Pangera

Tamaño de fuente: - +

Capitulo III

 

KAI, TIENES QUE HACER CASO A TODO LO QUE SELENE TE DIGA, ELLA ES ALGO COMPLICADA PERO SI OBEDECES ELLA NO SERA MALA CONTIGO. TE DEJARE SIEMPRE COMIDA POR SI VUELVES A LLEGAR TARDE, LA VIDA AQUÍ ES UN POCO DURA PERO SOLO SERA POR POCO TIEMPO HASTA LA SUBASTA. COMO ME GUSTARIA HABERTE ABRAZADO HERMANITA TE EXTRAÑE MUCHO, PERO NO PUEDO, PERDERIA LA VIDA SOLO DE INTENTARLO YA QUE LOS BAUMENKERS NO PUEDEN TENER CONTACTO CON SU FAMILIA, NI MUCHO MENOS SALUDARLOS.

                                                 ATENTAMENTE

                                                    BENJAMIN PRESTON

 

El papel se evaporó  al igual que el sobre donde venía el papel. Kailene se sorprendió de lo mucho que su hermano había cambiado ya que no era aquel chico delgado que siempre la cuidaba y con el que siempre jugaba, luego de aquel día, nada fue igual se sintió sola y después de tanto tiempo, no poder ni siquiera abrazarlo hizo que enormes lágrimas brotaran a través de sus hermosos ojos azules. Su hermano era la única familia que tenía en la casa así que no podía perjudicarlo, perdida en sus pensamientos no recordó que su hermano le había llevado algo de cenar, es difícil preocuparse por cenar cuando existen problemas mucho más graves. Se dio un baño para despejar la mente y luego comió todo lo que su hermano le había dejado en la habitación, el primer día en esa casa había sido el peor, pero ella no se dejaría, Selene puede ser una persona muy mala pero en el fondo debe ser alguien muy buena o eso era lo que Kailene pensaba porque había fuertes razones para que Selene odiara a Kailene y ella pronto se daría cuenta de aquello. La chica notó que ya era muy tarde, el espejo se iluminó y una voz de mujer se hizo escuchar, Kailene reconoció la misma voz de hace pocas horas, con tantas cosas no se había fijado que el espejo era el que indicaba las cosas que debía hacer. El espejo ordeno que se acostara y se apagaron las luces, ella estuvo un rato despierta hasta que se durmió por completo.

El frio se hacía presente con más fuerza, Kailene tenía otra vez las mismas pesadillas, pero ahora se sumaba  lo que había ocurrido con su padre, comenzó a gritar desesperada y se levantó sobresaltada, notó que alguien corría hacia ella y la estrechaba entre sus brazos, un abrazo que tanto necesitaba y había esperado por muchos años, comenzó a llorar otra vez, su hermano la abrazaba como si no la quisiera soltar nunca más. Dejaron de abrazarse y el comenzó a observarla hasta que puedo hablar.

-Por Dios Kai cuánto ha crecido, como te extrañe y a papá también no pude aguantar que estuvieses aquí y no poder hablarte, tuve que apagar el sistema de seguridad y las cámaras de este cuarto pero no tengo mucho tiempo, muy pronto se darán cuenta, soy el jefe de seguridad de la Mansión Lila y estoy de guardia por la noche principalmente.

- No te imaginas cuanto te extrañé hermano, nunca volviste, tú también has crecido y estas muy guapo, tienes mucho que contarme pero será luego.

-Kai el papel que recibiste es un papel muy especial, Selene tiene bastante de ese papel en su oficina, ella dice que tiene micro partículas inteligentes que controlan el tiempo de lectura de la persona que lo lee y se evaporan al culminar el tiempo de lectura. Yo he estado robando parte de esos papeles por mucho tiempo esperando que llegue este momento, así que no te preocupes si alguien puede descubrirnos porque eso no pasara, lo único que te pido es que actúes como si no me conoces porque como ya te explique nos pondría en riesgo y ya no voy a poder ayudarte si eso ocurre. Seguiré haciendo mi ronda pórtate bien y te irá bien, te quiero mucho- esos ojos verdes de su hermano la observaron, su hermano le dio un beso en la frente y con una mano le limpio unas lágrimas que se le escaparon. El chico cerró la puerta y ella volvió acostarse, pero no pudo dormir en toda la noche.

 

            Se levantó y se bañó antes de que el espejo le dijera, se sentó enfrente del espejo y allí la misma voz de mujer le comenzó a decir cómo debía peinarse con instrucciones muy precisas. Debía también maquillarse algo totalmente nuevo para ella, el maquillaje no era algo muy sencillo pero ella logró estar presentable y fue la primera que bajo a desayunar.

            Selene no había bajado todavía pero ella sabía que en cualquier momento bajaría. Estuvo diez largos minutos sentada hasta que Selene bajó y se le quedó mirando por un buen rato.



GUSSIE

Editado: 08.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar