Paraíso En Llamas (libro 2)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 21

No regresé a la bodega, esperé a que todos regresaran a casa para saber el ultimátum.
Nos reunimos en la sala, por suerte Sam no estaba abajo.
-Ya salió en las noticias, lo cubrieron como un acto terrorista.- Dice Caín.- Y el mensaje que dejaron para nosotros, fue usado para hacerle creer a la gente que nosotros lo escribimos.
-¿Entonces qué haremos ahora?- Pregunto. La primera misión que dirigía y todo salió mal.
Trato de no pensar en toda esa gente y lo que ellos les hicieron.
-Estaría bien si esperamos a que la reunión de presidentes termine, esa gente estará alerta después de esto.
-Es mejor no llamar la atención por un tiempo.- Dice mamá.- Hasta que las aguas se calmen.
Todos opinaban a mi alrededor pero yo sólo tengo una cosa en la cabeza. Natalia viene a mi lado del sillón, eso sí lo noto. Me codea de broma y yo fuerzo una sonrisa.
-Eh.- Sonríe de lado.-¿Quieres salir?
-No lo creo, no estoy de humor.- Hablo bajo para que nadie más lo escuche. Pero no parecen hacerlo, siguen con los planes.
-Por favor.- Me insiste.- Quiero hablar contigo.
-¿No te preocupa perderte algo de la reunión?
Niega con la cabeza.- Nos lo repetirán si así sucede.- Prácticamente me arrastra fuera de la casa gritándole a mis padres que volveremos en seguida.
Caminamos un par de cuadras en silencio hasta que perdemos la casa.
-Es por él, por Sam.- No es una pregunta.
Me encojo de hombros.- No es importante.
-No sabía que te gustaba.- Dice ella mirando hacia la calle.
Quería contárselo todo pero hasta para mi era difícil de asimilar.- Supongo que ni yo lo sabía hasta hace poco.
-No me mal interpretes pero no entiendo cómo es que él te... te gustó. Digo, sí es bastante atractivo, pero su actitud es demasiada fría, da miedo.
Supongo que ella no lo conoce como yo.
-¿Lo sabías?
-¿Qué? ¿Qué te gustaba?
Niego con la cabeza.- No, me refiero a que si sabía que se iría.
-No, para nada. Al parecer sólo se lo dijo a Caín.
-Supongo que también sabe cuándo se va.
-Oh... eh, eso sí lo sé, lo comunicó después de que ambos se fueran.
- ¿Regresó?
Asiente.
-¿Cuándo se va?
-Mañana, hoy era el último día que estaría con nosotros.

Ahora cobra sentido el por qué insistió en que entrenáramos el doble de lo normal. Quería hacerlo porque se iba.-¿Crees lo que Aria dice sobre él?- Me pregunta.
-No, estoy segura que no. Sam puede parecer un villano, pero no lo es. Creo que se va por otra razón.

-No lo entiendo aún.- Exhala.-¿Por qué él?
-No lo sé Nat.- Digo exasperada.- Sólo sucedió ¿Sí? supongo que apareció en el momento adecuado siendo la persona adecuada. Es un idiota, sí, pero a veces puede ser dulce y despreocupado. Tenemos un millón de diferencias y creo que incluso nos hemos odiado por ellas, pero de momento a otro me sentí cómoda con su presencia y no fue hasta hace unas noches que me di cuenta que me gustaba. Su cuerpo llamaba al mío y me negué tantas veces a él que... supongo paré de hacerlo. Pero no importa lo que yo sienta, tuve suerte esta vez de no ilusionarme demasiado, él va a irse y desaparecerá de mi vida.- Mis palabras salen agrias cuando las digo.
-¿Entonces estarás bien?
Asiento.
-Sí, ahora estoy así porque la noticia me golpeó pero tampoco moriré si se va, digo, no es que lo amara o algo así. Supongo... que era un estúpido enamoramiento.- Aunque yo no pensaba que fuese estúpido, sin embargo no podía hacerme la sufrida por él.
-Bueno, supongo que son buenas noticias.
Trato de sonreír.- Supongo.

Pasamos alrededor de una hora paseando, nos metimos en un lugar donde hacen malteadas naturales y nos olvidamos de lo que no fuese sobre nosotras. Llegamos incluso a habla sobre Cody, ambas lo extrañábamos y queríamos verlo. Pero por desgracia no había forma de comunicarnos con él. El timbre del celular de ambas nos hizo callar. Era un mensaje de Caín. La reunión presidencial había acabado y necesitábamos volver para ver las noticias ya que harían pública una noticia.

-No llegaremos a tiempo.- Dice Natalia.
-Aguarda.- Le digo yo.
Camino rápidamente hacia la chica de la barra y le pido que encienda la TV y ponga las noticias, por suerte, la chica amable acepta. Natalia y yo les avisamos que estábamos mirándolo en un local y no sentamos frente al televisor.

En la televisión se presenta una larga mesa ocupada por diferentes tipos en trajes caros. Discuten entre si hasta que uno, el presidente se pone en pie.
-Esta tarde, les traigo una noticia que para muchos puede significar caos, para otros puede que un tema de burla pero está confirmado por mi y todos los de la mesa presidencial que todo lo que se dirá en estos momentos, es totalmente cierto.- Se aclara la garganta y debo admitir, luce asustado y nervioso.- Hace no mucho tiempo, un hombre dio una noticia, hablaba sobre mutantes, déjenme decirles, que por muy extraño o aterrador que suene, es verdad.- Se escuchan exclamaciones en el local, otros se burlan de las palabras del presidente, Nat y yo estamos sin expresión.- Recién hemos descubierto que existen personas con otro tipo de ADN que son capaces de hacer cosas que nosotros no.- La cámara enfoca su rostro que se ilumina por los flashes de las cámaras.- Algunos de estos sujetos han sido sometidos a pruebas en laboratorios experimentados, confirmamos lo que pueden llegar a hacer y es un peligro para toda la sociedad y no sólo por sus... habilidades sobrenaturales, recientemente hemos descubierto que son los culpables de un virus.- Esta vez, la gente que se burlaba se queda en silencio, puedo adivinar que han escuchado sobre los diferentes casos de fiebre. La noticia de esta se propagó mundialmente pero claro que nosotros sabíamos que no era una simple fiebre, era el inicio del virus. Pero ahora todos creerán que el virus lo causamos nosotros cuando la verdad es que nos afecta a nosotros.- Así es, aunque suene increíble, ellos son los responsables de las sientas de muertes a nivel mundial, aún no sabemos cómo esto es posible pero sí sabemos algo, y es que a como dijo el chico que reveló información sobre estos...- La mueca que hace irradia asco.- Mutantes, cada cinco de diez personas en el mundo, son mutantes.



Abby Conrad

#6639 en Fantasía
#13435 en Novela romántica

En el texto hay: guerra, virus, ancla

Editado: 12.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar