Parte de mí

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Uno

Lía 

29 de Marzo, 2013

-¡Lía! ¡Lía!-Escuché mi nombre sonar a lo lejos. Alcé mi mirada del libro que tenía en mis manos y observé cómo mi mejor amiga venía corriendo hacía mí. La gente del parque en el que me encontraba, la miraban como si estuviera loca. Y no se equivocaban, lo estaba. 

Kate vestía unos pantalones negros, una camiseta negra y una chaqueta ancha del mismo color. Muy típico en Kate, vestir completamente de negro. Llevaba un sombrero que tapaba su cabellera verde y unas gafas de sol para que no la reconocieran. Sonreí ampliamente y cuando llegó donde me encontraba sentaba, se lanzó encima mía. Hacía dos semanas que no nos veíamos, cuando se fue de gira por el estado de Texas. Y dos semanas separadas era mucho tiempo.

Katherine Jeans mi mejor amiga, mi otra mitad, la hermana que nunca tuve. Nos conocimos cuando teníamos cinco años y entramos en la escuela primaria. Estabamos juntas en la misma clase y nos hicimos amigas al momento. Desde aquel día Kate y yo nos hicimos inseparables. Las dos amabamos la música y era nuestro sueño llegar a convertisnos en grandes artistas. Estuvimos a punto de firmar un contrato para ser un dúo, pero pasaron muchas cosas y yo dejé la música, pero Kate siguió por las dos. 

-¡Cuánto te he echado de menos!-Me dijo, me abrazaba con fuerza y yo hacía lo mismo. Había echado de menos a mi chica. 

-¡Yo sí que te he echado de menos!-Nos separamos y se sentó a mi lado, debajo del árbol.-¿Qué tal los conciertos?

-¡Súper bien! En el concierto de Houston apareció Chris de sorpresa, junto con James y Andrew. ¡Fue toda una sorpresa! Cantamos juntos varias canciones, fue de mis favoritos. 

Me alegraba por Kate. Estaba en el momento más feliz de su carrera. Había logrado ser fichada en una importante discográfica y su carrera no hacía más que prosperar. Igual que su novio, el cantante de uno de los grupos de rock más importantes del momento. Había hablado un par de veces con él, pero no le conocía mucho, y menos al resto del grupo, así que los nombres de James y Andrew eran completamente desconocidos para mí. 

A pesar de que Kate y yo habíamos sido amigas desde pequeñas, casi nadie notaba mi presencia. Era la mejor amiga de una estrella de la música y es verdad que mis cuentas en las redes sociales superaban con creces el medio millón de seguidores. Todos querían saber dónde estaba Kate, y yo era esa fuente que les proporcionaría la información. Cuando subía fotos a las reses sociales, rápidamente rastreaban el lugar donde estábamos y venían corriendo. 

No podía acostumbrarme a la vida que llevaba Kate, para mí era demasiado. Así que nunca me arrepentí de no haber formado un dueto con ella. Me encantaba cantar y tocar el piano, pero esos eran otros tiempos. Ya no lo hacía y empezaba a olvidar cómo hacerlo. Eso me aterraba, la música era parte de mí. Podía sentirla recorriendo mis venas y las ganas de sentir las teclas bajo mis dedos o mi voz sonar. Ya no la recordaba.

-¿Puedes hacerme una foto? Quiero subir una foto con las fechas de los próximos conciertos.

-Claro, posa para mí sexy girl. 

^Instagram. 

KateJeanOfficial: ¡Hola Kitties! Traigo buenas noticas

KateJeanOfficial: ¡Hola Kitties! Traigo buenas noticas... ¡Nuevas fechas! Espero poder veros a todos. Próximos Conciertos: Los Angeles, 12/04
Los Ángeles, 13/04

❤️2.756.890 
💬 123.769 

ChrisOfficial: La novia más guapa viene a verme a LA... 
ClubFansKate: Shippeo Máximo.. ¡#Katris! ^

-¿Has vuelto a tocar?-La pregunta me tomó desprevenida. Dejé de teclear en mi móvil la foto que estaba a punto de subir y la miré. 

Sabía que estaba preocupada. Yo misma lo estaba, pero había dejado de tocar. Era algo definitivo, algo que no iba a volver a hacer nunca. Lo echaba de menos. Demonios, que lo hacía. Quería volver a sentir la suavidad de las teclas bajo mis dedos y dejar que mis manos me guiasen. Muchas veces me encontraba sentada en algún sitio, moviendo mis dedos de un lado a otro, imitando estar tocando un piano. La música formaba parte de mí y era algo que no podía negar. Pero no podía volver a hacerlo. Quería dejar escapar mi rabia, mi tristeza, mi felicidad a través de él. Pero no podía, me dolía demasiado. 

-No, he estado ocupada.-Divagué, intentando cambiar de tema, o que Kate se diera cuenta que no quería hablar del tema. 

-Han pasado cinco años, Lía.-Me miró preocupada, no recordaba que hubiesen pasado tantos años. Parecía como si hubiese sido ayer.-Tu padrastro está en la cárcel y no te hará daño. Es hora de que sigas con tu vida. Y tu vida es ese piano. 



Bluesoul

#11167 en Novela romántica

En el texto hay: musica, amor, cantantes

Editado: 10.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar