor experiencia de mi vida y no creo que haya otra de esta magnitud.

Los chicos están felices, Selene y Nana Hailey desbordan alegría y tu madre brilla de emoción.

Dana lo supo por mí y le hice prometer que jamás mencionara nada. También supe que tuvo que prometerte jamás decir tu paradero y dolió el saber que no querías ser encontrado.

Dolió.

Hoy, ya no lo hace. Aprendí a vivir con tu ausencia.

Pero, en fin, prometí seguir con las cartas y cumpliré con mi promesa. Este día, supe que sexo tendrá el bebé.

¿Niña o Niño?

Selene y Nana apostaron contra tus amigos y tu madre a que sería niño y ¿Quieres saber quién ganó?

Dana, Dick, Ben y Penny.

¡Sí! ¡Es una niña!

Tendremos una hermosa y fuerte niña. No tengo manera de expresar la felicidad que alberga en mi corazón. Estoy alegre y agradecida. Te agradezco a ti por darme la oportunidad de vivir esta experiencia.

Ben siempre le canta, dice que él y tú solían burlarse de Dick, debido a que estaba obligado a cantarle una canción a Kara. Tal vez la recuerdes;

Mi lindo globito de rojo color,

Subía y subía,

Para ver el sol,

De pronto escapó,

No sé qué sucedió,

Mi lindo globito,

¡Pum! reventó.

Suena gracioso y tierno a la vez, pero a mi bebé parece agradarle, puesto que cuando lo susurro, da un ligero golpe en mi vientre. Todas las noches se lo recito y parece amarlo.

Últimamente me he mantenido ocupada informándome sobre la maternidad, porque, llegado el momento culminante, quiero estar preparada. Afortunadamente todo ha salido bien en cuanto a su salud y me alegro y alivio por ello. He intentado ser responsable y he seguido todas las pautas impuestas por mis doctores. Me he asegurado de mantenerla a salvo y bien cuidada.

Hoy puedo decir que mi pequeño durazno tiene el tamaño de una berenjena pequeña y que cada día noto como aumenta su crecimiento.

Hay tantas cosas que quisieras que vivieras, aquí conmigo. Cosas que no son las mismas siendo relatadas aquí. Lo esencial es vivirlo, experimentarlo y luego transformarlo en un lindo momento.

Pero sigues sin estar aquí. Ya han sido cuatro meses sin saber de ti.

Seguramente, estás estudiando y logrando tus metas por las que tanto te esforzaste incluso hasta antes de conocerme. Por mi parte, mi sueño de ser una gran competidora de natación se ha visto detenido.

Pues, tengo un sueño aún más relevante.

Mi hija.

Me enorgullece saber en lo que me he convertido. He madurado y he crecido.

Estoy lista para enfrentar lo que sea por ella. Estoy lista para volver a ver y para guiar a mi hija por el camino correcto. Ella será inteligente, única, especial y valiente. Esa será mi tarea desde hoy.

Hacerle ver y creer esas palabras, a ser un ejemplo, a que cometa errores y que tenga el coraje de afrontarlos y de aprender de ellos y que jamás, jamás abandone sus sueños.

Sin importar cuan difíciles se tornen.

Ella podrá hacerlo, porque es nuestra hija.

Hoy sonrió porque me di cuenta de lo fuerte que he sido, de que atravesé todo esto y salí de pie sola. Hoy sonrío porque he dejado de necesitarte, he dejado de extrañarte. Más, sin embargo, sigo amándote.

Pero no como antes. Ahora mi amor, se reduce a esta pequeña niña que crece dentro de mí.

Todo le pertenece a ella.

Espero, algún día, volver a verte, Asher.

Te amo, para siempre.

Pandora.



MagieBlack

Editado: 04.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar